Prueba de esfuerzo es útil en diagnósticos pacientes

imagen
Expositores en el simposio de imágenes celebrado en San Cristóbal

SAN CRISTOBAL.- El alto valor de la llamada “prueba de esfuerzo” que los cardiólogos indican a pacientes adultos de ambos sexos fue resaltado en el tercer simposio del Centro Diagnóstico San Cristóbal (CEDISANC), celebrado aquí con doce expositores que trataron diversos temas relacionados con la toma y uso de imágenes para determinar problemas de salud.

El doctor Gabriel García explicó que esa prueba está destinada a verificar qué tan bien trabaja el corazón cuando bombea fuerte, por lo que el paciente es puesto a caminar durante algunos minutos en una máquina mientras se le va tomando la presión arterial y verificando la frecuencia y el ritmo de los latidos.

García describió el examen como “no invasivo, muy seguro y rápido para evaluar distintos aspectos de la hemodinamica cardiaca, útil para comprobar si existe hipertensión, enfermedad de las arterias coronarias o de las válvulas, dolor de pecho, arritmia, estenosis aortica, etc”.

Hablando ante decenas de profesionales de San Cristóbal, Baní y Azua, el cardiólogo García dijo que la duración del paciente en la maquina caminadora es de seis a nueve minutos, más fácil para aquellos que hacen ejercicio o están mejor preparados físicamente» y sostuvo que la probabilidad de eventos adversos durante la prueba “es sumamente baja para no decir prácticamente nula”.

Los conferencistas en el simposio de CEDISANC, celebrado en el hotel San Cristóbal bajo la coordinación del doctor Claudio Almonte Germán, fueron los médicos Ana Cristina Sánchez, Martin X. Saldívar, José Homero de los Santos, Ámbar Pérez, Adrián García, Mabel Jones, José Rivas, Manuel Soto, Gabriel García y Luis Martin.

Compártelo en tus redes:
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
ASURBANIPAL
ASURBANIPAL
6 meses hace

la prueba es util pero no se deben llevar los pacientes al limite hasta ocacionarles un infarto