Gracia del Jubileo parroquia San Antonio de Padua celebra su centenario

imagen
LA AUTORA es mercadóloga y comunicadora. Reside en Santo Domingo.

La Parroquia San Antonio de Padua de Gascue, en la ciudad de Santo Domingo, celebrará desde este 8 de diciembre hasta el 8 de diciembre 2020 su jubileo en ocasión de celebrar su centenario, desde donde podrá recibirse con las debidas disposiciones espirituales la gracia de la indulgencia plenaria.
Este jubileo se iniciará con la Santa Eucaristia este sábado 7 de diciembre, la cual será presidida por el Arzobispo de Santo Domingo, Monseñor Francisco Ozoria a las 6:00 p.m.
Conozcamos algo de la historia de esta bella parroquia.
La parroquia San Antonio de Padua se crea el 8 de diciembre del 1920 mediante el decreto de Monseñor Adolfo Alejandro Nouel, arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Santo Domingo, primada de las Indias, considerada en ese momento no como un templo, sino como un área geográfica que a futuro tendría su templo  dedicado a dicho santo.
En aquel tiempo, esta área correspondía a la parte oeste aledaña a ciudad nueva, lo que se convertiría en el sector de Gazcue, el cual proviene de estancias y villas particulares que con el tiempo se convirtieron en solares que se fueron urbanizando.
Entre esas estancias se destaca la hacienda Primavera, propiedad de Enrique Henríquez, en donde años después (1955) se construyó el primer templo parroquial. Según el censo del año 1919, su población era de 865 personas.
En esos momentos el país se encontraba invadido por fuerzas norteamericanas.
A pesar de estas vicisitudes sufridas por dichas convulsiones políticas, la fe crecía con el tiempo y la parroquia ha ido creciendo, convirtiéndose recientemente también en la primera parroquia que utiliza de forma permanente los medios de comunicación para la transmisión de las misas en domingo e incluso retiros espirituales; hecho que ha recibido gran respaldo sobretodo por la población envejeciente que no puede trasladarse a los templos.
Para recibir la indulgencia plenaria, la cual se podrá recibir para si mismo o para ofrecerselo por algún difunto, se deberá estar en gracia (recién recibido el sacramento de
 la reconciliación) y participar en la Eucaristía, comulgando en la misma, previo haber rezado el credo y ofrecerla por las intenciones del Papa.
Es importante recordar que se puede recibir una indulgencia diaria durante el periodo jubilar.
La indulgencia plenaria es la remisión de todas las penas a consecuencia de nuestros pecados.
Aprovechemos esta gracia que nuestro Señor nos ofrece e invitemos a todos los que aun no conocen esta importante noticia.
Gracias Señor por tu misericordia!
wj/am
¡Comparte esta noticia!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios