¿Por qué Haití no proclama desinterés apropiarse de esta parte de la isla?

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

En un amistoso gesto de buena vecindad, Haití “motu proprio” debe saludar al nuevo gobierno que surja  de las elecciones de este 5 de julio en la República Dominicana, haciendo pública una  proclama de sus ciudadanos  anunciando al mundo que desisten de querer apropiarse de esta parte de la isla.

Sería la actitud más sensata, una muestra de convivencia y un mensaje de confraternidad en medio de una situación global altamente conflictiva y beligerante.

Contribuiría esto gesto, asimismo, a estrechar los lazos de unidad entre las dos naciones y se abrirían las puertas para una mayor cooperación. Se produciría un cambio de rumbo y los intercambios se darían más fluidos y fructíferos.

Aquí seguimos obviando en las campañas políticas la discusión y propuesta de solución al tema haitiano. Continuamos de espalda a Haití a pesar de ser una realidad insalvable. Como estamos también de espalda al mar a pesar de que somos una isla.

El tema Haití no mereció el debido debate en el proceso electoral, tal vez por lo accidentado que ha sido por la situación creada por la pandemia del COVID-19. Pero creemos que todavía podemos plantear el tema incluso sin tomar una postura esencialmente anti haitiana, aunque sí proDominicana. Se ha planteado –con mucha razón diría yo- que hay que trabajar a nivel internacional para lograr que socios y no socios del país, entiendan que los dominicanos no podemos cargar con la solución del problema de Haití, que eso tienen que hacerlo los propios haitianos.

En tanto, seguimos obviando que la situación de Haití nos obliga a gastar una buena parte de nuestro presupuesto para salvaguardar la frontera cuando se podría utilizar ese dinero para desarrollar otros sectores del país, como sería la propia zona fronteriza.

Aunque ya no hay tiempo para debates, quisimos hacer  estas consideraciones como ciudadano interesado en que estas iniciativas se tomen en cuenta a partir de la próxima gestión gubernamental, sea quien sea el que gane este torneo electoral.

Creemos que esta reflexión debe interesar a haitianos y a dominicanos:

¿Por qué Haití no desiste de una vez y por todas de mostrar interés por apropiarse de esta parte de la isla? ¿Por qué no se conforman con sus territorios y deciden aplicar un plan a largo plazo para desarrollarse y ganar su propio mérito como ciudadanos de bien y deseo de progreso en el concierto de naciones del mundo?

¿Qué se lo impide? ¿Por qué tienen que tener este sueño irrealizable de querer ocupar esta parte de la isla? ¿Qué lo impulsa a plantearse este despropósito?

Es bien sabido que dirigentes haitianos predican que la isla les pertenece, incluso eso se enseña en los textos educativos y creo que hasta lo tienen plasmado en su Constitución.

Históricamente el Estado dominicano ha tenido que gastar una buena parte de su presupuesto para salvaguardar su frontera, en momentos en que esos recursos debieran utilizarse en los planes de desarrollo del país y, específicamente, en las provincias y municipios fronterizos.

Si los haitianos proclamaran que desisten de querer ocupar esta parte de la isla llevarían una gran tranquilidad al pueblo dominicano,  Y a su propio pueblo.  Abrirían con ese guiño las puertas  de las realizaciones y una mayor cooperación para el l desarrollo sostenible del vecino Estado.

Pero no. Existe un empecinamiento en la “sesera haitiana” de un sector de esa nación que le impide cambiar el chip de la “isla única e indivisible” y siguen predicando el odio por años.  Han usado en su propósito diversas estrategias para lograr el objetivo que incluye la cacareada “invasión pacífica”.

Esos sectores no están solos en estos despropósitos. Cuentan lastimosamente con el concurso de naciones y personalidades que se nos presentan “como amigos del pueblo dominicano” mientras contribuyen a socavar y a menospreciar nuestra nacionalidad.

Pero a pesar de todo, nosotros podríamos contribuir a que el pueblo haitiano logre su propio desarrollo en agricultura,  turismo, minería y en sectores en las que esta parte de la isla ha ido mejorando.

Don Tomás Bobadilla, un insigne patricio parte íntima de la declaración de independencia nacional,  y mucho después el profesor Juan Bosch, plantearon que el general Jean Pierre Boyer quería ocupar la parte española de la isla para repartirle tierras a altos militares haitianos.

Y si eso en esa época no fue posible, ahora ese desaguisado histórico no tiene cabida, es una realidad que ya deben entenderla los haitianos. ¿O hay que hacérsela entender?

La izquierda haitiana creo que tiene cierta raigambre aquí en el país. Cuenta además con el apoyo de Venezuela, Cuba y otras naciones de la región, y parece  tener incidencia en las masas haitianas. Debería por tanto usar ese activo para trazar el rumbo a su país, apartándose del discurso tradicional de “isla única e indivisible” que impulsa para su propio provecho la élite de Haití.

Hecho este introito, planteamos estas sugerencias a considerar a partir de un cambio de actitud en la visión histórica haitiana:

1)      Gestionar vía diplomática que se haga una “proclama conjunta de desistimiento” de Haití para promover alguna iniciativa tendente a declarar la isla como única e indivisible.

2)      Impulsar a mayor escala la cooperación para el desarrollo de Haití sobre la base del respeto a la soberanía  y respeto territorial entre ambas naciones.

3)      Acordar intercambios en el desarrollo tecnológico, educación ambiental y explotación marítima.

4)      Realizar un programa de reforestación intensiva en ambos lados para frenar este flagelo a todo lo largo de la frontera, de manera que se logre revertir paulatinamente la grave situación de deforestación que afecta a esa parte de la isla. “En 1925, Haití tenía el 60 % de sus bosques originales destruidos, hoy en día la cifra es ya del 98 %, al haber sido utilizadas estas zonas para procurarse combustible de cocina, destruyendo además en este proceso multitud de suelos fértiles (Wikipedia)”. 

5)      Gestionar recursos en naciones desarrolladas y organismos internacionales para realizar planes conjuntos que incluiría la reforestación.

6)      Promover la creación de incentivos que contribuyan a la inversión empresarial e industrial en Haití, con capitales dominicanos. Transferir experiencias en la inversión inmobiliaria que coadyuve a la construcción de edificios modernos y, por ende,  a la creación de empleos en la parte haitiana.

7)      Estrechar los lazos culturales sobre la base del respeto a las idiosincrasias de las dos naciones.

of-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
21 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Martha
9 dias hace

Haiti no respeta acuerdos, hasta la fecha se ha demostrado que no los respeta. Aunque diga que lo va a hacer no les crea, tiene una actitud terca. No hacen por ellos pero dedican tiempo a la envidia de lo que el otro hace por eso no avanzan.

antonio roca
9 dias hace

Cuentan con los Americanos y el PRM que de seguro ganara las elections, para cogerse todo.

ASURBANIPAL
9 dias hace

El articulista tiene muy buenas intenciones pero con Haiti esto puede facilmente terminar en el infierno,ya que la costumbre de los haitianos es que sea otro el que les haga el trabajo y si por casualidad ellos ven un beneficio en la empresa que se radique en Haiti inmediatamente los chantajean o se apoderan de esta.
” La proclama de que Haiti no tiene interes en la Republica Dominicana” no es posible,dicho desproposito es lo unico que los une.

MISTER BRUNO'S EX PLD
9 dias hace

MUCHOS AFRICANOS DE SOMALIA Y ETIOPIA ESTAN LLEGANDO A HAITI Y LUEGO SE TRASLADAN A LA REPUBLICA DOMINICANA, Y LOS GOBIERNOS DEL PLD NO HACEN NADA PARA EVITAR ESO.

Luis De New York
9 dias hace

Espejo. Deja de estar escribiendo tantas mentiras. Si los haitianos tuvieran ese interes, el cual tu senalas, los hiatianos revolucionarios no hubiese ayudado a los dominicanos a separarse de Haiti, como tampoco hubieran ayudado a Gregorio Duperron a independizarse de los espanoles. En 1965 los haitianos nos ayudaron en la lucha contra la intervension americana. Los haitianos, a parte de que son unos emigrantes trabajadores, Haiti es el segundo

Luis De New York
Responder a  Luis De New York
9 dias hace

socio economico de RD.

Johnny
Responder a  Luis De New York
9 dias hace

Hermano, tenían que hacerlo por su propio bien, corrían el riesgo de caer tambien en las manos de los invasores.

ROBERTO CONTRERAS
Responder a  Luis De New York
9 dias hace

Luis:
ni te llamas Luis, ni en tu vida jamás has pisado New York. Tú eres otro rastrero haitiano envidioso que sueña con ser dominicano.
Ustedes los haitianos son un error histórico, resultado de una banda de ladrones holandeses buscando donde esconderse, por tanta brujería se han convertido en una plaga que destruyó esa parte de la Isla, y también quieren destruir el lado dominicano

Luis De New York
Responder a  ROBERTO CONTRERAS
8 dias hace

Roberto Contreras. Saca un tiempo y siéntate, aunque sea por primera vez en tu vida, y lee la historia de la isla para que asi no tenga que recurrir al insulto dado tu ignorancias histórica del pedazo de tierra donde naciste. A lo mejor en dominicana no se practica la brujeria?

angel rodriguez
Responder a  Luis De New York
9 dias hace

tu no eres dominicano, nuestra patria se tino de las sangres de nuestros heroes, y te olvidaste del 1822 hasta el 1844. ratrero. patriotero.

Luis De New York
Responder a  angel rodriguez
8 dias hace

Angel Rodriguez. Por favor, en 1822 la RD. no existia, esa parte de la isla hoy RD. era una colonia con un gobierno esclavista controla por los franceses. Anguel investiga para que le pueda explicar a tus hijos la verdadera historia de la isla.

Martha
Responder a  Luis De New York
9 dias hace

Los dominicanos son tambien trabajadores. Y los emigrantes trabajadores haitianos como dices, deben de ir a reconstruir a haiti. Haiti necesita ser reconstruido por su gente.

Luis De New York
Responder a  Martha
8 dias hace

Martha. Eso mismo deberíamos hacer los 3.5 millones de emigrantes dominicano que estamos viviendo fuera del pais. Porque sera que no vamos para dominicana?

Cibao Central
9 dias hace

Y los Tucanos ahí sin usarse, que pena.

julio fernandez
9 dias hace

hay que exigirle a haiti que pague a rep dom los 40 millones de dólares que leonel gasto para construir una universidad allá,pues ese dinero es del pueblo dominicano y leonel no tenia autorización del pleno del congreso.o que el nuevo gobierno se incaute de funglode y la venda para cobrarle a leonel el dinero gastado en esa universidad.

Tak kagaoo
10 dias hace

Amigo, baje de esa nube, para usted negociar con tres haitianos tiene que matar dos, es que la envidia mata ellos ven al Nueva York chiquito de este lado, piense que usted tiene al caballo de troya en su pies, a ese grupos de traidores que están en el pais esos son los peligrosos

Ramon Perez
10 dias hace

Con los sucios negros haitianos todos los acuerdos han sido irrespetados, todos! Se han apropiado de extensiones de terrenos y por vía de hecho cumplido RD ha tenido que cederlos. Jamas cejaran en su demanda proque es la unica via que ven de sobrevivir a una superpoblacion que los presionara como unica via a la supervivencia.Nuestra responsabilidad es construir un enorme muro , de norte a sur en concreta armado, de 10 metros de altura y flanquead

El autor
Responder a  Ramon Perez
6 dias hace

La realidad haitiana es como una “bomba de tiempo” que en cualquier momento estallará en manos de los dominicanos. Nos estamos preparando para la explosión? La propuesta busca que los haitianos cedan por su propia iniciativa. Se adelantarían a las maniobras “fusionistas” que cuecen finos estrategas que según mi parecer, no conviene al pueblo haitiano porque le obligará a una batida sangrienta contra la resistencia de RD.

El autor
Responder a  El autor
6 dias hace

Trato de entender a Luis De Nueva York, su tiempo en USA lo ha puesto a pensar desde la óptica “gringa”, no entiende que esta es una situación de supervivencia de RD. Aquí se registró un hecho histórico trascedental en 1844 que nos separó de los haitianos. La oligarquía de Haití quiere que intereses extranjeros les hagan el trabajo de la fusiónpara ellos apropiarse de nuevo de toda la isla, pero deben olvidar ese “sueño dorado”.

El autor
Responder a  El autor
6 dias hace

No creo ni apaño esos términos racistas de “sucios negros haitianos”, esa es visión cavernícola del tema haitiano. Conocí a políticos haitianos de fina formación intelectual como don Gerard Lafontaine, empresario perseguido por Duvalier y trabajó aquí en el ayuntamiento de la capital. Y quién no recuerda los aportes a la Patria de Duarte que hizo en 1965 el poeta combatiente Jacques Viau Renau.No hay que denigrar al sufrido pueblo haitiano, hay

El autor
Responder a  El autor
6 dias hace

que hacerle entender que en esta etapa historica lo que conviene a Haití es desistir del proposito expansionista que le venden intereses extranjeros. La intelectualidad haitiana debe emprender esta cruzada. Y Luis De Nueva York que se olvide que él es eso, un Luis más en la urbe newyorkina sin intereses que defender en la Patria de Duarte, Mella, Sánchez, Luperón y otros patriotas.