Respuestas a la situación económica y sanidad global (OPINION)

imagen
EL AUTOR es administrador financiero. Reside en Santo Domingo.

No es secreto para nadie que la situación económica y de salubridad en el mundo de los vivientes ha experimentado en los últimos 14 años un deterioro muy significativo.

Si se parte del año 2001 cuando los Estados Unidos de Norteamérica tuvieron que enfrentar una crisis económica y financiera a raíz de la caída de las torres de negocios, símbolo del poder económico de esa nación.

Lo anterior desencadenó una serie de situaciones negativas para la economía de EE.UU. y el resto del mundo, hasta que realmente explotó en el año 2008 la crisis financiera e hipotecaria o Suprime, extendiéndose como la yerba verdolaga que crece sin control.

Crisis, que sin haber sido superada totalmente en el año 2019, aparece sorpresivamente una temible pandemia, que para el año 2020, obligó a que casi todas las economías del mundo experimentaron una ralentización que llevó al borde del precipicio a toda la humanidad, desde el punto de vista de la salud y la economía.

Ante ese cuadro tétrico, iniciar una gestión de gobierno no es deseable, ni es cosa fácil, para ningún partido político, que había ofrecido a sus electores cumplir con su programa de gobierno y que durante la campaña había socializado ante todos los habitantes del país.

Con mucha responsabilidad y valentía, el Licenciado Luis Rodolfo Abinader Corona, asumió el cargo para el cual fue elegido presidente de la República Dominicana, recibiendo el 16 de agosto de 2020 un país prácticamente cerrado económicamente y, con una gran crisis sanitaria muchos años atrás nunca vista.

Durante dos años lidiando con dicha situación (2020-2022), el presidente Abinader y su equipo de gobierno, haciendo frente a la misma y alcanzando los primeros éxitos durante plena pandemia cuando a través del Ministerio de Salud de su gestión, logró controlar el contagio de la pandemia al vacunar contra dicha enfermedad respiratoria a más del 65% de la población mayor de 18 años, con lo que pudo recuperar el sector económico.

Dígase, la mayor parte de los empleos perdidos, aumentar la producción, el consumo, las exportaciones, estimular las inversiones y principalmente reactivar el turismo.

Este último sector económico, casi recuperado totalmente, dio al traste a que el país se colocara en el primer lugar de las naciones que habían dinamizando dicha actividad económica, siendo reconocido el presidente, Luis Rodolfo Abinader Corona, por la Organización Mundial del Turismo (OMT), como el de mayor éxito por haber alcanzado en materia de turismo, el ritmo que presentaba antes de la pandemia.

De igual forma, fue reconocido e invitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrecer una conferencia en su sede, en Suiza, sobre el éxito alcanzado por su gobierno, al haber controlado en tiempo récord la pandemia, dando lugar con ello a la reactivación de los distintos sectores de la economía nacional mediante la aplicación de una serie de medidas expansivas monetarias y fiscales, que evitaron que la población se desesperara ante la situación pandémica que se vivía.

Hoy enfrenta serios retos inflacionarios de origen externo, llevando al gobierno a tener que aplicar, cero tasas arancelarias a unos 67 artículos de consumo básico y una serie de subsidios a favor de distintos sectores, para contrarrestar la subida de los precios, así como subsidiar los precios de los combustibles con unos RD$1,200 millones cada semana, para evitar afectar negativamente a los hogares dominicanos, el transporte y el consumo de la energía eléctrica al subsidiar este sector.

El presidente y su gobierno, sin duda alguna, ha demostrado con mucha responsabilidad y gallardía, que ha sabido enfrentar retos, amenazas, y pruebas de todo tipo, controlar la corrupción que se enseñoreaba en pasadas gestiones de gobiernos.

Y hoy con nuevas amenazas, latente recesión económica que se asoma en los EE.UU. debido a  la inflación y nuevas altas tasas de interés que se avecinan, para controlar dichos aumentos de precios y desabastecimientos de bienes importantes, como la leche infantil y nuevas enfermedades como la viruela del mono, la guerra Rusia-Ucrania, delincuencia, entre otros constantes retos.

El buen gerente se prueba como tal en las crisis, en tiempos de vacas flacas y no en bonanzas, abundancias o tiempos de vacas gordas, ya que es muy fácil dirigir o administrar una familia, una empresa o gobierno, en tiempo de sobrantes, abundancias, superávit.

Así si es cómodo, no así ante plagas, enfermedades, inflación, recesión, liquidez limitada, en fin en situaciones difíciles. Ante estas calamidades es muy fácil criticar desde una zona de confort, como lo hace el expresidente Leonel Fernández, que pescando en río revuelto busca confundir al pueblo dominicano, que muchas de las cosas de las que crítica el señor Fernández, no supo buscarles solución durante sus tres  períodos de gobierno.

Que puede ofrecer al pueblo dominicano, el señor Leonel Fernández, que no sea lo mismo que dio en el pasado, que a pesar de haber contado con 12 años de gobierno, no supo darle respuestas a las necesidades que hoy sigue reclamando la ciudadanía.

Y, que el presidente Luis Abinader, con todas las precariedades y vicisitudes en su contra, con las que se maneja hoy, en tan solo 18 meses de gobierno ha sabido garantizar al pueblo dominicano, las principales necesidades, que no supieron darle otros en mejores condiciones económicas y de salud.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios