La cara oculta de la elección del Defensor Público

imagen
El autor es comunicador. Reside en Nueva York.

“En política no hay sorpresas sino, políticos sorprendidos”, cuando menos, eso dice la vieja máxima. La expresión -de mediados del siglo IXX- se refiere al hecho de que los resultados en los eventos político-sociales, obedecen a leyes propias, que justifican su materialización y no al deseo parcial de los protagonistas o de terceros en función de espectadores.

“Solo sucede lo que tenía, racionalmente, que suceder”, no lo que yo o nosotros queríamos, esperábamos o suponíamos que debía suceder. Es de ahí que quedamos “sorprendidos” ante la realidad de los hechos. Pero realmente, los resultados obtenidos, son las consecuencias lógicas de las condiciones que existían. Aunque, por las razones que fueren, nunca alcanzamos a entenderlo.

Pero cuidado, ello no implica que estemos molestos o frustrados ante los resultados. Si nosotros somos fanáticos, pues es evidente que nos vamos a sentir “derrotados”; pero si somos parte del equipo técnico que “dirige” o “analiza” el juego, hurgaremos en los resultados, para determinar en qué fallamos y cómo jugaremos en el futuro para poder cosechar las victorias o por lo menos, administrar las derrotas, si es que no podemos evitarlas.

Eso es lo que me propongo al pasar revista a los “numeritos fríos” que el BOE de NYC (Board of Elections) publica en su página web sobre la reciente elección del Defensor Público o Public Advocate, el pasado 26 de febrero.

Las “particularidades” que notamos en los resultados, a veces nos resultan agradables, otras no tanto; pero, en todo caso, siempre son “realidades” con las que tendremos que convivir. Veamos algunas:

  • El candidato ganador Jumaane D. Williams sacó mas votos en su casa, Brooklyn, que todos los candidatos juntos en El Bronx. Aquí se resaltan dos verdades muy claras: (a) en El Bronx la gente no sale a votar y (b) Jumaame tiene muy bien unificada su base de apoyo natural.
  • Al obtener 134,000 votos (33%) en una elección especial, el joven concejal del distrito 45 se perfila como un potencial contendor para la Alcaldía de Nueva York.
  • El honroso y sorpresivo segundo lugar alcanzado por el republicano Erik A. Ulrich, 77,026 votos (19 %) augura quizás, un resurgir de las fuerzas conservadoras en NYC.      
  • Ydanis Rodríguez, nuestro candidato, con un modesto 5to. lugar (6%) muestra que no basta con desear algo sino, que hay que contar con las herramientas básicas para lograrlo.
  • Rodríguez superó a Melissa Mark-Viverito en uptown Manhattan y en El Bronx y esto es un golpe contra los dominicanos que la apoyaron y que se volvieron contra Ydanis.

Pero lo que mas se destaca de estos resultados es que, en los distritos electorales de El Bronx, donde Ydanis superó a Melissa, son precisamente aquellos que están en los predios del Distrito 18 al Concejo y del Distrito 32 al Senado Estatal. Nótese que, desde hace mas de 15 años, el líder indiscutible de estas demarcaciones, lo ha sido el Reverendo Rubén Díaz.

Esta “realidad” electoral, define al Reverendo Díaz como, el mas influyente de los oficiales electos en El Bronx y lo coloca en una posición de mucha ventaja, a la hora de pactar acuerdos entre las comunidades residentes de ese condado.

De hecho, si el actual concejal y ex senador estatal se decidiera a tomar la iniciativa de organizar la comunidad latina, formando frentes comunes de diferentes etnias y sector social, de seguro que se produciría un verdadero terremoto político en el condado de El Bronx.

A consecuencias de estas innovadoras alianzas, tendríamos una camada de oficiales electos, mas identificados con la comunidad que los elige, mas conectados con sus necesidades y demandas, pero, sobre todo, con la encomienda de “adecentar” el ejercicio público.

La carrera de servidor público, de tanta importancia para las comunidades emergentes como la nuestra, se ve seriamente afectada, debido a que los políticos tradicionales -con honrosas y conocidas excepciones- sólo atinan a presentarnos proyectos que garanticen su escalada social y económica, de manera personal; no en beneficio de los votantes.     

Sólo es asunto de que Rubén Díaz padre, con su comprobado prestigio, se ponga a la altura de las circunstancias y compacte las comunidades del condado para que participen de manera masiva, respaldando con el voto, a los candidatos mas idóneos, que serán presentados por una coalición de líderes religiosos, comunitarios y trabajadores de todos los sectores.

No tengo dudas de que el éxito del Reverendo está garantizado, habidas cuentas de que tiene un equipo de hombres y mujeres que durante cerca de treinta (30) años, lo ha estado respaldando en su brillante carrera. De manera muy particular, debo reconocer a las dos personas que encabezan dicho equipo: Ms Leila Martínez y Mr Angel Gaud, dos colaboradores “Clase A” del Reverendo.

Este es el lado “dulce” del “amargo” resultado que nos trajo la elección especial para el Defensor Público. Nuestro candidato quedó en quinto lugar, pero, no hemos perdido. Mas bien hemos ganado; no sólo en experiencia sino, en la comprensión del promisorio escenario que se nos presenta, con el liderazgo probado, vibrante y confirmado del Reverendo Rubén Díaz y su formidable equipo de trabajo.

¡Vivimos, seguiremos disparando!

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.