Viacrucis de la zona franca de Baní 

imagen
El autor es periodista. Reside en Baní.

“No es posible que cuando el sector zona franca está en su mejor momento, la generación de empleos esté detenida en esta provincia”, dijo el Presidente Luis Abinader durante el consejo de ministros celebrado en Baní.

El próximo 14 de agosto se cumple un año de estas declaraciones, las cuales conjuntamente con la creación de una comisión encabezada por el ministro Ito Bisonó para “que presentará una solución a este tema dentro de un mes”, llenaron de entusiasmo a una población carente de suficientes fuentes de empleos.

Sin embargo fue a partir de ahí cuando se inició un nuevo viacrusis que aún se mantiene.

Al ministro Bisonó el mes se le hizo extenso y sus recomendaciones llegaron después de un “largo estudio” al presidente quien el 4 de noviembre pasado mediante el decreto 706-21 dispuso que “La Zona Franca Industrial de la provincia Peravia queda bajo la administración técnica y operativa del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (Proindustria)”.

No fue sino hasta varios meses después (el pasado 22 de abril), que el director general del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (Proindustria), Ulises Rodríguez, visitó la zona franca de Baní en la provincia Peravia “con el propósito de hacer un levantamiento del parque y las naves con el objetivo de reactivar las actividades productivas de la misma”, según una nota emitida por esa entidad.

Pero resulta que en días recientes el director ejecutivo del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), Daniel Liranzo, dijo que se requiere una inversión de al menos 100 millones de pesos “para que el parque de zona franca de la provincia Peravia sea atractivo para los inversionistas”.

De modo que a pesar de que hace casi un año de que el presidente Abinader dijera que “ya se iniciaron las autorizaciones para instalar nuevas industrias, lo cual mantenía estancada la creación de empleos en la región”, resulta que no hay nada concreto.

Y lo que es peor, no se ha identificado de donde se obtendrá la pírrica suma de 100 millones de pesos para el remozamiento, que al decir del director de la CNZFE, “implica mejoras en las infraestructuras viales internas del parque que también están muy afectadas”.

¿Dónde se pueden generar cientos, seguramente miles de empleos con 100 millones de pesos, para que este proyecto se mantenga paralizado?

Esos recursos se recuperarán con creces ya que llegarán de nuevo multiplicados al gobierno por diversas fuentes, por lo que no se explica como la reactivación de la zona franca banileja no está en marcha.

Luego de su apertura en el año 1981, la zona franca banileja llegó a acoger alrededor de 10 mil empleados, lo que activó su economía. Pero el manejo inadecuado de la misma la llevó al colapso.

Aspectos relacionados a la energía eléctrica y el alto costo del alquiler de las naves, ambos fácilmente salvables, llevaron, entre otros aspectos, a que las empresas allí instaladas buscaran nuevos destinos.

El deterioro progresivo le ha restado nivel de competitividad a sus naves y están siendo subutilizadas, e incluso por lo menos una de ella sirve como un almacén de una empresa de bebidas gaseosas.

Pésimos negocios, como tomar prestado altas sumas de dinero para crear invernaderos en terrenos sumamente calientes, contiguos a las naves de esta empresa, poniendo como garantía todas las instalaciones, provocaron el enajenamiento de este consorcio empresarial.

Aunque llovieron las denuncias de corrupción, incluyendo una muy bien fundamentada del movimiento marcha verde, las autoridades judiciales no procedieron al respecto.

Ahora, la ilusión creada con el anuncio del presidente Abinader hace casi un año parece desvanecerse en ocasiones pues a pesar del tiempo transcurrido no se ha pasado de las palabras a los hechos.

Ojalá el presidente intervenga para que este largo y traumático viacrucis llegue a su final.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Mas de lo mismo
Mas de lo mismo
2 meses hace

Para el 1981 que comenzaron a abrir las fabricas textiles y otras alli habian unos empresarios extranjeros que nunca otorgaron a sus empleados sus prestaciones laborales y mucho menos aparecen en la seguridad social del estado. Esperamos que en esta ocasion se normalizen las condiciones laborales para beneficios de los futuros empleados de la Zona Franca de Bani. Enhorabuena Sr periodista Guerrero por su investigacion en favor de su pueblo.