Presidenta Argentina llega "atrasada y cojeando" a encuentro con el Papa

imagen

CIUDAD DEL VATICANO – La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, llegó atrasada y cojeando al encuentro el lunes con el papa Francisco en el Vaticano tras haber sufrido anoche un esguince en su tobillo izquierdo.
La mandataria lucía un tutor negro, que le pusieron en un hospital de Roma para inmovilizarle el tobillo.
Ella misma explicó a los periodistas que había llegado tarde al almuerzo con el papa debido al percance.
La Unidad Médica Presidencial emitió un comunicado en el que señaló que la presidenta sufrió la noche del domingo una torsión del tobillo izquierdo mientras caminaba por su habitación.
Agregó que «se le efectuó una resonancia magnética nuclear en el hospital universitario Umberto I de esta ciudad, determinándose el diagnóstico de esguince de tobillo izquierdo».
«Se indicó el tratamiento correspondiente y se inmovilizó la articulación con una férula», concluyó.
El papa argentino almorzó con la mandataria de su país en la residencia de Santa Marta, en el Vaticano, donde reside, en el tercer encuentro con la presidenta.

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios