Ebola, ¿nos acabamos de enterar?

Desde 1976 hasta el 2012 ya habían muerto más de 1,700 africanos a causa de la infección del virus del ébola. Los países del primer mundo han mirado hacia otro lado hasta que el virus de la indiferencia entró por sus fronteras. El temor crece en el mundo por la propagación del virus letal. Desde principios de año hasta el 8 de octubre de 2014 esta fiebre hemorrágica afectó a 8.399 personas matando a 4.033 de ellas en África y unos pocos de ellos en Europa y Estados Unidos. Como medida preventiva, en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) de Nueva York, los viajeros procedentes de países de África occidental son recibidos por un equipo de profesionales equipados con pistolas térmicas para detectar posibles casos de fiebre, uno de los síntomas del virus. En Inglaterra, el Gobierno ha aumentado los controles en los aeropuertos y en la terminal del tren del Canal de la Mancha. A los pasajeros procedentes de zonas afectadas, les analizan el historial de viaje y, en algunos casos, les realizan exámenes médicos. En Francia, el gobierno además de las medidas de detección de síntomas de ébola, en las fronteras, ha preparado un edificio en las afueras de París para los enfermos de ébola en cuarentena. Parecería que el virus del ébola es nuevo, pero fue descubierto en 1976, hace 38 años. La aldea en que se produjo el brote está situada cerca del río Ebola, que da nombre al virus. Desde la fecha han muerto miles y miles de africanos y africanas. A pesar de conocer el genoma, la industria de la ciencia no se había interesado en estudiar la infección producida por este virus. ¿Falta de interés científico, o falta de interés económico?, ¿A qué responde la ciencia? El virus se originó en África y se ha propagado por el mundo. El profesor de microbiología Peter Piot, miembro del equipo internacional que en 1976 descubrió el virus del ébola, afirmó que es “inevitable” la aparición de más casos de ébola en Europa. Hay una alarma internacional causada por la propagación del ébola. Los países industrializados levantan sus defensas. En Estados Unidos, el portavoz del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) Jason McDonald afirma: “Queremos proteger a los ciudadanos estadounidenses”, al referirse a las medidas de protección. El derecho a la salud es un derecho de todos y todas. Ningún país está blindado. Más tarde que temprano la desigualdad nos afecta a todos y todas.

Compártelo en tus redes:
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios