Inflación, recesión y costo de capital (OPINION)

imagen
EL AUTOR es administrador financiero. Reside en Santo Domingo.

La pandemia Covid-19, viruela del mono, guerra Rusia-Ucrania, amenaza conflicto entre, Estados Unidos, China y Taiwán, mantienen en vilo los sectores: económico y de salud, del mundo global. Dos años y medio que los países que conforman la tierra no saben lo que es vivir en paz y en salud de manera estable, pues cuando no es una es la otra.

Desde que se sintieron los primeros síntomas de dichas situaciones las bancas centrales y las haciendas no han dejado un momento sin que hayan tomado previsiones y soluciones a la carrera debido a las distintas situaciones que han surgido como secuelas de los mencionados eventos.

La inflación galopante global causada por el aumento de los precios del petróleo, materias primas o commodities y crisis de la cadena de distribución,  han llevado a las autoridades monetarias y fiscales a tomar decisiones extremas sin mucho análisis, para contrarrestar situaciones que de manera inesperada amenazan el bienestar de la humanidad.

De ahí que, dichos eventos hayan llevado a las haciendas y la banca central de cada país, en principios, a expandir el gasto y la liquidez, combinando políticas creativas: monetarias y fiscales ortodoxas, con lo que evitaron en su momento la parálisis del aparato productivo, aumento del desempleo, caída de la oferta y la demanda de manera traumática y estrepitosa.

Pero con el paso de los meses,  la situación se agudizó, aumentaron los precios de manera desproporcionada, lo que hubo que revertir las medidas que en principios se tomaron de: aumento de liquidez y de sobre gastos, por el contrario se mejoró la calidad del gasto y se incrementó el costo del capital, con el propósito de contrarrestar el incremento de los precios desmedido.

Situación que amenaza traer consigo una recesión, disminuyendo el Producto Interno Bruto debido a la caída de la producción y demás signos económicos, por ello la banca central dio respuesta monetaria al no perder tiempo, aumentando los tipos de interés o el precio del dinero y, las haciendas en gastar con calidad y donde sea necesario gastar.

Hoy, la economía de Estados Unidos, vuelve a contraerse y crece el temor de una recesión, a pesar de que no ha pasado un mes, cuando el Banco Central de los EE.UU (Fed), resoluto aumentar, por segunda vez en menos de un mes, la tasa de política monetaria en O.75% o 75 puntos básicos.

Dicha medida ha llevado la tasa de política monetaria a 2.50% o 250 puntos básicos, para continuar disminuyendo los precios de bienes y servicios pero las situaciones que han dado origen a la crisis económica y de salubridad en vez de disminuir o desaparecer se han agudizado lo que hasta ahora las subidas de tasas, lamentablemente, no han impactado de forma significativa en bajar el  Índice de Precio al Consumidor (IPC).

Lo anterior, ha dado lugar a que las bancas centrales, continúen aumentando los tipos de interés, con el agravante de que en caso de que los aumentos del precio del petróleo, materias primas y otros insumos persistan, podría surgir una grave recesión en caso de que la banca central se vea compelida en continuar aumentando los tipos de interés, como se prevé, que tendrá que hacerlo.

Algunos economistas del plano local, afirman que de seguir apreciándose el peso dominicano ante el dólar, podría producirse una baja en la rentabilidad, afectando el sector exportador e importador, turismo, zonas francas, divisas y hasta los flujos de inversiones.

El gobernador del Banco Central de la República Dominicana, afirmó que la inflación interanual fue inferior en mayo y junio a la registrada en abril del presente año, lo que revela que la inflación interna comienza a ceder, pero la externa que influye en el lar nativo no da tregua y continúa su agitado curso.

Ante esta delicada situación mundial, es menester hacer un llamado a la sensatez de los distintos sectores de la vida de la nación dominicana para que depongan su actitud de hacerles altas demandas en el orden salarial y de otras índoles a las autoridades gubernamentales.

Esto así, ya que no es un secreto de que la situación es difícil para todos los países, lo importante ahora es poder mantener las actuales condiciones de vida de todos los dominicanos y por supuesto que cada dominicano aporte un granito de arena, que coadyuve hacerle frente a la actual situación inflacionaria importada, colaborando de esta forma con el presidente madrugador, Luis Rodolfo Abinader Corona e integrantes de su administración.

No existe por el momento una alternativa diferente, que no sea la que el Banco Central dominicano y el resto del mundo aplican en estos momentos,  para paliar o aliviar la situación económica imperante.

Ahora, toca a los demás sectores del país cumplir con su parte, pues es obvio que el primer mandatario de la nación, Luis Abinader Corona, sale de su despacho cada día sin descanso, para palpar la realidad y buscarle solución a los casos más extremos.

Los dominicanos y el resto del mundo viven momentos difíciles, pues de agudizarse los hechos que actualmente suceden, muchos de ellos por sorpresa, sería un verdadero caos para la humanidad.

Los individuos, las familias, empresas privadas y funcionarios públicos deben ser frugales en los gastos, gastar con calidad y gastar solo donde se debe gastar, dejando a un lado las erogaciones vanidosas o superfluas.

Hay muchas acciones que todavía se pueden tomar con el propósito de disminuir los gastos. El ser humano se acostumbra muy rápido a la vida loca y fácil, entrando en la zona de confort que nadie quiere abandonar por motus propio, a no ser que se le obligue con medidas de austeridad extremas.

La inflación y recesión, son ciclos económicos que se deben combatir con políticas monetarias y fiscales bien formuladas para evitar peores consecuencias.

Seguro, que si impera la sensatez, buena voluntad, inteligencia, buena fe y con la ayuda de Dios, Todopoderoso, las naciones en conflicto depondrán sus actitudes ambiciosas y las plagas que hoy azotan el mundo desaparecerán muy pronto. Pongan estos eventos en oración y se conocerá la voluntad poderosa de Dios.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios