EL PLD en su tramo de división

imagen
EL AUTOR es político. Reside en Raleigh, Estacdos Unidos.

Reiteramos, que cuando escuchamos al Presidente Danilo Medina dar gracias a su asesor de campaña, el brasileño Joao Santana Feguereo, en su discurso de congratulaciones por su impensable victoria de mayo del 2012; creíamos que estaba despidiendo de una manera elegante a un servidor pagado que había hecho un trabajo satisfactorio.

Mas no fue así, en una de sus fallas de control emocional, el Presidente presentó ante el país, un personaje hasta entonces desconocido en el ambiente político nacional, que sería muy importante en sus planes políticos inmediatos.

Después del 16 de agosto del 2012, comenzaron aparecer casi de manera mágica, muchas veces sin que nadie las pidiera, explicaciones, declaraciones del mismo Danilo Medina y de sus funcionarios sobre la situación que habían heredado de la administración del anterior Presidente Fernández.

Así comenzó una batida en la administración pública, con la intención de sustituir los allegados a Leonel Fernández que detentaban posiciones importantes en el Estado; hasta en las pequeñas dependencias, se les pedía explicación a los encargados sobre los gastos en el penúltimo semestre del 2012.

La respuesta más colorida, y más explicativa, se la dio un encargado de contabilidad a uno de los nuevos directores, en una dependencia, cuyo nombre nos reservaremos, para no involucrar a terceros; cuando el susodicho director, quejándose, le pedía explicaciones sobre todos esos gastos de combustible y dietas, de los últimos meses, recibió una sonora respuesta que lo alejó sin decir palabra.

“Respetuosamente Sr. Director, todas esas facturas de gastos en combustibles y dietas, hasta para personas que no pertenecen a esta Institución, fueron las que hicieron posible que el Lic. Danilo Medina sea Presidente de la República hoy, y que usted sea director de esta Institución.”

Fue así, como todo el cuerpo del Estado, a iniciativa del Presidente Leonel Fernández, se vio obligado a cargar con el pesado fardo de una candidatura que distaba a casi 30 puntos de un candidato carismático y populista como el Ing. Hipólito Mejía.

A las declaraciones de los funcionarios contra la anterior administración, se le sumaron los llamados juicios populares. Sectores políticos de ultra izquierda, que para organizar un micro mitin, deben convocar quinientas veces su militancia, comenzaron a reunir masas populares en las plazas públicas, y a condenar a Leonel Fernández; ¿Qué había pasado, de la noche a la mañana, se había radicalizado un pueblo de días festivos y merengue en la calle, contra alguien que ya no tenía el poder?

No, estos grupos estaban siendo financiados por personeros del nuevo gobierno; era una táctica para desacreditar moral y políticamente a un hombre que había sido Presidente tres veces, y que sin lugar a dudas dejaba un liderazgo cimentado con profundas raíces en el pueblo dominicano.

Cuando los enajenados de la ultra izquierda se cansaron, y dejaron de ser titulares en la prensa, había que buscar otras alternativas; entonces fue que los personeros de palacio, algunos que han acompañado al Lic. Danilo Medina a lo largo de su carrera por la presidencia, decidieron junto a Joao Santana, otro tipo de táctica.

Estaban enterados del estatus legal del delincuente confeso, y ex convicto Quirino Ernesto Castillo; y como sabían que éste estaba dispuesto a venir a República Dominicana, para reclamar los bienes incautados por la Procuraduría General, por sus actividades de tráfico ilícito de narcóticos, le dieron una ayudita; creándoles además una historia en contra del Dr. Leonel Fernández.

El ex convicto Quirino, entró al país por el área VIP del aeropuerto Las Américas, y salió de allí hasta con escolta oficial; por cierto el oficial que lo acompañó, se sintió tan protegido y honorado que hasta lo confesó públicamente.

¿Cómo se podía mantener, la historia insulsa de Quirino en la prensa escrita, radial y televisiva por cerca de 20 meses?, pues pagando esa mala publicidad en contra del Dr. Fernández; pero además, midiendo constantemente sus consecuencias en la figura política del atacado con la deleznable estratagema.

Todo esto se hizo, con el deliberado propósito de llegar al tiempo electoral del 2016, con la figura de Leonel Fernández maltrecha, y poder justificar una modificación constitucional que permitiera a Medina una re postulación para las elecciones de ese año.

Consiguió su re postulación, pero antes tuvo que pasar por la vergüenza y el dolor de despedir a sus hechiceros favoritos, adornados con esposas y con cabeza cacha, a responder por acusaciones de corrupción en Brasil, su país de origen; lo curioso es que Joao Santana y su mujer, fueron apresados en febrero del 2016 y condenados a 8 años de prisión en el 2017, y todavía en prisión aparecen pagos millonarios del gobierno dominicano por sus servicios.

No hay nada oculto bajo el sol; y todas estas trapisondas y deslealtades eran conocidas por el Dr. Leonel Fernández, que a contrapelo de los desfavorables resultados políticos para su sector, había decidido mantener la unidad del Partido; pero la estocada del pasado 6 octubre, le llevó a entender que esa unidad y ese viejo partido, son irrecuperables.

Esa es la razón, por la que decide abandonarlo, y con él, posiblemente más de la mitad del otro PLD; ese que no fue tomado en cuenta en estos gobiernos de Medina; ese, al que le cerraban las puertas, o le ponían militares con ramos a dar la respuesta de que el compañero director no está en la oficina; ese, al que no se le cogían llamadas telefónicas; ese, al que se trató con desdén.

Pero, no es hora de adelantarse a los acontecimientos; lo que habrá de pasar, pasará; esperemos pacientemente el final del tiempo de ejercicio de poder del viejo Comité Político; ¡ya veremos luego!

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

1 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *