Pastores llaman a recogimiento en la Semana Santa

imagen

SANTO DOMINGO.- El reverendo Reynaldo Franco Aquino, presidente de la Asociación de Iglesias Pentecostales de Jesucristo y de la Comunidad Apostólica Internacional, llamo a celebrar la Semana Santa con moderación, prudencia y en reflexión.
Dijo que «la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección del Señor Jesucristo es un programa de redención a favor del género humano, para restituir a la gracia la humanidad esclava del pecado por la desobediencia del hombre».

«Semana Santa nos recuerda que la presencia del cristianismo es garantía de convivencia pacífica, de desarrollo humano, de fecundidad, de belleza, de arte, explosión de todo lo que hace más noble a la persona, la belleza de una fe que hace y se hace historia, cultura, expresión de vida», indicó.
Agregó que «Dios, que se ha hecho hombre, y muchos hombres, contribuyen con su tiempo, su esfuerzo y su fe a que la representación de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo alcance muchas familias que necesitan ser redimidas»
Manifestó que la vida, pasión, muerte y resurrección del Señor cambiaron el curso de la historia y, gran parte de los derechos de que gozamos los ciudadanos del mundo occidental, de nuestras manifestaciones sociales y nuestra cultura, beben directamente de la novedad que supuso el cristianismo hace más de dos mil años. «Aún hoy, el mensaje de Jesús es transgresor y capaz de renovar a la persona y a la sociedad», señaló.

«La iglesia evangélica de la República Dominicana camina ahora y siempre con la expresión de un pueblo que ha sabido, a lo largo de los siglos, ser fiel a la fe que ha generado nuestra historia de redención común. Este tiempo de Semana Santa es una oportunidad para que todos, pero especialmente los cristianos, realicen un profundo examen de conciencia sobre cómo viven el llamado a la santidad, en el ejercicio de la condición de ciudadanos», sostuvo.

Enfatizó que «nuestro país necesita oxigenarse con dirigentes sociales honestos y democráticos, para proyectarnos con esperanza, lo que llenará de sentido nuestras vidas y nos animará a renovarnos como hombres y mujeres pascuales, para que, renovados en la fe, podamos ser fermento de transformación social y globalizar la solidaridad».

jt/am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios