Promesas de políticos soñadores

imagen
EL AUTOR es contador público autorizado. Reside en Miami.

Mire, el político te vende la ilusión de progreso, mejoría para todos con un verbo que no es real. Yo tengo sueños de tener y hacer miles de cosas, pero sin un plan de cómo pienso hacerlo no me será factible.

En RD, nuestro presupuesto tiene 9268 líneas o partidas de gastos que deben pagarse del presupuesto desde agua a zapatas de obras, o sea de la A a la Z, todo debe detallarse y prometer sin saber de dónde vendrá el dinero es el modelo PLD, que ha hecho obras sobrevaluadas, todas, y pagado a destiempo a proveedores y eso debe cambiar.

Lo primero que el político debe decirle a la gente es que formas usará para financiar el gasto público y estas son las siguientes: 1) impuestos, 2) crédito interno del Central y BanReservas, 3) préstamos o donaciones externas y 4) emisión monetaria.

Cada uno tiene un impacto diferente sobre la economía. Si financió el gasto con emisión monetaria tengo inflación.  Si lo financió con deuda interna desplazó al sector privado del mercado crediticio. Si lo financias con impuestos le quito poder de demanda al sector privado y si lo financió con deuda externa afecto el tipo de cambio, sube la prima.

Por definición el gasto público debería financiarse solo con impuestos. Si se acepta esta premisa, entonces toda intervención del estado en el mercado de crediticio tomando deuda afecta de alguna manera el tipo de cambio y el endeudamiento del sector privado.

Lo que ocurre es que tanto se habla de déficit fiscal que perdemos el foco del problema. En el peor de los casos prefiero un déficit fiscal de 5% del PBI con un gasto público del 15% del PBI a un equilibrio fiscal con un gasto público del 48% del PBI, porque es el nivel de gasto público es el que le quita competitividad a la economía, no el déficit fiscal.

Obviamente la combinación de un tipo de cambio artificialmente bajo junto con un gasto público gigantesco que le quite competitividad a la economía, y tenemos una combinación letal.

En síntesis, tenemos un serio problema cambiario derivado de la forma de financiar el gasto público con deuda externa, pero lo que tenemos que meternos en la cabeza es lo siguiente: el problema no es el déficit fiscal, sino el nivel de gasto público. No es lo mismo bajar el déficit con mayor presión impositiva que con menos gasto público, deuda externa o emisión monetaria.

A la ineficiencia de un gasto público alto e ineficiente se le suma las distorsiones que trae la forma de financiar el déficit fiscal.  Sería importante que Danilo Medina tomará nota de este tema, porque si quiere integrar la economía dominicana al mundo, tiene que darle competitividad y eso implica, entre otras cosas, bajar el gasto público.

Le dejará el problema del ajuste forzoso a su sucesor, luciéndose de que hizo mucho; ordenaba hacer cosas el, porque estuvo en campana durante 8 años con sus visitas sorpresas que de ello no tenían nada, solo eran más publicidad para coaptar a sus súbditos y decirles yo soy el rey y tengo el dinero y el poder.

Los empresarios, empleados por su cuenta, jóvenes buscando empleo no pueden complacerse con este modelo, sin decirles la verdad, entonces lo que les dicen es espérense, eso viene, cálmense y la desesperación los lleva a cerrar negocios, a cuentapropistas a cobrar más por sus servicios o irse en yola jóvenes, en una nación que han sacado de pobreza extrema entre Leonel y Danilo, según ellos, tantos millones de dominicanos que ya no hay pobres, somos todos clase media, y le siguen escuchando promesas en el aire a esos políticos. Eso da pena.

johnsanchez44@hotmail.com

jpm

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

2 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *