¿Ya es pertinente que también hable el Doctor Alejandro Báez?

imagen
EL AUTOR es ingeniero industrial y consultor empresarial. Reside en Santo Domingo.

Nunca antes como ahora ha tenido mayor vigencia una expresión atribuida tanto a Hegel como a Otto Von Bismarck: “Lo único que aprendemos de la historia es que nadieaprende de la historia”. Hoy, irónicamente, la mayor potencia mundial ocupa el primer lugar en  número de infectados y de fallecidos a causa del Coronavirus. Mientras tanto, su principal autoridad en epidemiología , el Dr. Anthony Fauci declaró, hace poco: “No se puede volver atrás; pero podría decir que si sehubiera comenzado el confinamiento antes se podrían haber salvado vidas”. Explicó que la gravedad de la pandemia en Estados Unidos, se debe también a la heterogeneidad y  tamaño del país. Predijo que el retorno a la normalidad podría avanzar lentamente “quizás el próximo mes” agregando que “tú no quieres haceralgo precipitadamente” puesto que “terminar la mitigación del virus bruscamente podría provocar un rebrote”.

A través del mundo los científicos formulan, con ansiedad, planteamientos acerca del momento y forma de  volver a la normalidad. Una de las propuestas más  radicales fue presentada el 1 de abril en un editorial de la  revista New England Journal of Medicine, escrito por el Dr. Harvey V. Fineberg, quien fue Decano de la Escuela de Salud Pública de Harvard, Presidente de la Academia Nacional de Medicina durante 12 años y galardonado por el Presidente Bush con la Medalla Presidencial de la Libertad, la mayor condecoración americana al Mérito Civil. Su artículo titulado“Diez semanas para aplastar la curva” indica que su mensajerepresenta“una opinióndominante que limita las defunciones y engrampa de nuevo la economía en una forma sostenible”. Agrega que para eliminar la COVID-19 en EUA: “La meta noes aplanar la curva, el objetivo es aplastar la curva. China lo hizo en Wuhan. Nosotros podemos hacerlo en todo el país en 10 semanas”.Con“bastante inteligencia acerca del enemigo- dónde el virus resurge, cuán rápido se mueve,dónde es más amenazante y cuáles son sus vulnerabilidades- podemos comenzar a re-egernizar la economía sin poner en riesgo vidas  adicionales”. Dentro de 6 pasos resalta:“Nombrar uncomandante”para dirigir la guerra contra el virus” y “Hacer disponibles millones de pruebas diagnósticas”. Concluye diciendo:“Sin tropezar con arranques y paradas y sin aplicar medidas de media tinta en los frentes de salud y económicos, nosotros forjaríamos una estrategia  para derrotar el coronavirus y abrir la puerta al reavivamiento de la economía. Si actuamos inmediatamente podemos lograr que el aniversario del “Día D”, 6 de junio del 2020, sea el día en que los Estados Unidos declaren la victoria sobre el coronavirus”.

En casi todos los países, el plan explícito para atacar la pandemia se concentra en reducir el número de nuevos contagios con distanciamiento social, pruebas masivas en gran escala y aislamiento de infectados y sospechosos. Aquí todavía no se ha informado, categóricamente, si la cuarentena está generando los resultados esperados por el Gobierno pues las Ruedas de Prensa del MSP sólo  aportan datos diarios desconectados, sin usarlos para realizar pronósticos sobre el control de la COVID-19 bajo distintos escenarios.

Sin menoscabar la calidad profesional de todos los médicos dominicanos, el 31 de marzo nos sentimos esperanzados con el nombramiento del Dr. Amado Alejandro Baéz como Asesor del Poder Ejecutivo en salud pública y sistemas de desastres, emergencias masivas y cuidados críticos. Además fue nombrado Secretario Ejecutivo del Comité de Emergencia y gestión sanitaria para el combate de la COVID-19.Formado en la UNPHU, la Clínica Mayo y la Universidad de Harvard, el Dr. Baéz tiene educación académica y experiencia práctica en el manejo de desastres para poder rendirle un servicio inigualable a Rep. Dominicana, su país de origen, participando como protagonista en la coordinación  del combate a la pandemia.Como ilustración, dentro de sus múltiples publicaciones, el Dr. Baez junto al Dr. Girish Bobby Kapur coeditó el libro “International Disasters Health Care:Preparedness, Response,Resource , Management, and Education” que compila 12 trabajos de la autoría de reconocidos especialistas en manejo de desastres, siendo ese texto un indicador de los vínculos que ha forjado el Dr. Báez para recabar datos epidemiológicos, procurar insumos y lograr apoyos internacionales para combatir eficazmente el virus acá , siempre y cuando recibiera el visto bueno para  hacer esas gestiones en nombre  y  a favor del Estado.

Al ser nombrado, el Dr. Báez declaró que no tiene preferencias políticas ni partidarias. Eso, de por sí, no es un factor limitador para su sagrada tarea, sino todo lo contrario pues le confiere amplia credibilidad. Asumiendo plenamente el rol que la vida le ha deparado, él pudiera ser nuestro Anthony Fauci, que no es político, pero ello no le impide ejercer su profesión y expresar sus criterios basados en la ciencia y en la evidencia. Debemos mantener el espíritu en alto porque está trabajando en nuestro país alguien que fue reconocido como Héroe de la Medicina de Emergencias por el American College of Emergency Physicians y que, además,  proclama como fundamento de su ejercicio profesional el lema de la Clínica Mayo: “el mejor interés del paciente esel único interés a considerar” y que “no se puede perder la noción de que la razónde ser de todo médico son sus pacientes”. Hoy día 10 millones de dominicanos somos sus pacientes reales o potenciales, actuales o futuros y, por vía de consecuencias, tenemos la expectativa de que el Dr. Báez divulgue, desde ya, por qué no se prioriza la realización de pruebas diagnósticas, cuál es la evaluación de los resultados del confinamiento y cuáles son los pronósticos del comportamiento de la epidemia en nuestro país. Hace más de medio siglo McLuham expresó, sabiamente: “El medio es el mensaje”. Aquí, y ahora, más que nunca, “El mensajero es el mensaje” pues en esta nación de trabajadores informales  ya se perciben evidencias de que pudiéramos estar llegando a la peligrosa“ fatigaconductual” o “fatiga del comportamiento” concepto que fue esgrimido ante científicos británicos de la conducta humana por Boris Johnson, en los inicios del brote, para argumentar que se  podría generar hartazgo en los ciudadanos si se les ordenaba estar confinados largo tiempo  por lo cual, el hastío de la incomunicación  los induciría a  salir  a las calles, actuando irracionalmente, violando la orden de aislamiento social , precisamente en las etapas en que fuese más necesaria la cuarentena. Basado en ese concepto, Johnson estuvo originalmente opuesto a decretar el confinamiento y planteó la equivocada estrategia de la “inmunidad del rebaño”. Luego rectificó y ordenó la cuarentenapues, por un lado, los especialistas le explicaron que la “fatiga conductual” no ha sido estudiada a profundidad y que no habría evidencias que indiquen  que esa actitud ocurriría en circunstancias especiales como las del coronavirus. Por otro lado,también  tomó en cuenta el muy conocido estudio del Imperial College, cuyas conclusiones pronosticaron resultados apocalípticos aplicando la estrategia pura y simple de “inmunidad del rebaño”. El aislamiento social es imprescindible.

Bien o mal estudiada la “fatiga conductual”que induciría  a desobedecerla cuarentena no puede confrontarse tomando como base, exclusivamente , el simple “monopolio del ejercicio de la fuerza legítima” de que habló Weber ,sino que  el reclamo de la necesaria  obediencia del aislamiento debe estar fundamentado en la persuasión, en la comunicación social , explicando cuáles son las razones de lo que se ha hecho para combatir la epidemia, de lo que se ha dejado de hacer, de lo que se hará y, sobre todo, aclarar cuál es el pronóstico esperado de la evolución del coronavirus. Todo esto debe formularlo, periódicamente, el rostro fresco de una persona con legitimidad científica y social  cuyo nombre seria redundante mencionar y que catapultaría su aporte social contra el coronavirus saliendo del anonimato. En tiempos de Balaguer el Dr.Juan Manuel Taveras asumió el rol que le correspondió y dejó como herencia la Plaza de la Salud. El Dr. Báez tiene la oportunidad de dejar como herencia a sus hijos y a todos los dominicanos el legado de haber coordinado un manejo exitoso del coronavirus, para lo cual debe contar con el apoyo irrestricto de todo el aparato del Estado, desde su primera figura hasta el más humilde empleado. Hace 90 años Pedro Henríquez Ureña, la encarnación más excelsa de nuestra cultura regresó a nuestro país, lleno de ilusiones, con el ideal de reorientar la educación ciudadana como Superintendente de Instrucción Pública. La indiferencia y el maltrato de Trujillo le impidieron cumplir su meta y pronto  marchó nuevamente al exilio, hasta su muerte. La Nación debe seguir actuando unida en el combate del virus y  también mantenerse vigilante para que no ocurra ahora, con la salud y la vida, lo que antes pasó con la educación.

Siendo legos en asuntos médicos, nos referimos a las  persistentes prédicas de Catón sobre Cartago y recordamos el título del trabajo publicado el 27 de Marzo: “Son obligatorias “Pruebas rapidas” a 100% de los sospechosos de Coronavirus”.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
ARTURO MORATÓ B. (£)
ARTURO MORATÓ B. (£)
2 Años hace

Este disparatoso me quiere hacer sombra.

Eduardo Guillermo (El Original)
Eduardo Guillermo (El Original)
Responder a  ARTURO MORATÓ B. (£)
2 Años hace

Rosa igor mi hija pero tu no descansa. vives pendiente de Morato y lo ves en todas partes. es que tanto lo admiras mija?

El Franco Surrador (The swiper)
El Franco Surrador (The swiper)
Responder a  Eduardo Guillermo (El Original)
2 Años hace

El problema mi deleitable deleite es que tu eres tan estupido que te ponen la trampa y tu mismo la armas y te enganchas.

Galleno
Galleno
Responder a  Eduardo Guillermo (El Original)
2 Años hace

Y quien a menos que no sea tu deleitable Ba Ba S, le hace caso a tus embarres.