Gobierno de Haití rechaza violencia contra referendo constitucional

imagen
Claude Joseph

Puerto Príncipe, 1 jun.- El Gobierno de Haití rechazó las amenazas violentas contra el referendo constitucional y llamó al diálogo a los líderes de la oposición, reveló hoy la prensa local.

Tras las declaraciones de varios representantes de partidos y organizaciones políticas, que alentaron a sus simpatizantes a quemar los materiales electorales para impedir la consulta popular, el primer ministro interino, Claude Joseph, estimó que las fuerzas hostiles deben aprender a dialogar y resolver los problemas sin recurrir a la violencia.

«Las escenas que estoy viendo, por ejemplo, de un excomisario del Gobierno con un machete en la mano y otras declaraciones, creo que esto no nos llevará a ninguna parte», dijo el también canciller al diario Nouvelliste.

Insistió que la violencia no es el camino y reiteró que el Gobierno está dispuesto a sentarse y escuchar a todas las partes.

En la última semana plataformas como el Sector Democrático y Popular, el partido Pitit Dessalines o el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), Joseph Lambert, criticaron el ejercicio democrático y aseguraron que viola la Constitución vigente, en la cual se establece en proceso para aprobar una nueva.

Lambert incluso afirmó a la prensa que destruiría las oficinas electorales en el departamento Sudeste, uno de los más importantes del país, mientras que el exsenador Antonio Cheramy, quien impidió la ratificación del primer ministro en 2019, amenazó con iniciar la operación «desplazamiento legal y rebelión» contra la modificación de la ley de leyes aprobada en 1987.

Por su parte, el líder de Pitit Dessalines, Moïse Jean Charles, alentó a la población a quemar los materiales electorales, y llamó a una revuelta.
Jospeh, en cambio, subrayó que el Gobierno no está haciendo nada inconstitucional, y aseguró que la carta magna vigente no prohíbe su sustitución mediante referendo.

«Es un cambio total, es una nueva Constitución», afirmó antes de subrayar que nada en la ley de leyes impide al pueblo cambiarla.

La consulta popular está prevista para el 27 de junio y de aprobarse regresará al país a un régimen presidencial, podría eliminar el Senado y otorgar derechos políticos a los integrantes de la diáspora.

No obstante, los sectores de la oposición critican la unilateralidad del referendo, su presunto desapego a las leyes y el autoritarismo del presidente Jovenel Moïse, que desde enero de 2020 gobierna sin contrapesos del Parlamento, mientras se debilitó el Poder Judicial.

of-am

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios