Ventura Camejo, Margarita, Danilo y la reelección

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santiago.

Estando la mañana del martes 21 de Mayo en el edificio que aloja las Provinciales 2 y 3 del Servicio Nacional de Salud, se me acercó un lector de mi columna, para decirme sé que esta semana vas a escribir de la controversia entre la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, y el ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, tu fiel amigo.

Sin analizarlo ni un segundo, le dije que ciertamente debía escribir la columna, obligatoriamente para referirse a lo escrito por el ministro, quien no se refirió a nadie en particular,  y  la gravísima respuesta de la segunda mandataria.

Cualquier persona tiene derecho a disentir de otra, especialmente en política, pero establecer que el ministro Ventura Camejo usa a su Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y al gobierno para servirse de éstos, coloca a la segunda mandataria en una posición muy cuestionable.

El ministro Ventura Camejo no es sólo una figura destacada del Comité Político del PLD, sino un hacedor, palabra que utilizó la persona que me sugirió escribir del tema, de esa gran estructura política que hoy alberga a muchos que llegaron como los paracaidistas, que les fascina aterrizar en terrenos planos.

Cuestionar la honestidad de Ventura Camejo, es caer en lo más bajo del sistema político. Pueden humillarlo porqueno tiene riquezas, que  es lo que a éste menos preocupa, porque sus ideales son boschistas al 100 por ciento. Éste se acostumbró a vivir con lo que gana honestamente trabajando.  ¡No para llenar sus bolsillos con el dinero del Estado!

Ese Ramón Ventura Camejo fue un vendedor del periódico Vanguardia del Pueblo, el órgano de difusión oficial del PLD. ¡Trabajó para construir ese monstruo de la democracia política!

La insinuación que hizo en contra de Ventura camejo, de que éste usa al PLD y el gobierno para servirse, aclarando que él tampoco se refirió a ella cuando escribió que el acuerdo de Juan Dolio fue un atraco, pone a la segunda mandataria a perder mucho y ganar muy poco, en un sentido, aunque en otro sí.

¿Porqué sí? Porque doña Margarita, como primera dama de la República, fue una estrella brillante, pero como vicepresidenta de la República, está como un tizón apagado. ¡Necesitaba ese escándalo para prender políticamente, aunque a un alto precio, porque cuestionó a quien debe ser el cuestionador!

Y estamos escribiendo de un político que fue diputado, senador, gobernador de la Provincia de Santiago, enlace entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, entre otras funciones públicas.

¡Pro estamos en la precampaña electoral! Lo sorprendente de este proceso, es que la oposición política y un sector del PLD mantienen una campaña en contra de la reelección presidencial. Hay que decirles a quienes le tienen miedo a Medina, que la Constitución dice cómo se puede modificar. ¡Y si eso se hace, no hay violación!

La oposición, representada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), mantiene una campaña de descrédito diciendo que el peor gobierno de la historia, lo dirige el Presidente Danilo Medina.

Si eso es así, el PRM debería usar parte del dinero que le entrega la Junta Central Electoral (JCE), para motivar a sectores del pueblo para que apoyen al gobernante, porque de esa manera aseguraría la derrota del PLD con Medina como candidato.

Pero eso no es verdad. Lo cierto es que el Presidente Danilo Medina es uno de los diez gobernantes del mundo mejor valorado. Es de los diez mejores valorados, no porque el jefe de Estado tenga una cara bella, sino por el trabajo que está desarrollando a favor del progreso nacional.

¡Es a eso que la oposición y un sector del PLD le tiene miedo! Y si el Presidente Medina es impopular, ¿por qué tienen que estar buscando a senadores de Estados Unidos, para que presionen en contra de una posible repostulación del jefe de Estado?

Es casi seguro que la oposición política de Medina está observando que las relaciones del gobernante con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podrían afectar su proyecto, no porque el mandatario norteamericano vaya a cambiar el panorama político dominicano, sino de que en vez de fustigarlo, optaría por la neutralidad.

Lo que ocurre es que esos grupos no quieren enfrentarse a Trump de manera directa. El Presidente Medina tiene buenas relaciones con la mayoría de los gobernantes del mundo, aunque hay que reconocer que las “primarias” son con Estados Unidos, el aliado natural de la República Dominicana.

El problema que afecta a la oposición, que es la misma que ocurre en Venezuela, que se pasó el tiempo hablando de corrupción en el gobierno, pero sin presentar una prueba. Y el gobierno aprovechó esa debilidad para posicionar al presidente Medina en un fuerte primer lugar. ¡Todas las encuestadoras  serias así lo testifican!

La oposición está desarmada. No tiene un proyecto de desarrollo para el Estado en los venideros cuatro años. Y si no lo tiene, cómo es que va a ganarle a Medina que tiene la mayoría del” voto campesino en sus bolsillos”. ¡Unos votos que siempre fueron adversos al PLD!

El país sigue creciendo en materia industrial, vial, agropecuaria, agroindustrial,  mejoramiento de los servicios de los sectores  salud, educación, académico, agua potable y otras áreas, desarrollo que fue ignorado por la mayoría de los gobiernos anteriores.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

8 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *