Deuda del Gobierno con suplidores del desayuno escolar es de RD$5,000 MM

imagen
Manuel Ortiz Tejada

SANTO DOMINGO.- El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE) adeuda más de cinco mil millones de pesos a los suplidores del desayuno escolar que se sirve en las escuelas de jornada extendida, denunció la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (FENACERD).

Manuel Ortiz Tejada, presidente del gremio, explicó que «esa deuda tiene al borde del colapso a los suplidores de alimentos para estudiantes y dificulta las operaciones de las empresas y negocios de donde nos surtimos».

«Los suplidores de los proveedores del desayuno escolar tienen problemas, porque  nuestras micro y pequeñas empresas no les pueden pagar», indicó.

Aumento salarial

En otro orden, favoreció que a los trabajadores le aumenten el salario, ya que circularía más dinero y se incrementarían las ventas. Sin embargo, advirtió que «si se aprueba un aumento salarial sin antes reclasificar las empresas, unas 300 mil micro, pequeñas y medianas empresas correrían el riesgo de desaparecer, porque no tendrían capacidad para asumir esos incrementos».

«Un reajuste salarial, unido a los problemas que enfrenta el sector por la falta de un mecanismo de  pago simplificado tributario, sería fatal para las micro, pequeñas y medianas empresas», declaró Ortiz Tejada en el programa “Tres a la Semana”, que se difunde por Cinevisión, Canal 19, donde fue entrevistado por José Miguel Carrión y Daniel Candelario.

Explicó que «nosotros no estamos negados a aumentar, queremos que eso se mantengan y se escriba. Sin embargo, en nuestro país existen leyes que se discutieron y se aprobaron”.

«A nivel internacional se hizo una reclasificación de las micro, pequeñas y medianas empresas que estableció los parámetros sobre los cuales se miden esos negocios, pero nuestros amigos sindicalistas quieren desconocer la ley, y quieren dar la galleta y después hablamos, que sería como decir auméntame el salario y después hablamos», indicó.

Agregó que «no se puede pensar que una empresa que cuente con un capital equivalente a cuatro millones de pesos sea clasificada como una empresa grande. El sector laboral pretende que las empresas sean clasificadas en base a los parámetros que existían en 1992».

Micro empresas en casas de familia

«La situación de las micro empresas que se forman en casas de familia es peor, ya que a pesar de que el esposo, la esposa y familiares trabajen en las mismas, si cuentan con un activos superiores a los cuatro millones, incluida como activo la casa familiar, tienen que pagar a sus empleados el salario mínimo mayor que pagaría una empresa realmente grande», manifestó.



UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *