El descaro de Correa y la complacencia del indio Evo

 

 

Siempre acostumbro todos los días a leer varios medios informativos de diversos países y sobre todo, de aquellas naciones en donde aún permanecen en el poder los hipócritas, corruptos y mercenarios populistas del socialismo anacrónico y desfasado. Es la mejor manera de seguir las huellas de estos fariseos líderes izquierdistas,  verlos en su contexto real y proceder político para de ese modo, valorar en conjunto el rol de sus acciones y compararlas con sus vanos discursos llenos de hipocresía y mentiras.

En consecuencia con ello, vamos a comentar la conducta asumida en un acto deleznable e improcedente de dos conocidos populistas andinos: Rafael Vicente Correa Delgado desde hace un mes expresidente del Ecuador y, por la otra parte, el indio cocalero y promotor por excelencia de su consumo Juan Evo Morales Ayma de Bolivia, actual presidente de esa nación.

Como ya es conocido, los populistas del  «Socialismo del Siglo XXI» les encanta estar haciendo a cada rato unas conferencias y encuentros regionales, que al decir la verdad, no les reporta ni un carajo de beneficio de ningún tipo ni a los pueblos donde se celebran ni a los que son representados. Las mismas siempre las designan con unos nombres rimbombantes y solo sirven para degustar bebidas, vacacionar, contarse sus travesuras políticas y hacer ostentación de sus poderes o riquezas mal habidas. Al final, tomase unas fotos sonrientes y felices para mandar al mundo una imagen de fortaleza, unión y los supuestos «logros de sus respectivas luchas».

En esta ocasión, el anfitrión lo fue el indio cocalero Juan Evo Morales Ayma de Bolivia y el título de la reunión fue el de  «La Conferencia Mundial de los Pueblos» y la misma se celebró en  el Departamento de Cochabamba en la localidad de Tiquipaya. Dicha conferencia duró desde el día 20 al 21 del mes en curso y los gastos para celebrarla ascendieron a la friolera de unos BS$4.5 millones de bolivianos.

El favoritismo ilegal entre socialistas

Si el costo de la citada conferencia es inapropiado en una nación pobre como Bolivia y que, como ha quedado siempre demostrado, esas reuniones y conferencias al fin y al cabo no resuelven nada a los pueblos, mucho más lo es y por demás, una violación a la leyes y protocolos de un Estado, es el hecho de que Evo Morales haya dispuesto hacer uso del avión presidencial para buscar a Ecuador, llevarlo a Cochabamba y regresarlo de nuevo a su país, al expresidente ecuatoriano Rafael Vicente Correa Delgado. Este viajecito de ida y vuelta le costó al erario boliviano la suma de unos US$80 mil dólares, en una acción improcedente, ilegal y violatoria a las normas establecidas en un Estado con respecto a un  exmandatario.

Si esto sucediera en una nación con un gobierno derechista, estos populistas calificarían la misma como una acción de nepotismo político, abuso de poder y de utilizar de  manera inapropiada los recursos del Estado para favorecer a un aliado ideológico.  Pero, como bien sabemos, los «socialistas» siempre tienen unas excusas para cada ocasión y en esa oportunidad dirían que es muestra de «solidaridad revolucionaria».

Lo que sucede con estos gobernantes y ex mandatarios, es que ellos se consideran merecedores de todos los privilegios estatales aún estando fuera del poder como es el caso de Correa. Se sienten seres privilegiados, irremplazables. Se resisten a convertirse en simple ciudadanos. Nada se aferra más a las mieles del poder que estos fariseos e hipócritas del socialismo anacrónico. Se creen hombres y mujeres predestinados a dirigir las vidas de los demás y como ellos entienden que debe ser. Piensan ( y así se lo creen) que nadie lo puede hacer mejor que ellos. Lo que hizo Correa es un descaro vulgar o, como decía el Dr. Joaquín Antonio Balaguer Ricardo «una indelicadeza». Lo de Evo es el accionar de un indio ignorante, adulón e irresponsable. Al parecer se les «olvida» que un presidente no es el dueño de los bienes de un Estado del cual puede disponer a su antojo, sino su administrador para beneficio único del pueblo. (Ver noticia): https://www.eldiario.net/noticias/2017/2017_06/nt170623/politica.php?n=60&-gobierno-uso-avion-presidencial-para-trasladar-a-rafael-correa-a-tiqu

 

La indolencia de Evo «El socialista»

   Mientras Evo Morales se regodeaba con sus invitados, se esmeraba  en que las pasaran de maravillas y no reparó en ningún momento en los gastos asumidos en el evento ni en los US$80 mil dólares del viaje de su pana político Rafael Correa para a una actividad fútil, inicua e intrascendente en la patria del Gral. José Miguel Lanza y Casimiro Olañeta, otro fue el escenario y su actitud como mandatario, al reprimir una marcha e impedirle su llegada al Palacio Quemado, sede del gobierno en La Paz, a cientos de discapacitados muchos de ellos en sillas de ruedas.

   En efecto, sucedió en el mes de febrero de 2016 donde cientos de minusválidos partieron de Cochabamba, justo del mismo lugar donde se realizó posteriormente la conferencia citada, para reclamar al gobierno un subsidio estatal de BS$500 bolivianos que son unos 72 dólares mensuales para poder subsistir debido a la  imposibilidad de trabajar a plenitud. Dicha caminata duró 35 días y recorrieron en condiciones precarias 380 kilómetros hacia la ciudad capital, siendo recibidos por el gobierno de Evo con policías antimotines, a macanazos y bombas lacrimógenas, aparte de impedirles llegar y mucho menos recibirlos.

Esta marcha  fue tan impactante, que la misma fue recogida a plenitud en un documental fílmico por la cineasta boliviana-australiana Violeta Ayala titulado «The Fight», (La pelea) la cual siguió paso a paso la inusual marcha  siendo premiado en el Reino Unido por ser el mejor relato urgente de la Deustche Welle. (Ver documental verídico):https://www.youtube.com/watch?v=mWX-G2NJeSI&t=11s

De acuerdo a un informe de la ONU, en Bolvia hay unas 50,000 personas con discapacidad de las cuales casi el 80% de ellas viven en pobreza extrema. Pero, como pudimos ver, al Indio Cocalero les preocupa más favorecer con $80 mil dólares a su par ideológico Rafael Correa para que viaje cómodo y plancentero a Cochabamba desde Ecuador, que asignarle Bs$500 de subsidio a compatriotas suyos que, aparte de vivir en la indigencia o en pobreza extrema, sufren el infortunio de ser también minusválidos.

Como podemos ver con este ejemplo viviente, este tipo de conducta gubernamental es el verdadero reflejo de cómo actúan y que sienten realmente estos cínicos gobernantes del llamado «Socialismo de Siglo XXI». Este accionar es la real figura lejos de los discursos vacíos y mentirosos a que acuden a diario para engañar a los que les creen sus falacias y sus falsas oratorias mediáticas.

Considero que el pensamiento más elocuente que retrata fielmente a estos impostores contemporáneos del ejercicio  político, lo es la frase que dijera el célebre dramaturgo estadounidense y autor de la obra maestra «Un tranvía llamado Deseo», Thomas Lanier Williams, mejor conocido como Tennessee Wiliams cuando dijo:

«La única cosa peor que un mentiroso es un mentiroso que también es hipócrita».

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
45 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios