Vuelven las encuestas (OPINION)

imagen
El autor es periodista. Reside en Santo Domingo.

La encuesta es una herramienta para indagar la valoración de un hecho, examinar una situación o medir la opinión ciudadana en torno a algo ocurrido o por ocurrir, lo mismo que sirve para calibrar el impacto de un acontecimiento. Es un procedimiento científico, pese a la pequeñez de la muestra con respecto al universo.

En República Dominicana el concepto cambia: se trata de un instrumento de propaganda política, a veces con engaño porque se distorsiona la realidad. La prostitución en el comercio de las encuestas queda demostrada con la presentación de resultados extremadamente distantes en casos como, por ejemplo, la preferencia electoral.

El pasado miércoles (11-11-15) fue publicada una investigación según la cual Luis Abinader, candidato presidencial del PRM (Partido

Revolucionario Moderno) ganará las elecciones en la segunda vuelta, dado que Danilo Medina perderá 9 puntos porcentuales y terminará con una votación de 47.9%, mientras Abinader ganará 13 puntos para terminar en 48.0%.

La encuestadora Alfonso, Cabrera y Asociados asegura que en los siete meses que restan para las elecciones de mayo 2016, en una segunda vuelta el candidato del PRM obtendrá 50.1% de los votos emitidos, mientras el oficialista Partido de la Liberación Dominicana, representado por el presidente Medina, perderá con el 49.9%.

Al día siguiente de publicarse la encuesta de José Cabrera, el gobierno dio a conocer un estudio realizado en el Distrito Nacional por la firma CIES Internacional según el cual en esta demarcación el presidente Danilo Medina encabeza las preferencias electorales para repetir en el cargo con un 49% seguido por Luis Abinader con un 35%.

En muchos sondeos no científicos, realizados en programas de radio y televisión, Abinader ha superado en mucho a Medina. El dos de noviembre el espacio Diario 16 reportó estos resultados: Medina 12, Abinader 121. Hace sólo seis meses el mandatario andaba por los cielos, pero esa percepción ha cambiado por una marcada tendencia a la baja.

El contexto social es propicio para observar que Danilo Medina disminuye su popularidad. Corrupción a todos los niveles del gobierno, corrupción en la justicia y la policía y descomposición generalizada en adición a los altos precios de los productos de consumo diario, tienen necesariamente que menoscabar la imagen del gobernante.

El Presidente se ha lanzado a la calle a buscar votos y le montan mítines en espacios estrechos para aparentar gran asistencia. Y aparecerán encuestas que serán como fotos borrosas, como fotos maquilladas o fotomontajes. La realidad objetiva habrá de verse el 15 de mayo de 2016. Todo indica que el candidato-presidente Medina quedará feo en esa foto

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios