Subsidios a los combustibles (OPINION)

imagen
EL AUTOR es administrador financiero. Reside en Santo Domingo.

No es un secreto que el precio de los combustibles impacta en todos los costos de los bienes y servicios de la vida cotidiana de la nación dominicana y el resto del mundo.

Lo anterior, por el hecho de que los combustibles son necesarios para la producción de energía eléctrica, mover los vehículos que transportan bienes agropecuarios, a las personas de un lugar a otro y en fin, es un insumo básico para generar producción y riqueza.

La contabilidad de costos, registra fundamentalmente los tres elementos del costo de producción: materias primas, mano de obra directa y los costos indirectos de producción.

Los combustibles, como insumo importante, que conforma los costos indirectos de fabricación, juegan un papel significativo, como parte de los costos de producción de una empresa.

Es por ello, que cuando sube uno de los costos que conforman la estructura de costos de un bien o producto este aumenta su precio, ya que el éste, está conformado por los costos de producción y el margen de utilidad a obtenerse.

En los últimos tres años, el precio del barril de petróleo se ha incrementado, como resultado de la pandemia, Covid-19, por la baja producción y luego por el aumento de la demanda, la que ahora es baja por la ralentización de la producción de China y otros países de alta demanda por su alto nivel de producción.

Pero está ha disminuido y por ende el precio del petróleo al extremo de que ronda los US$89.00 debido a la disminución de la reserva de petróleo de los Estados Unidos de Norteamérica, con fines de bajar los precios de los combustibles.

A raíz de los aumentos de los precios de las materias primas, commodities, bienes intermedios y finales, petróleo y otros insumos, el gobierno dominicano que preside el Lic. Luis Rodolfo Abinader Corona, a quien le ha tocado gobernar la nación dominicana en circunstancias precarias.

Esto, dada la crisis global producida por la pandemia, la inflación, la guerra Rusia-Ucrania, entre otros escollos de índole internos, como el haber heredado unas finanzas públicas endebles.

Se ha visto en la imperiosa necesidad de aplicar una política fiscal, primero expansiva, para estimular la producción y el consumo, y luego restrictiva, a los fines de controlar los precios, en consonancia con la política monetaria.

De ahí que, el gobierno dominicano, desde el mes de marzo del presente año 2022, ha venido subsidiando los precios de los combustibles, que de no haberlo hecho, la inflación estuviese por un 13% o 14%.

Gracias a la atinada decisión del señor presidente Abinader, la inflación se ha estacionado o anclado en un 9.6%.

Solo bastaría pensar que, si no se subsidian los precios de bienes agropecuarios, energía eléctrica, combustibles, entre otros bienes y servicios, éstos serían inalcanzables por la clase social de mayor vulnerabilidad o necesitada.

Las medidas que se han tomado, para controlar el alza de la inflación, entre otras, para controlar la pandemia, es uno de los grandes logros que ha cosechado el Gobierno que preside el presidente Abinader.

En su discurso del pasado martes 16 de agosto del presente año 2022, el presidente Abinader, resaltó que el gobierno ha destinado RD$42,800 millones en un programa de subsidios para la protección de la clase trabajadora, y para los más vulnerables.

Destacó, que la inflación del país está por debajo de la media de la región y de otros países de referencia mundial.

Afirmó, que esto ha sido sin aumentar el peso de la deuda del sector público consolidado respecto al Producto Interno Bruto (PIB), y con una reducción de la deuda del sector público no financiero que ha bajado del 49.7% en agosto de 2020 al 47.5% al mes de junio de 2022.

Además, precisó que este es uno de los pocos países con apreciación de su moneda, pues en agosto de 2020 la tasa de cambio era de RD$59.00 por dólar y hoy está a RD$53.00 por dólar.

El país tiene el nivel de reservas más alto de la historia, con US$14,500 millones, los niveles de empleo son superiores a la etapa pre covid, el turismo experimenta un crecimiento récord y las zonas francas cerrarán este año con el mejor dato de exportaciones de su historia.

Destacó, que en el caso del programa Supérate, con una inversión de más de RD$41,700 millones, beneficiarán a 1,650,000 familias, con el doble de lo que recibían antes del Covid-19.

Señaló, que se aumentó el subsidio al sector transporte, para evitar el alza en el precio de los pasajes, y el subsidio hasta un 10% en las importaciones de varios productos agrícolas.

Siempre y cuando el precio del barril del petróleo Intermedio de Texas (WTI), esté por encima de los 85 dólares, el gobierno mantendrá el subsidio a los combustibles.

El subsidio a los hidrocarburos se ha logrado con el ahorro del Presupuesto del Estado y la redistribución del gasto, por lo que el Gobierno ha mantenido una política de asistencia y combate a la inflación.

Gracias a los subsidios, especialmente a los combustibles con más de 29 millones de pesos, para que el bolsillo de la población no sienta de golpe el impacto del alto costo que origina la inflación global.

Es oportuno y justo felicitar al ciudadano presidente de la República, Luis Rodolfo Abinader Corona, por la sabia política fiscal y monetaria que ha apoyado durante sus primeros dos años de gobierno, para evitar que el pueblo dominicano sufra en carne viva los rigores de la crisis económica, financiera y de salubridad, que hoy vive el mundo, debido a la conflagración guerrera, pandemia, inflación, viruela del mono y otras amenazas latentes.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios