Respetemos la dignidad humana

imagen
EL AUTOR es abogado y profesor universitario. Reside en Santo Domingo.

POR EMILIO AQUINO JIMENEZ

Primero soy un ser humano, luego dominicano. Es imprescindible entender esto, independientemente de la soberanía nacional, la política migratoria y el resguardo de la integridad de la cultura dominicana, existe una condición que tenemos las personas por el sólo hecho de haber nacido humanos. Ahora bien, tener la condición de ser humano digno, es algo más profundo.

Es la condición que deben observar las autoridades dominicanas de migración cuando se trata de seres humanos. Dado que nuestra constitución en su artículo 39 establece que “La dignidad del ser humano es sagrada, innata e inviolable; su respeto y protección constituyen una responsabilidad esencial de los poderes públicos”.

El espectáculo infrahumano que hemos observado algunas fílmicas, donde mujeres en estado de gestación son sacadas de los hospitales dominicanos por autoridades de migración es deprimente y violatorio de la condición humana de esas mujeres. No es innecesario para hacer cumplir la política migratoria de un Estado llegar a extremos como los que se han estado presentando en los medios de comunicación.

Esos actos, más que afianzar la soberanía del Estado, la pone en peligro, pues existen organismos internacionales vigilantes del respeto a los derechos de los migrantes que pondría en ejecución una política más intervencionista que permitir a una parturienta dar a luz y luego repatriar a su país de origen. Y peor es cuando vemos lo que establece el artículo 26 de la Constitución sobre el reconocimiento del Derecho Internacional en nuestras fronteras.

Aunque somos conscientes de la carga económica que representa para el Estado Dominicano,  por asistir a un número cada vez más grande de extranjeros que vienen a ocupar el sistema sanitario, ello no debe ser obstáculo para proteger los Derechos Humanos. Cuando nuestra Carta Sustantiva habla de que la dignidad humana es sagrada, no se refiere a los dominicanos, habla de “Ser Humano”. Es esa la condición que se requiere para ser protegida y garantizada por los poderes públicos.

Esa condición innata e inviolable de los seres humanos, le acompaña a cualquier parte del mundo donde se encuentre, independiente de su condición migratoria, salud, color, raza, condición económica, social, religiosa, etc. Por ello, el Estado Dominicano debe procurar que los dominicanos migrantes le sea respetada la dignidad humana que le acompaña. No importa la condición de inmigrantes ilegales que muchos nacionales tienen en Estados Unidos y Europa. La migración ilegal, no es un delito. Solo constituye una falta administrativa que conlleva sanciones administrativas, como la deportación.

Ahora que los poderes públicos discuten en el Congreso Nacional un Código Penal las sanciones que debe aplicarse a la práctica del aborto, debemos pensar si el hecho de sacar a una mujer parturienta de un centro hospitalario, cuyas condiciones le puede acarrear la pérdida del embarazo por la actuación de las autoridades migratorias, puede constituir un aborto provocado. ¿Es qué solo defendemos la vida de algunas personas? ¿O todas las vidas tienen el mismo valor?

Las preguntas anteriores deben ser revisadas, pues nuestra defensa de la vida tiene que ser por el hecho de ser seres humanos, de lo contrario es una posición hipócrita que tenemos sobre el aborto. Esas parturientas deben ser protegidas por el hecho de ser seres humanos.

Propicio es el momento para enarbolar la condición humana de las personas migrantes, dado que los dominicanos y haitianos migramos por condiciones muy humanas, que es la necesidad de una mejor vida. Recordar que el próximo diez (10) de diciembre se cumplen 73 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento que surge a raíz de una guerra a nivel mundial que cimentó las bases para que jamás en  el mundo un ser humano fuera dañado por otros seres humanos.

“La Declaración Universal promete a todas las personas unos derechos económicos, sociales, políticos, culturales y cívicos que sustenten una vida sin miseria y sin temor. No son una recompensa por un buen comportamiento. No son específicos de un país concreto, ni exclusivos de una determinada era o grupo social. Son los derechos inalienables de todas las personas, en todo momento y en todo lugar: de personas de todos los colores, de todas las razas y etnias, discapacitados o no, ciudadanos o migrantes, sin importar su sexo, clase, casta, creencia religiosa, edad u orientación sexual (Naciones Unidas , 2021)”.

Vamos a garantizar nuestra soberanía, sin violentar la dignidad humana de las personas. Los ilegales no son delincuentes, son seres humanos en busca de una mejor vida. Así no.

emilioaj.3072@gmail.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
13 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Juan Perez
Juan Perez
2 meses hace

El mismo chantaje de siempre, condición humana,y la parturienta dominicana no tienen condición humana?la solución de Haiti es en Haiti,todos los aman a Haiti construya le hospitales allá.

CIVISMO NACIONAL
CIVISMO NACIONAL
2 meses hace

Si el mundo…

justicie
justicie
2 meses hace

Deporten este mal nacido para si los Haitianos lo acogeran.

chanflin
chanflin
2 meses hace

en haiti hacen falta gente como tu porque no te muda

chanflin
chanflin
2 meses hace

tu ma….ita madre mudate para haiti

Antonio Roca
Antonio Roca
2 meses hace

Otro mal oliente Piti, enquistado en nuestra sociedad, viviendo de ella y al mismo tiempo corroiéndola con su asqueroso veneno.

Eduardo Tutti Frutti Guillermo
Eduardo Tutti Frutti Guillermo
2 meses hace

Buen baboso los Estados Unidos no respetaron los derechos humanos de los haitianos que deporto en la frontera y tu no dijiste esta boca es mia vayanse a joder para otro lado

Arturo Espaillat@Navajita
Arturo Espaillat@Navajita
2 meses hace

Otro trasnochado humanista del Nuevo Orden Mundial… SÍ…los dominicanos emigramos, pero tenemos una identidad establecida, cosa que no hace el Estado haitiano, pues prefiere meternos ese caballo de Troya con sus ilegales preñadas.
Thomas Jefferson dijo, y está plasmado en el Bill of Rights de la Constitución de EE.UU., ALL MEN ARE CREATED EQUAL..peeeero amigo desrizado, Él solo se refería a los blancos, no hablaba de negros. Cont.

Arturo Espaillat@Navajita
Arturo Espaillat@Navajita
Responder a  Arturo Espaillat@Navajita
2 meses hace

A lo mejor estoy herrado, peeeero después de habernos separado del yugo haitiano, me imagino que nuestros padres fundadores NO estaban escribiendo una Constitución para haitianos…
¡A ustedes traidores vende patrias, hay que casarlos en el campo y la ciudad!

Arturo Espaillat@Navajita
Arturo Espaillat@Navajita
Responder a  Arturo Espaillat@Navajita
2 meses hace

¡A mi me dan tres pitos la mentada Declaración Universal!

Eduardo Tutti Frutti Guillermo
Eduardo Tutti Frutti Guillermo
Responder a  Arturo Espaillat@Navajita
2 meses hace

Los unicos que estan herrados son los caballos

Arturo Espaillat@Navajita
Arturo Espaillat@Navajita
Responder a  Eduardo Tutti Frutti Guillermo
2 meses hace

“Caballo de Troya”

Taki Yao
Taki Yao
2 meses hace

Una cosa es, que en verdad sean simples ilegales y no todo un negocio, un plan dirigido.

Nosotros los dominicanos tenemos que pagar todos los servicios médicos y bien caro que lo hacemos.

La oligarquía haitiana es muy respondona para con nosotros , que por lo menos sirvan para construible aunque sea, un hospital a sus mujeres para que den a luz.