De liderazgo y partidismo

imagen
EL AUTOR es presidente del PLD en Washington, donde reside.

El director de elCaribe -Premio Nacional de Periodismo 2017-, don Rafael Osvaldo Santana publicó, la semana pasada, un artículo-análisis de la mejor tradición de un género periodístico -ensayo socio-histórico- ya desaparecido que tuvo sus mejores cultores en cienstistas sociales de la taya de JBosch,J-GrullónRCassáJOviedoJFialloFFrancoIDuarteDelCastilloDore-Cabral, entre otros, titulado “El liderazgo y el partidismo dominicano”, en mi opinión, una suerte de cartografía o estado actual de la decadencia filosófica-ideológica-doctrinaria en los partidos políticos y sus líderes; y, desde el espectro internacional, una mirada crítica al neocolonialismo geopolítico en el contexto de una “guerra comercial” de la que el continente Americano no escapa; y más que ello, escenario –geopolítico- de la confluencia de intereses expansionistas de China y Rusia en la ruta de la influencia -histórica-hegemónica- de EE.UU.

Sin embargo, el referido artículo-análisis enfatiza en la génesis histórica de esa orfandad filosófica e ideológica-doctrinaria, cuando apunta que “La ausencia de ideologías o corrientes de pensamiento político, filosófico o doctrinario en los liderazgos y en las fuerzas que los sustentan parece que tiene sus raíces en la historia nacional el siglo pasado. Y no advierte entre los actores ninguna iniciativa para orientarse en una u otra dirección”. En otras palabras, se podría colegir: el triunfo del pragmatismo-político, de la suplantación –orgánica-institucional- de los partidos por sus cúpulas-líderes y la muerte del paradigma altruista-ideológico de la política.

O más claro, y puesto en perspectiva, por don Osvaldo Santana, “El pragmatismo convierte en el propósito abierto por la conquista del poder rechaza todo esfuerzo por configurar un conjunto de ideas o propuestas que permitan identificar un alineamiento ideológico…”.

Ya, desde otro ángulo, Moisés Naím ha diagnosticado el fenómeno, que es universal, en su libro-ensayo “El fin del poder”. La diferencia, y el director de elCaribe también la capta, es que ciertos modelos paradigmáticos, como el “socialismo democrático”, colapsaron y lo que siguió, según Naím, fue una “fragmentación del poder” y una revolución del conocimiento y de la tecnología donde la Internet, la globalización y la inteligencia artificial derribaron los centros tradicionales del poder; y el terrorismo, los ciber-delicuentes, los flujos migratorios y la incertidumbre -ética-filosófica- sobre el fin último del hombre y la ciencia han puesto pata-arriba este mundo.

No obstante, lo anterior no le resta, en nada, al análisis socio-histórico –teoría de la dependencia- que registra con agudeza el autor, pues de lo que se trata es “…de elegir (…) “a lo más eficientes, pragmáticos, que naturalmente encuadren en el formato norteamericano”, y yo agregaría: o en el “formato” ruso o chino.

Y aún así, hay quien se autoproclame de izquierda. ¡Válgame Dios!

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *