El costo de la deuda (OPINION)

imagen
EL AUTOR es administrador financiero. Reside en Santo Domingo.

Cuando las operaciones de las instituciones públicas o privadas son deficitarias o estas entidades requieren expandirse dado el incremento de la demanda de los bienes y servicios que ofrecen, es menester que las mismas recurren al apalancamiento: operativo, financiero o total.

Surgen preocupaciones cuando las personas, familias e instituciones públicas y privadas se exceden en el uso del dinero que toman prestado para financiar sus necesidades y operaciones sin conocer la tasa interna de retorno en relación al costo del capital promedio ponderado del capital adeudado.

Es decir, si la tasa interna de retorno o beneficio social es igual o mayor al costo promedio ponderado de dicho apalancamiento no hay porque desistir de dicho financiamiento, pues lo importante es el aporte que el capital prestado le está reportando a las personas, familias e instituciones públicas o privadas.

Recientemente visitó la República Dominicana, la indonesia, señora Mari Pangestu, directora gerente de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Grupo Banco Mundial, quien conjuntamente con el ministro de Economía Planificación y Desarrollo de la nación dominicana, señor Miguel Ceara Hatton, presentaron un nuevo Marco de Alianza País, con la estrategia de apoyo del organismo multilateral para los próximos cinco años.

Durante su visita que giró la señora Pangestu al país, a la indicada funcionaria del Banco Mundial, se le recordó que, debido a la pandemia Covid-19, al 31 diciembre del año 2019, la deuda del país era de 50.5% del Producto Interno Bruto (PIB), y al cierre del año 2021 era de 62.7% del PIB, al mismo tiempo se le preguntó que ¿cómo ve el nivel de deuda de la República Dominicana en el contexto de la pandemia y la guerra?

A esa pregunta, la señora Pangestu expresó que las autoridades dominicanas, están manejando bastante bien la deuda, pero se debe tomar en cuenta el incremento del nivel de ingresos y más importante mirar los gastos o mejor aún, tener pendiente el uso de los recursos disponibles.

Sobre este último aspecto expresó que es por eso el Banco Mundial se emplea a fondo en trabajar con el gobierno dominicano a los fines de que el país tenga un gasto más eficiente en: educación, reforma eléctrica, gradualmente eliminar los subsidios y reducir el costo de subsidiar los servicios públicos, tal el caso de la electricidad.

Recomendó integrar todos los programas de asistencia social y combinarlos con empleos, mejorando la subsistencia y la vivienda.

También se le preguntó ¿la deuda dominicana es sostenible? A lo que ella respondió que hay varios tipos de deudas. A seguidas ella expresó que lo importante no es el nivel de deuda o cuán alta es la deuda, sino los beneficios positivos que esta arroja.

Inmediatamente acotó, que no gestionar dinero per se, sino financiar el desarrollo del país y sus habitantes, y sentar los cimientos de crecimiento para el futuro, al tiempo de combatir los impactos negativos del cambio climático. En ese tenor el Banco Mundial financiará al país con US$1,800 millones en los próximos 5 años.

Ese dinero será también para mejorar las infraestructuras básicas: electricidad, agua potable y ayudar los negocios, los hogares y las personas más vulnerables. De manera que antes de mirar el nivel de la deuda hay que chequear los beneficios que esta reportará.

Y es precisamente lo que persigue el gobierno del Lic. Luis Rodolfo Abinader Corona, cuando las autoridades fiscales salen a gestionar dinero prestado en los mercados de capitales, organismos multilaterales y bancos privados cuando verdaderamente el país lo requiere, con miras a beneficiar a todo el pueblo dominicano y no, como se hacía anteriormente, que solo se pensaba en privilegiar el interés particular.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios