Procurador se abstiene de evaluar a jueza Germán pero mantiene cuestionamientos

imagen
El Procurador habla en el Palacio Nacional.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El procurador general Jean Alain Rodríguez se disculpó la noche de este martes ante los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) por “la manera sorpresiva”  en la que, en una anterior reunión de este organismo,  abordó el caso de la jueza de la Suprema Corte de Justicia,  Miriam Germán Brito.

Anunció que no participará en las evaluaciones de esta magistrada, que aspira a continuar en su actual cargo, pero mantuvo los cuestionamientos que él ha hecho a esta última por su relación con el ex ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, uno de los imputados en el caso de los sobornos millonarios que habría entregado en la República Dominicana la empresa brasileña Odebrecht.

Rodríguez habló en el Palacio Nacional  luego de una reunión de varias horas del CNM, en la cual fueron debatidos tres puntos,  entre ellos el pedido de Germán de que el Procurador no participara en su evaluación.  En la misma el Consejo también conoció la lista de los interesados en suplir las plazas vacantes de la Suprema Corte de Justicia. De los 90 inscritos, dos declinaron y uno fue excluido.  Se conformó una comisión para que haga la preselección de los que serán entrevistados.

El Procurador General expresó que “en el caso de la jueza Germán, el reconocimiento público de un vínculo de amistad así como las reuniones reiteradas con un imputado en  dicho expediente de corrupción, que ella misma ha expresado de manera espontánea en medios de comunicación, le atribuye a su caso particular una relevancia que obliga a una búsqueda de respuestas”.

Sostuvo reiteradamente que al cuestionar a Germán Bito no violó el Reglamento del CNM y resaltó que “ésta es una práctica habitual en muchos países con larga tradición en procesos similares donde se acostumbra a realizar profundos escrutinios de forma rigurosa y responsable, abarcando todos los aspectos éticos y técnicos que impacten el quehacer jurídico de los evaluados”.

Dijo que la naturaleza y objetivo del proceso es precisamente identificar, presentar y evaluar los elementos necesarios para la correcta toma de decisiones.  Sin embargo, expresó: “Quiero resaltar en este punto ante ella y ante toda la sociedad dominicana que nunca quise ni ese día ni nunca cuestionar a la mujer, mucho menos a la madre y si alguna de las dos ofendí, pido sinceras disculpas.  Mis preguntas se referían solamente a la jueza  con el solo objetivo de garantizar el ejercicio responsable de sus funciones ante el pueblo dominicano, jamás con la intención de faltarle el respeto y de generar polémicas que pudieran afectar este proceso tan noble”, enfatizó.

Palabras textuales

Lo expresado por el Procurador fue lo siguiente:

“Quiero compartir lo que expresé hoy ante los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura con el único objetivo de contribuir al desarrollo armónico, justo y transparente del proceso de evaluación de los jueces de la Suprema Corte de Justicia.  En primer lugar, tras reflexionar sobre mis acciones y sobre las reacciones que han ocasionado en la opinión pública, hoy me disculpé sinceramente ante los miembros del Consejo, especialmente ante el  Presidente de la República, por la manera sorpresiva sin que las pruebas con que contaba y los asuntos que abordé fueran del conocimiento previo de los demás miembros del mismo.

Si bien esta práctica no va contra el Reglamento, comprendo ahora que pudo ser recibida como lamentable por los demás miembros y así lo reconocí.

Quiero resaltar en este punto ante ella y ante toda la sociedad dominicana que nunca quise ni ese día ni nunca cuestionar a la mujer, mucho menos a la madre y si alguna de las dos ofendí, pido sinceras disculpas.  Mis preguntas se referían solamente a la jueza  con el solo objetivo de garantizar el ejercicio responsable de sus funciones ante el pueblo dominicano, jamás con la intención de faltarle el respeto y de generar polémicas que pudieran afectar este proceso tan noble.

Hago esta aclaración con total sinceridad y consciente de que,  si bien este procedimiento está recogido en el Reglamento que rige las entrevistas y que no viola ninguna disposición del mismo, comprendo también que en nuestro país no existen precedentes de procedimientos de procesos similares previos y esto ha generado una controversia innecesaria en torno a las evaluaciones del Consejo Nacional de la Magistratura.

Cabe señalar que esta es una práctica habitual en muchos países con larga tradición en procesos similares donde se acostumbra a realizar profundos escrutinios de forma rigurosa y responsable, abarcando todos los aspectos éticos y técnicos que impacten el quehacer jurídico de los evaluados.  La naturaleza y objetivo del proceso es precisamente identificar, presentar y evaluar los elementos necesarios para la correcta toma de decisiones.

Encontrándome convencido de la legalidad de los argumentos vertidos y de haber cumplido con mi trabajo, pero a los fines de procurar la continuidad sin reparo de este magno proceso, he decidido voluntariamente y tomado la iniciativa de no participar en la deliberación y votación de la confirmación o no de la magistrada Germán, participando en el resto de los casos,  deliberaciones y votaciones.

Recibír las documentaciones y comunicaciones con que contábamos y no presentarlas, hubiera constituido encubrimiento de una probable violación al Código de Comportamiento Etico del Poder Judicial, no existiendo  un momento más oportuno para verificar estos aspectos de un juez que en el interrogatorio establecido de manera pública, como lo contemplan los reglamentos y como se ha realizado con decenas de otros postulantes, conforme a la transparencia que merece y exige nuestra sociedad.

A este respecto, quiero enfatizar que mi única motivación en todo momento fue cumplir con la tarea que me ha sido asignada. Mi trabajo con el máximo rigor y transparencia  y siempre dentro de los límites establecidos por la ley.

Tengo al mandato por ley de velar por la integridad, imparcialidad, independencia y objetividad de los jueces de la Suprema Corte en un proceso de evaluación que respete del derecho y la libertad de toda la ciudadanía de conocer los hallazgos, cuestionamientos y resultado de todas estas evaluaciones.

De igual manera, tengo el deber de custodiar y proteger el caso de corrupción más importante de toda la historia de la República Dominicana: el caso Odebrecht. Esta circunstancia es clave porque este es un caso que provoca constantes presiones y dificultades a las que estoy dispuesto a enfrentarme para dar cumplidas respuestas a todas las demandas de justicia y transparencia de esta sociedad dominicana.

En el caso de la jueza Germán, el reconocimiento público de un vínculo de amistad asi como las reuniones reiteradas con un imputado en  dicho expediente de corrupción que ella misma ha expresado de manera espontánea en medios de comunicación, le atribuye a su caso particular una relevancia que obliga a una búsqueda de respuestas.

Con esos objetivos y sólo con esos objetivos en mente, he procedido siempre.

Confío en que la sociedad dominicana sabrá comprender el papel que nos ha sido dado en este proceso, las motivaciones legítimas y exclusivamente profesionales que nos mueven, y también la sinceridad de las palabras de hoy en pro del entendimiento y la conciliación .

Nuestra única intención es y será en todo momento contribuir a que el pleno del Consejo Nacional de la Magistratura tome decisiones justas y válidas por un proceso riguroso que garantice legitimidad y con ello se fortalezca el sistema de justicia de la República Dominicana”.

Cartas contra Germán Brito

El 4 de marzo pasado, la jueza Germán se presentó ante el CNM y llegado el turno de Rodríguez, este leyó dos cartas de origen anónimo, la primera de las cuales se refería a presuntos encuentros de la magistrada con el exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, uno de los acusados en el caso de soborno y corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. En la segunda denuncia se señalaba que la jueza posee una villa en una provincia del sur del país, además de un apartamento en Santo Domingo, que supuestamente puso a nombre de un hijo de ella, que el procurador calificó de testaferro.

También el representante del Ministerio Público leyó fragmentos de una carta que le envió el juez José Gregorio Bautista Vargas en la cual éste denuncia de que la jueza Germán Brito, lo contactó en varias oportunidades en gestiones dirigidas a obtener la libertad del supuesto narcotraficante Winston Risik Rodríguez.

José Gregorio, quien actualmente es juez suplente de la Cuarta Sala de Trabajo de la Provincia Santo Domingo, sostuvo que dichas gestiones fueron hechas por Germán Brito cuando él, por disposición el Director General de la Carrera Judicial, conformó junto a la jueza Brenda Galán el tribunal colegiado de Monte Plata, el cual conoció el caso de Winston y su hermano suyo, Nelson Risik Delgado,  implicados en un caso de drogas.

Oleada de reacciones

Los argumentos del procurador causaron el desagrado de la jueza, quien consideró que su actitud no procuraba esclarecer sino causar daño.

Tras el enfrentamiento, la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, utilizó su cuenta en Twitter para expresar su “total inconformidad” por el “maltrato” recibido por Germán.

Además, el exvicepresidente del país Rafael Alburquerque afirmó, por la misma vía, que “el país está indignado por la afrenta perpetrada a un icono de la justicia, como lo es la magistrada Miriam Germán. La prepotencia, las ínfulas y el caliesaje (espionaje) del PGR deberían provocar su destitución”.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal opositor), cuyo presidente, el senador José Ignacio Paliza, así como la diputada Josefa Castillo forman parte del CNM, expresó el lunes que Germán no solo debía ser confirmada en la Suprema Corte, sino elegida presidenta de ese alto tribunal.

Germán, quien elevó un recurso de recusación contra Rodríguez ante el CNM, recibió el respaldo de diversas organizaciones políticas, educativas y sociales del país, algunas de las cuales se apostaron este martes frente al Palacio Nacional para reclamar la renuncia del procurador.

El Consejo Nacional de la Magistratura conoce estos días de las evaluaciones a los jueces de la Suprema Corte de Justicia y de decenas de aspirantes, estos últimos a quienes empezará a entrevistar el 28 de marzo venidero. EFE

Preguntas sin respuestas en torno al caso de la jueza Germán  Brito

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *