El Ministerio de la Juventud a dos caídas

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

En menos de dos años, han caído dos ministras, del Ministerio de La Juventud y la gente se pregunta: ¿si el presidente ha elegido bien o si simplemente esos ministros han fallado? Hay dos razones para pensar que la política ha fallado o los jóvenes no están preparados para representar a la sociedad en política, y que la equidad de género no es posible. Como dice el refrán: “Para ser pichón mucho volaste”.

Comienzo reflexionando por lo último, que es la equidad de género, muchos han luchado porque en la participación política haya igualdad de género, sin embargo, el fracaso que han tenido dos jóvenes feministas en la gestión del Ministerio de la Juventud, por ahora se puede decir que el país no está preparado para cumplir con ese requisito, o bien falta mucho trabajo educativo y político para lograrlo.

“La política no es una profesión”, ni un pasatiempo”” sino una pasión con el sueño de intentar construir un futuro social mejor” y en general hacerse cargo de los problemas de la humanidad. Estas son palabras de José Mujica. Hoy en día los líderes políticos llegan a una posición en busca de una profesión y no por un genuino sentido del deber cívico y tienen cada vez menos intenciones de servir a aquellos que se dieron a ellos.

 El liderazgo responsable debe conocer los problemas de la sociedad y luchar porque se gestionen políticas en beneficio de los ciudadanos. A los políticos modernos les resulta casi imposible dimitir por principios o por los desmanes cometidos, puesto que no tienen otra cosa que hacer en la vida. Se sabe que hubieron algunos ministros, que sabían que le habían fallado al pueblo y al presidente, pero mejor tuvieron la descortesía de no renunciar.

Con relación a la segunda aseveración, podemos deducir, que los jóvenes no se han preparado en política para aceptar la responsabilidad de dirigir un ministerio y posiblemente la culpa de no sea de ellos, sino más bien del sistema y en especial el sistema educativo que no ha incorporado a la educación formal, la educación cívica como materia de educación ciudadana.

Por otro lado, no se puede culpar al presidente de la república por la designación de esos funcionarios en los puestos de dirección, debido a que cada uno obedece a una cuota de participación política y que el presidente debe cumplir con requisitos y demandas sociales, donde se espera, que haya una equidad en la designación de personas, en el desempeño de los cargos políticos.

La caída de estas dos ministras de la juventud servirá de ejemplo y ha puesto a prueba la participación de la juventud en puestos de responsabilidad política, la equidad de género y el papel de liderazgo que deben asumir los jóvenes y asumir el papel que le corresponde a esta nueva generación. Debe servir como alerta al sistema de educación nacional, para que los jóvenes se preocupen por una mejor formación profesional, ética, social y moral que está exigiendo la sociedad en el manejo de los recursos del estado. No basta con solo ser político.

En la historia de ese ministerio de la juventud, es la primera vez que jóvenes ministros son excluidos de sus puestos por un supuesto manejo irregular de los asuntos del ministerio. La ambición hay que frenarla con prudencia, y esto me recuerda oír a un importante empresario dominicano, decir el dicho de que hijo de colmadero / caballero e hijo de caballero /pordiosero. Estoy seguro, que los padres de esas jóvenes sintieron mucha vergüenza de sus hijos, porque ellos no le habían dado ese ejemplo.

¿Hay que seguir preguntándose, dónde se han ido los valores éticos y morales con que fueron formados esos jóvenes? ¿Dónde se fue el compromiso político que asumieron con la gente? Este tema ha sido abordado por personalidades y representantes de la sociedad civil y cada día tienen más razón de pedir, que se enseñe la educación cívica en las escuelas, juntamente con la enseñanza de la biblia como fuente de valor. Los hijos al igual que los pichones, deben primero aprender a volar bajo la sombra de sus progenitores y luego emprender el viaje que los llevará a puerto seguro.

Juventud, no desmayes, los errores se pueden  corregir y retomar el camino del trabajo, la capacitación y asumir con responsabilidad, las tareas encomendadas.

of-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Jose
Jose
5 meses hace

Hay ministerio que no tienen ningun sentido que no sea dar empleo a los compañeros del partido….ministerio de la juventud, la mujer, entre otros…no generan ningun beneficio tangible que una direccion general no resuelva…solo una fuente mas para la corrupcion….considerar su cierre…ideas para un gasto de calidad

Jose
Jose
5 meses hace

Cuales deben ser las cualidades que tienen que adornar a una persona nombrada en un puesto administrativo ministerial ? Ser medico, gerente, ingeniero, arquitecto, etc…probablemente tener algo de conocimiento del area asignada, pero hay dos dificil de evaluar, la honestidad y la capacidad de servicio, estos es , trabajar pensando en los demas y no en si mismo o particulares…siempre veremos corruptos debutar…

julio cesar
julio cesar
5 meses hace

Wao que desastre estamos poniendo personas que son el futuro de nuestra nacion y nos estan fallando.

Annaisa
Annaisa
5 meses hace

debe crearse el ministerio de la familia y eliminar el ministerio de la mujer y de la juventud que solo sirven para crear botellas.