Cómo evaluar la Gestión Pública?

imagen
El AUTOR es abogado. Reside en Santo Domingo

La incorporación de prácticas de evaluación se considera hoy en día un instrumento idóneo para mejorar el funcionamiento de la Administración Pública, siendo considerado este mecanismo como un componente crítico dentro de las propuestas de reforma del sector público que se vienen impulsando durante las últimas décadas.

Por mucho tiempo ha prevalecido el modelo tradicional de evaluación basado casi exclusivamente en la verificación del cumplimiento de las previsiones técnicas, legales o presupuestarias, sin poner empeño en la identificación de resultados que verdaderamente impacten de manera positiva en la mejora de los servicios públicos.

Se evalúa por evaluar, sin importar si el resultado de dicha evaluación traiga consigo utilidad en la toma de decisiones gubernamentales o claridad en la eficiencia y eficacia de la acción pública.

Se impone la adopción de mecanismos eficientes de evaluación que nos conduzcan a superar ese modelo ineficaz que ha prevalecido durante tantos años y que agreguen valor público en todo el accionar del Estado a favor de la población.

Debemos encaminarnos hacia la institucionalización de procedimientos modernos de evaluación sustentados en el direccionamiento estratégico, el logro de metas y objetivos claramente definidos, que verdaderamente impacten de manera positiva en la satisfacción de las demandas y expectativas de los ciudadanos.

Se hace preciso la implementación de acciones orientadas a alcanzar una administración pública cuyo objetivo central sea el logro de resultados que impacten en la mejora de la calidad de las políticas públicas a favor de la población, lo cual supone, necesariamente, la evaluación periódica de la gestión pública, sus resultados, así como los impactos generados.

La tendencia de los últimos años ha sido la de mejorar la calidad y productividad del gasto público partiendo de la premisa de que el recurso estatal es siempre limitado y las demandas en un Estado Social y Democrático son cada vez mayores.

Sin embargo, no basta solo con la definición y cumplimiento de objetivos y metas para conducirnos hacia una dirección correcta en la implementación de las políticas de gobierno y la calidad del gasto, sino que se hace necesario además medir adecuadamente el impacto que dichas políticas han provocado en los gobernados.

Una vez valorado de manera cuantitativa y cualitativa este cumplimiento podremos hablar de una mejora (o un deterioro) en la gestión del gasto público, y en general, en el funcionamiento de las instituciones públicas

En verdad, han existido en nuestro país importantes esfuerzos encaminados a crear las condiciones propicias para la adopción de mecanismos de evaluación de la gestión en organizaciones públicas.

Sin embargo, son pocos los casos en los cuales se puede hablar de la utilización sistemática de estos indicadores para evaluar la gestión de organizaciones, programas y políticas públicas con resultados favorables.

Cabe resaltar, entre esos esfuerzos, la iniciativa impulsada desde la Presidencia de la República, en la pasada gestión, encaminada a la instauración de un verdadero Sistema de Programación y Gestión por Metas y Resultados, al cual se le denominó Sistema de Metas Presidenciales.

Mediante el referido Sistema se crea un mecanismo de gestión para garantizar el logro de los objetivos y compromisos asumidos por el Presidente de la República en su Programa de Gobierno presentado a la Nación, permitiéndole a la vez, evaluar y monitorear de manera continua los avances y dificultades existentes.

Es un Sistema orientado a incidir en la consecución de las Metas y Programas prioritarios de gobierno, así como a informar el avance de los resultados tanto a las autoridades gubernamentales como al ciudadano, y el mismo se enmarca dentro del Sistema de Información y Gestión para la Gobernabilidad Democrática (Sigob) que viene promoviendo el Pnud en toda Latinoamérica.

Ojalá y dicha iniciativa pueda ser retomada por la actual administración, confiado en que la misma sentará las bases para que las instituciones que conforman el Estado dominicano desarrollen e implementen mecanismos modernos de gestión y evaluación que procuren mayor calidad y efectividad en las políticas públicas.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios