Qué nos ha enseñado el Covid-19 de las ciudades inteligentes 

imagen
El autor es Gerente General de Oracle para El Caribe. Reside en Miami, Florida.

POR LUIS MARRERO 

Con el plan “Smart City” o “Ciudad Inteligente”, el gobierno dominicano espera contribuir, en base al uso adecuado de la tecnología, con el desarrollo de los servicios que los ciudadanos necesitan para su desarrollo integral y para una mejor calidad de vida. La iniciativa se basa en el uso de internet de banda ancha, fibra óptica, así como la conformación de una estructura operativa que dará soluciones a problemas esenciales como el tránsito, emergencias, vialidad, seguridad ciudadana, alertas preventivas y conectividad, entre otros detalles de importancia para la vida ciudadana. 

La realidad de una ciudad que no para de crecer, obliga a los sectores público y privado a unirse para crear mejores infraestructuras usando las herramientas que ofrecen la tecnología de la información y comunicación (TIC). 

¿Por qué una ciudad inteligente? 

Hoy en día, alrededor del 55 % de la población mundial, 4200 millones de habitantes, vive en ciudades. Se cree que esta tendencia continuará. En 2050, la población urbana se duplicará, y casi 7 de cada 10 personas vivirán en ciudades.  

Dado que más del 80 % del producto interno bruto (PIB) mundial se genera en las ciudades, si la urbanización se gestiona adecuadamente puede contribuir al crecimiento sostenible, aumentando la productividad y facilitando la innovación y el surgimiento de nuevas ideas.  

Sin embargo, el ritmo y la magnitud de la urbanización plantea desafíos: tener cada vez más población afecta aspectos como el alojamiento, el transporte y la energía que son necesarios para el correcto funcionamiento de la ciudad, pero también a los servicios educativos y sanitarios o el empleo.   

Según el informe “Proyecciones de población 2019”, elaborado por el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), República Dominicana alcanzará su población máxima en el año 2058, período para el cual se estima que el país tendrá más de 12 millones 889 mil ciudadanos. Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) determina que el 36% de la población de República Dominicana vive hoy en las áreas metropolitanas (ciudades).  

Lo que cambió el COVID-19 

Aunque el COVID-19 generó obstáculos importantes para las ciudades de todo el mundo, también aceleró una ola de innovación que continuará después de la crisis, según muestra el nuevo estudio “Soluciones de ciudad inteligente para un mundo más riesgoso”. El estudio de ESI ThoughtLab, patrocinado por OracleDeloitteIntel, y otros, destaca el papel fundamental que desempeñan la tecnología, los datos, la ciberseguridad y las asociaciones público-privadas para garantizar un futuro saludable, seguro y próspero para los ciudadanos después de la pandemia.  

El estudio, realizado entre agosto y septiembre de 2020, incluyó una encuesta a altos funcionarios de 167 ciudades en 82 países, incluidos Asia, América del Norte y América Latina, Medio Oriente, Europa y África. Entre lo aprendido resalta el hecho de que, para los funcionarios de las ciudades, la pandemia ha demostrado que las iniciativas de ciudades inteligentes son imperativas. El 43% aprendió la importancia de la continuidad y agilidad operativa y el 37%, que el COVID-19 destacó la necesidad de invertir más en la mejora de la infraestructura básica.  

Las ciudades están apostando por la tecnología, especialmente la nube y la IA: el 88% identificó la inversión en plataformas en la nube como el requisito más urgente para la entrega exitosa de servicios esenciales y no críticos a los ciudadanos, y se demostró que el 66% de las ciudades está invirtiendo fuertemente en IA y el 80% lo hará en los próximos tres años, principalmente en el área de asistentes digitales y chatbots. Las ciudades de América del Norte (83%) y las pequeñas (74%) lideran el uso de IA. 

Los resultados de estudio mostraron, además, que el 31% de las ciudades invertirá en gemelas digitales – un aumento del 300% en relación al 11% que hoy invierte en esta tecnología.  

El 100% de las denominadas Ciudades 4.0 (hiperconectadas, sostenibles y avanzadas en el uso de tecnología, datos y participación ciudadana) ya ha realizado fuertes inversiones en la nube. Según las estimaciones de ROI informadas, el rendimiento medio de las inversiones en infraestructura digital realizadas por Ciudades 4.0 es del 5,74%.   

“Vemos que las ciudades más exitosas se están enfocando en tecnologías emergentes que tienen un impacto directo en la entrega de servicios, como computación en la nube, inteligencia artificial y asistentes digitales”, dijo John Tuohy, director de estrategia de Smart Cities en Oracle. «Proporcionar acceso remoto a empleados y residentes es fundamental para mantener la continuidad del negocio».  

El 95% de las Ciudades 4.0 asegura que la ciberseguridad se debe considerar desde el inicio de los proyectos. Mientras, se demostró que la necesidad de colaboración es clara y los líderes de las ciudades están dando prioridad a las asociaciones: el 50% señaló que encontrar el socio adecuado, ya sea en el sector público o en el privado, era uno de los mayores obstáculos para alcanzar los objetivos de su ciudad. 

Por su parte, el 83% de las ciudades quiere que sus socios ofrezcan soluciones que permitan un alto nivel de innovación y, al mismo tiempo, garanticen la seguridad y la protección (65%). Las ciudades de América del Norte (92%) y Europa (92%) valoran más la innovación.  

(Descarga el informe completo aquí). 

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios