Sistema de reparto vs capitalización individual

imagen
EL AUTOR es abogado. Reside en Puerto Plata.

El artículo 39 de la Constitución dominicana, recoge, consagra, reconoce y garantiza el derecho fundamental a la igualdad, el mismo que en su numeral 1) dispone que la República Dominicana condena todo tipo de privilegio y situación que tienda a quebrantar la igualdad de las dominicanas y los dominicanos, entre quienes no deben existir otras diferencias que las que resulten de sus talentos o de sus virtudes.De lo anterior se desprende, que las únicas diferencias que pueden existir entre dominicanas y dominicanos, son solo aquellas que sean el producto del talento o de las virtudes de cada uno.

Sin embargo, ese mandato constitucional no solo se contrapone inexplicamente con otra regla constitucional (produciendo una antinomia), sino que además vulnera el principio de igualdad, el cual se ve vulnerado en la realidad dominicana de diversas maneras, siendo la que nos ocupa en este momento, la concerniente a los distintos sistemas que prevalecen en nuestro país relativo a la seguridad social, más específicamente al sistema de pensiones.

Muy a pesar que existe la ley 87-01,la cual promueve la universalidad del sistema del seguridad social, en nuestro país existen distintos tipos de sistemas de pensiones,pero en esta oportunidad nos centraremos en los más conocidos, es decir, el sistema de reparto y el sistema de capitalización individual.

El sistema de reparto,que prevalece en la mayoría de países de Europa y en los Estados Unidos de América, esencialmente es aquel en la que se forma un fondo común por todos los contribuyentes, y que permite, con fondos adicionales aportados por el Estado que se trate, financiar las pensiones de las personas que ya se han jubilado,y así sucesivamente.

En cambio el sistema de capitalización individual, está basado en aportaciones individuales de los afiliados, que son una aportación combinada del empleado y su empleador,para que,en el caso de República Dominicana, una vez el cotizante haya cumplido 60 años de edad y haber cotizado unas 360 cotizaciones,tenga acceso a una pensión,la cual dependerá de la cantidad de dinero que haya hecho a través de sus aportaciones.

Como se puede notar,son dos sistemas con formación de fondos de pensiones distintos, mientras una es común (colectiva),la otra es esencialmente individual; mientras una es de reparto del fondo común aportado por todos los cotizantes y el Estado que se trate,la otra proviene de los fondos individuales aportados por cada cotizante durante el espacio de tiempo que cotizó.

Instituciones como el Congreso Nacional, el gremio de los maestros y los trabajadores del sector cañero, todas funcionan con el sistema de reparto. En cambio 4.2 millones afiliados a la seguridad social a través de las AFP (pasivos y activos), están bajo la modalidad del sistema de capitalización individual.

Quiere decir, que el sistema de reparto,además del fondo común que crean los trabajadores,el Estado también aporta para cuando llegue el momento de su retiro. En cambio en el sistema de capitalización individual, el Estado sencillamente no aporta nada,y el retiro depende (para obtener una pensión) de haber cotizado 360 cuotas y tener al menos 60 años, sin que eso sea una garantía que la pensión sea digna para el afiliado al momento de jubilarse.

El privilegio es tan irritante, que un legislador solo necesita dos períodos (ocho años) para pensionarse con el sistema de reparto, mientras los trabajadores formales afiliados a las AFP, deben cotizar al menos 360 veces, es decir, unos 30 años, lo que se constituye en una grosera violación al derecho a la igualdad consagrada y garantizada por el constituyente derivado en la Constitución del 2010.

Qué hacer entonces ante esta vulneración grosera al mandato constitucional? Lo primero que debemos reconocer es que el constituyente derivado dispuso desde el articulo 68 hasta el artículo 73, los mecanismos constitucionales con los que se puede hacer valer los derechos fundamentales, nos referimos a las garantías constitucionales como la tutela judicial efectiva y el debido proceso, el hábeas data, el hábeas corpus, el amparo, etc.

En el presente caso, como de lo que se trata es de la vulneración al derecho a la igualdad, el amparo es la garantía que tutela dicho derecho frente a cualquier amenaza o vulneración. Bueno pues el amparo, dicho en palabras llanas, no es otra cosa que la garantía constitucional puesta al servicio de las personas,que les sirve para reclamar el cese de una amenaza o una violación a sus derechos fundamentales distinto del hábeas corpus y el hábeas data.

Siendo el amparo la garantía constitucional que debe velar por el cumplimiento del derecho a la igualdad, las preguntas que no pocos nos hacemos son las siguientes: Si el sistema de reparto (fondo común y Estado) frente al de capitalización individual (Fondo individual) vulnera el derecho fundamental a la igualdad.

Porqué el Tribunal Constitucional no ha corregido eso?

El control de las leyes no es a posteriori en República Dominicana?

Porque no ha llegado allí una acción directa de inconstitucionalidad que haga cesar dicha vulneración?

No debería hacerlo de oficio el Tribunal Constitucional?

Porqué frente a algo tan notorio,tiene el Tribunal Constitucional que esperar que sea una acción la que busque cesar esa grosera vulneración a un derecho tan esencial como el de la igualdad?

Años viene y pasan y nadie hace nada, y sigue subsistiendo esa grosera vulneración!

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
ASURBANIPAL
ASURBANIPAL
1 mes hace

Ese sistema de la seguridad social tiene su estructura viciada por donde quiera que se vea y los dueños tienen un peso politico y economico que le pueden torcer el pulso a cualquier presidente.En un pais donde se respeten las leyes semejante sistema no prospera ya que ese sistema obedece a la usura y no al bien comun

sunsun2005
sunsun2005
1 mes hace

Esa estafa legal tenemos que destruirla, igual que las ARS! Son sistemas para enriquecer las empresas de la oligarquía.