Evaluación edición VIII de Premio La Silla (OPINION)

imagen
Ivette Marichal mientras agradecía el reconocimiento Premios La Silla.

El ceremonial de gala de los VIII Premios La Silla, de la Asociación Dominicana de Profesionales del Cine (ADOCINE), fue un éxito, logrando en primer lugar ser más que una esperada continuidad del honor del cine hecho por sus profesionales nacionales.

Los VIII Premio La Silla, no se pueden calibrar solo en la circularidad previsible sobre la justicia o no de las películas galardonadas.

Las películas y talentos que ganaron fueron las que resultaron favorecidas por el voto de quienes podían sufragar y eso es inapelable, un hecho consumado y, justo y equilibrado, a nuestra forma de verlo: los miembros ADOCINE.

La pregunta que se hace, tras el ceremonial, la transmisión en vivo, es ¿Quién ganó realmente en Premios La Silla? En el galardón ganó la literatura dominicana, y en especial su creatividad narrativa.

En La Silla triunfó el concepto. Se enriqueció en pensamiento cinematográfico que procura la trascendencia de la industria, sin dejar de ser industria.

Las tres películas que más estatuillas ganaron (Mis 500 locos, Candela y Papi) se basan en sus guiones, en tres novelas dominicanas de: Antonio Zaglul (testimonial) Rey Andújar y Rita Indiana Hernández, sin menospreciar la cantidad de reconocimientos que cosechó Hotel Coppelia, con guión escrito por Cabral, quien podría perfectamente retrabajar su guion para perfilarse como novelista de consideración.

La literatura nacional es rica en personajes, colores, argumentos, historia, situaciones, giros dramáticos que de ser detectados por la generación actual de directores, otras muchas serían las novelas llevadas al cine.

ADOCINE tenía la deuda de montar el Premio se cara a lo estrenado en 2020 y 2021 en realidad, y a pesar de que reiniciaron los rodajes en plena pandemia, a pesar de todas las condiciones adversas: sin patrocinios y   con la dispersión que provocó la pandemia, la directiva de ADOCINE decidió montarlos. Ese fue un acto de valor profesional y de fe en lo que se hace.

El resultado de los Premios La Silla, deben servir para volver la mirada crítica a las ideas frecuentemente utilizadas de modo facilista para rodar cualquier cosa. Cuando se parte de un buen concepto, de la creatividad puesta en servicio de la inteligencia y la capacidad del buen comunicar, el fruto es la calidad. Es una experiencia que todos deberíamos ver.

Pero hay otro triunfo factor que ha triunfado siempre en La Silla: todas las producciones ganadoras como Mejor Película, corresponden a directores de menos de 40 años, (2013-2021) con una media de edad de 30 años. ADOCINE han sido constante en reconocer el talento de los directores jóvenes.

La directiva integrada de ADOCINE, dio el paso al frente y todo se fue resolviendo sobre la marcha. El equipo directivo que decidió esta premiación ahora es integrado por Iván Reynoso, presidente, Alan Nadal Piantini, vicepresidente, Danilo Reynoso, tesorero, Carol Herrera, secretaria, Johanné Gomes Terrero, José Billini, Desireé Díaz Silva, Ronni Castillo y Amaury Pérez.

Luego de anunciarse por segunda vez que la edición del premio si se montaría en agosto, llegó el apoyo de Ministerio de Turismo y DGCINE y Cinemateca Dominicana y por parte de la industria misma, se hicieron presentes Aprodomcine, Estudios Quitasueño, Lántica Studios, BKT Financial Advisory, Motorhome dominicana, Viva (telefonía móvil), La Nave Post, Transekur, Larimar Films, Rufiosa, La Casita, Ron Siboney y Caribbean Films.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios