La Constitución Dominicana ha sido  siempre un pedazo de papel

imagen
EL AUTOR reside en Nueva York.

POR JULIO HIDALGO

Podemos comenzar diciendo que la primera Constitución de la República fue reformada antes de ser aprobada.  Esto así, porque después de declarada la Independencia, y en medio de las guerras para sostenerla, el general Pedro Santana se hizo nombrar Presidente de la Junta Central Gubernativa, que fungía como el primer gobierno de la recién creada República.

Y cuando la primera Asamblea Constituyente estaba lista para aprobar la primera Constitución, Santana hizo aprobar, a la fuerza, varias Disposiciones Transitorias que lo facultaban a “violar legalmente” dicha Constitución.  Entre éstas se destaca el famoso artículo 210.

Otra de las disposiciones estableció que “El ciudadano en quien recaiga la elección del Soberano Congreso Constituyente para la Presidencia de la República Dominicana (Léase Pedro Santana. J.H.), conservará su cargo durante dos períodos constitucionales consecutivos; en consecuencia, terminará su ejercicio el quince de Febrero de 1852”.   Esto contravenía el artículo 95 de dicha Constitución que expresaba que el Presidente de la República es electo por cuatro años. (Negritas J.H.)

En los 86 años transcurridos desde la primera Constitución hasta la llegada al Poder del dictador Rafael Trujillo, ésta fue modificada más de veinte veces. Trujillo la modificó alrededor de siete veces.

En 1962 la Constitución fue reformada, entre otras razones, para permitir que Juan Bosch fuera candidato a la presidencia de la República. La Constitución anterior establecía, entre otros requisitos, que para ser Presidente había que haber residido en el país por lo menos cinco años consecutivos antes de ser elegido.

De la muerte de Trujillo a la fecha, la Constitución ha sido reformada alrededor de 10 veces.

Para afirmar que la Constitución de la República Dominicana ha sido siempre un pedazo de papel, no basta con enumerar las veces que ésta ha sido reformada. Hay que señalar que la mayoría de las veces, sino todas, las modificaciones han sido hechas para complacer los deseos y/o aspiraciones de los gobernantes de turno.  Y lo que quizás es más importante: ¿han respetado dichos gobernantes la Constitución, antes o después de la reforma?

Trujillo, quien cometió innúmeros crímenes y delitos contra personas y bienes de la Nación, se cuidó siempre de tener una Constitución. Durante su dictadura había en el país un Congreso Nacional, una Judicatura, y se celebraban elecciones cada cuatro años.

No ha sido Trujillo el único gobernante que ha tenido la Constitución sólo como pantalla. Lo tomo como uno de los ejemplos más fehacientes de lo que afirmo en el título de este artículo. Invito a los lectores a que examinen por lo menos a la mitad de los Presidentes que hemos tenido.

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *