El Estado se ha convertido en el motor del empleo

imagen
El autor es contador público autorizado. Reside en Miami.

En República Dominicana, el número de empleados públicos, en 13 de sus 32 provincias, supera al de asalariados del sector privado registrados, según un trabajo publicado en 2021 por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Dominicana y Latinoamericana.

El crecimiento del empleo público fue clave para reducir la desocupación tras la crisis de 2002 y 2003, (Baninter) que dejó a uno de cada cinco dominicanos en actividad sin trabajo. Y, si bien el empleo público sigue siendo un factor determinante para mantener baja la tasa de desocupación laboral, que hoy alcanza el 17%, los números muestran que el Estado se ha convertido en el motor del empleo.

Mientras que la cantidad de trabajadores públicos pasó de millón a 2.0 millones en la última década, el número de trabajadores privados formales se mantuvo estancado, el empleo registrado en el sector privado está prácticamente estancado desde hace una década. Piensen en eso.

La ayuda social 

Así llaman los dominicanos a una serie de programas de asistencia social que buscan proteger a los más desfavorecidos del país. Si se suman las ayudas familiares y los distintos programas, el porcentaje del gasto público destinado a la asistencia social en 2021 superó el 9.4% PIB

Pero con un nivel de pobreza cercana al 40%, cada vez más dominicanos dependen de la ayuda económica del Estado. El Observatorio de la Universidad Católica de Santo Domingo advirtió que, sin esta ayuda, el índice de pobreza podría llegar al 50% y el de indigencia al 20%.

No obstante, algunos cuestionan la sustentabilidad económica del sistema de protección social, que en 2021 ayudó a poco menos de la mitad de la población (44.7%), una cifra similar a la de 2019, post pandemia.

Los críticos resaltan que hay tres veces más personas que reciben ayuda del Estado que las del sector privado que, a través de impuestos sobre sus salarios, son los principales financiadores de las arcas públicas (ya que cerca de un tercio de los trabajadores en República Dominicana son informales y los empleados públicos reciben más dinero del Estado del que aportan, porque Estado paga por un sistema previsional defectuoso.

El gasto más alto que tiene el Estado dominicano es el de jubilaciones y pensiones, que se llevan casi un tercio del presupuesto nacional. ¿Por qué entonces representa este gasto una carga tan pesada para el Estado? Porque el sistema previsional dominicano tiene un grave problema de financiamiento.

El principal motivo es que, aunque el poder adquisitivo de los jubilados se ha deteriorado notoriamente en los últimos años, República Dominicana tiene una de las coberturas previsionales más amplias de la región, por encima del 80%.

Según un informe publicado, solo el 23% de los jubilados realizó los 30 años de contribuciones y 22% contribuyó menos de 30 años, gracias a regímenes especiales de jubilación anticipada. Pero la mayoría, un 55%, se jubiló sin aportes.

A esto se suma otro desequilibrio del otro lado del espectro jubilatorio: las llamadas «jubilaciones de privilegio» que cobran, entre otros, el Central, políticos, diplomáticos y jueces, y que alcanzan al 1% del Producto Interno Bruto (PIB)

drsanchez1147@aol.com

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
5 1 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
johnny sanchez hijo
johnny sanchez hijo
2 meses hace

Papi olvidaste esto: Sector público incluyendo instituciones independientes, milicias, ayuntamientos etc llegan a 1.5 millones personas y con nóminas de botellas y gentes con tarjeta supérate coje chks son 2 millones seguros y creciendo

Johnny SANCHEZ Economista
Johnny SANCHEZ Economista
2 meses hace

El gasto más alto que tiene el Estado dominicano es el de jubilaciones y pensiones, que se llevan casi un tercio del presupuesto en cada institución como gastos corrientes. Typo please review