Trump vs. Danilo: Dos derrotas con algo en común 

imagen
EL AUTOR es abogado y politico. Reside en Nueva York.

Podríamos decir que la pandemia y su mal manejo fue un intruso de último momento que vino a dañar el salcocho triunfalista de Donald Trump. También se podría agregar que la crisis económica, el cierre comercial e industrial, y el desempleo que trajo aparejados la covid-10 influyeron en la caída del actual presidente de los EEUU. Pero si lo dejamos hasta ahí y no tomamos en cuenta la multilateralidad de factores, igualmente importantes, el análisis quedaría trunco y sería superficial.

Pero, también, si hurgamos más profundamente en el proceso electoral estadounidense y su desenlace final, veremos similitudes ocultas con lo que pasó en República Dominicana, concretamente con la doble derrota de Danilo Medina.

Se trata de aspectos de fenómenos sociales y políticos que aparentemente no guardan relación a simple vista pero que en realidad comparten causas y consecuencias comunes fenómeno que muchos han pasado por alto. Y eso es lo que aquí expondremos sucintamente.

Trump tenía prácticamente las elecciones ganadas. Empero, a Trump lo venció el propio Trump. Trump se derrotó a sí mismo cuando dio riendas sueltas a sus exabruptos emocionales que herían las susceptibilidades de millones de personas pertenecientes a diversas etnias, clases, religiones y razas, que llevaron agua de molino a las parcelas de los demócratas.

Trump se destronó él mismo cuando no supo hacer la conexión entre el candidato que fue en el 2016 y el presidente que gobernó hasta el 2020. Esto significa que si bien al candidato le luce siempre complacer a su base política, no le luce gobernar solo para ella, una vez que se convierte en el presidente de toda la nación.

Si bien tú puedes hacer turbulencias para socavar a tu rival (como lo hizo exitosamente cuando compitió con Hillary Clinton), no puedes hacer del Despacho Oval una fuente de tormentas permanentes que socaven y desestabilicen la nación. Y esto fue lo que hizo Trump.

Trump fue víctima de su absoluta adicción a las intrigas, a los pleitos, a las ofensas, al irrespeto a las instituciones y al uso atropellante del poder, convirtiéndose en un personaje que utilizaba la democracia para subvertir los fundamentos democráticos que han hecho grande a la nación norteamericana. Es por eso que su derrota es la simple culminación de años de cínicas actitudes, manipulaciones malsanas, y de su inestabilidad emocional que conspiraban contra sus posibilidades electorales, amen de su ineficiencia conceptual para articular una visión clara a todo el pueblo estadounidense.

Así como el organismo genera anticuerpos para expulsar elementos extraños que lo atacan y lo dañan, de igual manera el cuerpo institucional del sistema político estadounidense reaccionó integralmente para sacar a Trump de circulación.  Un hombre que estaba causando un impacto terrible sobre el país anfitrión del mundo civilizado, y a los 233 años de la historia de la democracia en los Estados Unidos.

Trump hizo de la arrogancia, la mentira y la simulación una política de Estado. Lo mismo que hizo desde el poder el expresidente Danilo Medina, por eso ambos comparten el mismo triste destino con que finalizaron su carrera política.

Como Trump, Danilo Medina pensó que el poder todo lo puede, sin reparar que el poder presidencial tiene sus límites, más allá de los cuales todo se revierte contra él. Los esfuerzos en lucir humilde y sencillo de Danilo Medina se contraponían con sus acciones infames y no lograron tapar su prepotencia real y la ceguera del poder que lo obnubilaba y lo conducía a la arrogancia y a la ambición desmedida.

Al igual que Donald Trump, Danilo perdió el liderazgo moral que en un principio despertó con sus promesas de hacer grande al país y de rescatarlo de los males y los vicios que lo retrancaban. Bajo esas premisas, ambos tomaron el poder y ambos sucumbieron a la pasión obsesionada por el poder que hace perder la cabeza a los gobernantes y distorsiona su visión de la realidad.

No hay cosa más destructiva para la sociedad que un poder mal ejercido, basado en la soberbia, la prepotencia y el egocentrismo, aspectos negativos que podíamos identificar en los estilos de gobierno tanto de Trump como de Danilo. Estos dos presidentes pensaron que su poder era arrollador y que nada podía detenerlos.

Los aludidos mandatarios olvidaron que el éxito de hoy no garantiza el de mañana y que las circunstancias cambian y que lo que funcionó ayer deja de ser efectivo hoy. Trump y Danilo aprendieron a posteriori que el poder nace del pueblo. Olvidaron que el pueblo es quien quita y quien pone. Por ende, al desconectarse de las grandes masas de votantes, por estar concentrados solo en sus propios intereses personales, perdieron el favor popular que una vez los encumbró.

Eso les pasa a quienes como Danilo y Trump creen que la presidencia le da una patente de corso para que pisoteen, desconsideren, irrespeten, humillen y hagan con los demás lo que les dé la gana. Cuando un electorado percibe que un presidente se envilece en el ejercicio del poder, gobernando sin misión ni propósitos útiles a la sociedad, le va retirando paulatinamente su apoyo. Hasta que ya es tarde para recobrar su respaldo.

Trump no se manejó a la altura de un presidente de la nación más poderosa del mundo, de quien se espera una conducta madura, templada, sabia e inteligente, no como un bufón que degradó y deshonró la investidura presidencial. Se convirtió en una figura polémica y controversial que generaba noticias no por la importancia de sus logros sino por lo escandaloso y lo hiriente de sus bufonadas, cual si fuese un mandatario de una república bananera.

En cuanto a Danilo, pasó algo similar. Algunos afirman que Danilo perdió porque quiso volver a reformar la Constitución para reelegirse, por los excesivos casos de corrupción gubernamental, por el agotamiento del Partido en el ejercicio del poder, etc. Todo esto eran variables con las que él tenía que lidiar.

Al igual que a Trump, a Danilo lo quitó su arrogancia, su visión narcisista, su incapacidad para entender las reglas de la sinergia y reingeniería política, por no saber distinguir entre el político y el estadista, entre gobernar para un país y su casta política, lo cegó la venganza, el rencor, en sí, perdió la perspectiva de la historia.  Como hemos vistos, dos derrotas con mucho en común.

alexanderramirezx@gmail.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
17 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Nelson
Nelson
1 mes hace

Saludos
Exelente y acertada su opinión desde la perspectiva política

Cristian Jimenez
Cristian Jimenez
1 mes hace

Muy buen analisis…felicidades.

de la rosa
de la rosa
1 mes hace

me gusto tu articulo ramirez; excelente analisis

el peje
el peje
1 mes hace

Danilo es una rata, trump es un progresita gustele a usted o no son muchas diferencias entre el uno y el otro,,,

Luis de New York
Luis de New York
1 mes hace

Miles de comparaciones se pueden hacer,con referencia al gobierno de Trump,pero yo veo una sola realidad.A Danilo,lo quita la administración de Trump,cuya administración no le convenía el PLD en el poder en RD.Y a Trump lo quita,quienes realmente gobiernan los Estados Unidos y todos los países del mundo que están bajos sus tutela.Cual es ese poder?Los dueños del 90% de las transacciones comercial del mundo. Que paso con Gore y la Clinton?

julio cesar
julio cesar
1 mes hace

Creo que este articulo no tiene ningun desperdicio,es bueno y muy completo de la realidad de esos dos expresidente.Estuvimos al punto de una dictadura en los Estados Unidos al igual que en Republica Dominicana.No es un secreto para nadie que de Danilo haber reformado la constitucion se hubiera quedado en el gobierno para siempre.Al igual que Trump,de haber ganado pues se visualisaba una reforma constitucional para el seguir.

julio cesar
julio cesar
Responder a  julio cesar
1 mes hace

2.La forma como Trump y Danilo gobernaba es la misma forma que uitilizan los gobiernos que siguen un patron para ser dictadores.La unica diferencia entre los dos es que Trump no se aguantaba la lengua y Danilo era calladito pero con su musiquita por dentro.Asi es que creo que los dos pueblos tanto el dominicano como el americano dieron una muestra de democracia muy por encima de lo esperado.

Ricky Duarte
Ricky Duarte
1 mes hace

Podemos estar de acuerdo en que durante el gob. de Danilo hubo muchas fayas , y hechos corruptos.
Pero Nunca antes un Pte. en la Pep. Dom.
Había estado tan cerca de la gente.
Para nada se puede comparar al imprudente de Thrump.

Ricky Duarte
Ricky Duarte
1 mes hace

Ese largo y vacío de objetividad ensayo de artículo , adolece de comparaciones grotescas ,
Primero: los personajes que envuelve , En Nada se parecen.
Uno era candidato y el Otro No. ( por lo que se advierte la defensa de Algún 3ero en hechos anteriores . Muchos rodeos interminables , esos que escriben esos largos análisis redundantes
Casi siempre tienen intereses muy particulares , Y eso les hace perder objetividad y credibilidad .

Julio Parra
Julio Parra
1 mes hace

“Muy bien”

Albert Castillo
Albert Castillo
1 mes hace

Buen anàlisis, de acuerdo en todo lo escrito en este articulo.

Manuel Miranda Perez
Manuel Miranda Perez
1 mes hace

Pascual, hojala pueda escribir la continuidad de este escrito, talvez asi pueda «corregir tus entuertos» sobre Donald Trump y Danilo Medina…Abinader-Biden.

Manuel Miranda Perez
Manuel Miranda Perez
1 mes hace

«Después que los barcos se hundierón,cuantos mediocres analistas politicos,de estado y y conocedores de la conducta humana»…Sopla, son tan buenos y no tienen capacidad ni voluntad para parir ideas y soluciones firmes y creibles de las desgracias de su propia patria».
En tu «tonto» articulo ovidate decir qué. Donald Trump he considerado un «fenomeno sorpresente de la politica dirijida por una pandilla de corruptos en USA».
Solamente surgen-(1)

Manuel Miranda Perez
Manuel Miranda Perez
Responder a  Manuel Miranda Perez
1 mes hace

gobierno al estilo Donald Trump, cuandos sus antecesores son «peores o mediocres», ni Bill Clinton,ni W Busch, ni Obama-Biden, hicierón nada creibles por «negros,latinos,pobres,ilegales o indocumentados»…Ahi es cuando surgen gobiernos a los «donald trump y luis abinader», les llamamos gobiernos, son inventos, aunque tú acaba de darle creditos a DT,solamente la pendemia evito que fuera el mejor en años.

Miguel Montilla/Cotui
Miguel Montilla/Cotui
1 mes hace

Una pregunta Pascual Ramirez ahora ha pasado de «reformistas de nancimiento a abogado del arquitecto de la corrupción y el robo de los dineros del pueblo-Leonel Fernández»…Situáme politicamente a tu defendido en tu proxima entrega hermano.
Te conozco desde antes de llegar a la escuela y al PRSC.
Por cierto, donde no llegaste a mejores posiciones por tus medicores posiciones encontradas y tus celos pendejos con un carajito acabado de llegar

Última edición 1 mes hace by Miguel Montilla/Cotui
Miguel Montilla/Cotui
Miguel Montilla/Cotui
Responder a  Miguel Montilla/Cotui
1 mes hace

llamado Quique Antún y nombrado con solo 23 años Director General de Carreteras.
Aunque Quique no ha sabido aprovechar sus grandes experiencias dentro del PRSC, no es menos cierto, es un politico a carta cabal y conoces a todos los ciudadanos de RD…Aclaro, Quique no es de mi «cocecha o simpatia», pero lo valiente no quita lo cortez. Mantenerse como lo ha hecho Quique con todos «esos lobos transfugas y hambrientos en el PRSC/hay que ser un leon

Justice
Justice
1 mes hace

Muy acertado su artículo, lo felicito. 👍🏽