¡Presidente, los números no mienten!.

imagen
EL AUTOR es educador, MBA en Finansas con maestría en Contabilidad. Reside en Jersey City, Nueva Jersey.

Las matemáticas no mienten, tampoco la derrota del presidente Danilo Medina en buscar la reelección por un tercer periodo. Hoy, es un día que se celebra en la República Dominicana como si se hubiera ganado el Clásico Mundial del Béisbol, invicto por segunda vez.

La decisión de Danilo Medina de desistir su postulación no es casualidad, sino causalidad. En la historia de nuestra nación republicana, 39 veces se ha modificado la Constitución y en 15 ocasiones fueron modificadas para beneficiar el presidente de turno y reelegirse.

Me llena de alegría el saber que no todo está perdido en nuestro país, que esta vez papeleta y poder no mato a menudo y el pueblo se impuso sobre el poder. Los ciudadanos de esta bella isla entienden que ya es el momento de tomar el destino de la nación en nuestras manos. No importa que tan fuerte sea la lucha, hoy con la decisión de la no reelección, el país da un paso a lo que nos merecemos.

La noche del 22 de julio del 2019, para los dominicanos, es el inicio de la revolución patriótica; donde el amor por nuestro país, se impuso ante el poder de la corrupción, soborno, narcotráfico, delincuencia, nepotismo, e inseguridad ciudadana. Hoy me siento, muy optimista y esperanzado de que ya no seguiremos siendo el pueblo que elige a sus peores políticos para liderar la nación.

El presidente Danilo Medina no pudo resistir que más del 80% de los ciudadanos expresan su rechazo a su reelección. Otros factores fundamentales, hicieron que su interés personal de seguir en el poder, se destruyera con la voluntad de un pueblo que está cansando de tantas mentiras y promesas incumplidas.

Danilo habló en su discurso, de salir orgulloso a las calles para hacer realidad el sueño de un país mejor. El no estaba hablando de la República Dominicana, estaba hablando del país imaginario que todos los que viven de las botellas y dependientes de los beneficios de la corrupción de su gobierno le han creado. Todos nosotros somos lo que vivimos en la pesadilla de sus gobiernos.

Danilo quien estuvo mudo esperando que las aguas estuvieran mansas para ver la brecha por donde colaba su reelección, la unión descomunal de un pueblo dolido y abandonado, no le dio paso a su voluntad.

¡Presidente, los números no mienten!.

El Congreso Nacional está compuesto de 222 legisladores con 32 Senadores (31 por provincias y 1 por el D.N.) 190 Diputados (178 territoriales, 5 Diputados nacionales y 7 de Ultramar). Aquí le explico como no le garantizaron los números al presidente para su reelección:

PRM cuenta con 51 Diputados votaron (No).

PRD cuenta con 14 Diputados votaron (Si).

PRSC cuenta con 10 Diputados votaron 8 (Si) y 2 (No).

PLD cuenta con 107 Diputados votaron 71 (Si) Danilo y 36 (No) Leonel.

PQDC cuenta con 1 Diputado votaron (No).

BIS cuenta con 1 Diputado votaron (Si).

MODA cuenta con 1 Diputado votaron (Si).

Frente Amplio cuenta con 1 Diputado votaron (No).

PLR cuenta con 2 Diputado votaron (Si).

PPC cuenta con 1 Diputado votaron (Si).

La reelección necesitaba un total de 149 votos a favor o un 67%. De un total de 190 Diputados, 98 estaban a favor y 88 estaban en contra de la reelección. En el Senado la matemática era mucho más simple, 24 Senadores a favor y 8 en contra. Para dar un total de 122 votos a favor, cuando es necesario 149 votos para que la modificación de la constitución fuera exitosa.

La única verdad de lo que el presidente Danilo Medina dijo “de hacer lo que nunca se hizo”,es  sin lugar a dudas, que sus gobiernos han sido los peores de toda la historia del país. Ya no más a los peores hijos de esta patria en el gobierno.

Hoy en la mañana, mi café con pan sabe mucho mejor, porque sin dudas una nación huérfana por muchos años dejó sentir su voluntad y puso fin a la voz de la minoría, para que pronto el país estrene un nuevo presidente que no sea de ninguno de los partidos tradicionales. Ya está bueno de otorgar el poder a las mismas personas desde el año 2002, que son los mismos protagonistas: Leonel, Hipólito, Danilo, Miguel Vargas y Luis Abinader. Es hora de darnos un chance, sin miedo ya que hoy sacamos a uno del poder, mañana debemos cerrar el paso todos los demás. Nosotros nos merecemos un presente con sabor a esperanza, a nuevo gobierno, a esa libertad y estado de derecho por la que se sacrificó Juan Pablo Duarte.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *