Será bueno conocer todos los artículos y numerales suprimidos

imagen
EL AUTOR es periodista y escritor. Reside en Santo Domingo.

Me temo que la Ley de Extinción de Dominio que aprobara el Senado el pasado martes, no responda a las aspiraciones de los  grupos sociales que  quieren ver despojados de sus riquezas a quienes las han adquirido de manera ilícita y desvergonzada, ya fuere por narcotráfico o ya fuere  por saqueo a los bienes  del Estado.
El proyecto original había sido aprobado la semana anterior por esa cámara, pero con sonados rezongos de los senadores de Fuerza del Pueblo y el Partido de la Liberación Dominicana. Los principales dirigentes de esas agrupaciones, que gobernaron la nación durante los últimos 16 años, temieron a los efectos de la Ley.
Recién salido del Senado, la pasada semana, el proyecto fue sancionado favorablemente por la Cámara de Diputados, la cual le introdujo 37 modificaciones. La más importante de estas reformas fue eliminar la acción retroactiva de la Ley. Esto constituía el dolor de cabeza de exfuncionarios, morados y verdes.
El documento debió regresar al Senado debido a las enmiendas. Es cuestión reglamentaria. Vistos los recortes, era previsible la rápida acogida brindada  por  los senadores de la oposición, por lo que la aprobación del proyecto no debió causar sorpresa. Se convirtió definitivamente en la Ley  340-22, tras ser promulgada ayer por el presidente Abinader.
La legislación permitirá al Estado, tras sentencia definitiva de los tribunales competentes, disponer el decomiso de bienes ilícitos, lo cual habrá de servir de escarmiento, a fin de mejorar nuestra sociedad, y de paso será una fuente  de ingreso para el Fisco. En algunos casos se trata de recuperación de riquezas usurpadas al Estado mismo.
El proyecto llevaba más de doce años entre legisladores, pero la gente temía que no fuera aprobado por considerar que para algunos legisladores y sus organizaciones políticas hacer eso era como afilar cuchillo para sus gargantas. Gracias a las enmiendas, se ha producido el consenso para la aprobación.
El punto determinante ha sido, sin duda, la eliminación del artículo 4 numeral 2 sobre la “limitación de los efectos en relación con hechos pasados”. Ese punto establecía que la extinción de dominio se aplicaría  sin tomar en cuenta  que la acción ilícita  se haya producido  con anterioridad a la publicación de esta ley.
Será bueno conocer todos los artículos y numerales suprimidos para lograr el pase a unanimidad de esta ley. Eso ayudará a conocer mejor nuestra clase política. Conviene tomar en cuenta quiénes se opusieron rabiosamente -y sospechosamente- al proyecto. Ya tenemos Ley de Extinción de Dominio, no la deseada, pero algo es mejor que nada.

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Mon
Mon
2 meses hace

Con este nuevo descaro del congreso, se le está dejando al pueblo la opción de recurrir a medios violentos para cobrarle a los corruptos todos los daños a los sectores más afectados por el robo de los fondos públicos. Es lamentable que la clase política dominicana no tenga un límite en sus ambiciones.

Miguel.
Miguel.
2 meses hace

Que verguenza