OPINION: Una mujer formidable

imagen
La autora es periodista. Reside en Nueva York.

Bienvenida sea la licenciada Rosa Esther Fernández Arias de Peguero procedente de Europa, a donde viajó a festejar su cumpleaños: la aguardamos en nuestro amado Nueva York, ciudad en la que se estableció junto a su hermanito, cuando aún no cumplía los 20 años.

La nena Esther, como la llamamos con amor que ella se gana, porque es lo que disemina como abono en el universo, es una de las personas más justas y virtuosas que he tenido el privilegio de conocer…Un ejemplo a emular, empezando por su manera humilde y comprensiva de ser y manejarse en la vida.

Esther es inspiradora por su entusiasmo y dedicación, sumamente inteligente y trabajadora y a las pruebas me remito, cuando se graduó de administración de empresas en Sir Francis University, era gerente de una cadena de escuelas de inglés, la SCS y apoyaba a su hermano Leandro y a su esposo Pablo Manuel Peguero en su negocio de frutas y vegetales en Hunts Point.

Luego de tener a sus hijos Rosemary y a los gemelos Pablito y Stephanie Peguero, mientras los llevaba a tomar sus clases de deporte, música y baile clásico, tomó cursos de actualización e hizo una maestría en contabilidad, continuando el doctorado incluyó psicología y está cerca de cocluirlo.

Rosa Esther Fernández Arias de Peguero

Esther acude a conferencias de crecimiento frecuentemente, Por ejemplo con el afamado médico y escritor Ditpak Chopra, ferias de cosmetología, cursos de orfebrería, etcétera, porque la lectura es su pasión, como lo es la conmiseración y contribuciones a familiares, iglesias, especialmente en Baní, a través de su abuela Mamá Rosa.

Esther me ha ayudado a entender y aceptar la muerte como parte de la vida, porque pese a que también amo la lectura de crecimiento, mi fuerza y valor no tienen una convicción tan profunda como en ella.

El cáncer le arrebató a su amorosa madre Argentina Arias dejando muy jóvenes a sus maravillosos hijos, sin embargo ella valora la oportunidad que Dios le dió de atenderla, lléndose esta con la satisfacción de tener dos hijos ejemplares.

Con su padre y hermanos paternos también ha sido una persona solidaria y amorosa, porque siendo Esther y Leo los hijos del primer matrimonio de Esteban, estos han sido responsables demás con sus hermanos, incluyendo a mi hijo Manuel Esteban Fernández, ( Junior ) a quien aún tratan como a un hermano hijo, tomando parte de la responsabilidad de su padre, quien hoy cumple 67 meses de su partida.

Es mi hija elegida, amiga, consejera, columna moral y espiritual y desde que mi madre la conociera, junto a su hermano Leandro, siempre los colocó como ejemplo en su vida y los amó como nietos hasta el final de sus días en este plano.

Mami mencionaba que Leo, quien trabajaba en el instituto donde primero se graduaron, llegaba primero al apartamentico en donde vivían y a la media noche se iba a la parada del tren en Grand Concourse con calle 167 en El Bronx, a esperar a su hermana, en tiempos difíciles y peligrosos.

Esther es tan genuina, auténtica y lógica, que mis hijos reales no muestran celos por nuestra amistad y complicidad, porque tiene los conocimientos y la forma de convencer sobre la vida y sus desígnios.

En estos días, en que mi alma y mente tratan de conciliar, porque es difícil desconectar mi rutina, en razón de que viví la agenda de mi madre adorada, ese angel de luz quien es Rosa Esther, es mi apoyo espiritual mas elevado, aunque debo reconocer y agradecer que muchos familiares, amigos y colegas tratan de mantenerme ocupada como consuelo.

Es un verdadero privilegio conocer y tratar a esta chica, quien luego de trabajar en World Street y en su propia empresa, se siente complacida de servir a los necesitados, através de una compañía de seguros En Pensilvania, proveyéndoles ayuda que no forma parte de sus obligaciones, especialmente a los ancianos.

En la gráfica tomada por la bella Rosemary Peguero, aparecemos de izquierda a derecha Pablito, Pablo, Yo, Zunilda, Estephany, Esther, Alejandra y su padre Leandro Esteban Fernández.

Felicitaciones por tu natalicio a la hija que todos quisieran tener: Rosa Esther Fernandez de Peguero.



UNETE A LA CONVERSACION

6 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *