OPINION: Los partidos políticos y el voto en el exterior

imagen
El autor es abogado. Reside en Panamá

Según las estadísticas, alrededor de 2.3 millones de dominicanos residen en el exterior, entre los cuales, 595,879 estaban inscrito en el padrón electoral de las pasadas elecciones. De un total de 7,529,932 personas aptas para votar. Representando el 7.9%, un porcentaje, que puede decidir elecciones. Se estima que, para el próximo certamen electoral, la cifra podría aumentar hasta alcanzar alrededor de un 10%.

La fuerza del voto en el exterior, cada día es más poderosa, debido al constante aumento de la emigración. Para final del año 2018, en un sondeo de la Gallup el 49% de los dominicanos afirmó, que deseaba emigrar. De acuerdo con el padrón de la Junta Central Electoral el 55.25% de los votos lo concentran: Santo Domingo con 22.28%, el Distrito Nacional con 11.46%, Santiago con 11.46%, en cuarto lugar, el voto del exterior.

Un caudal, que solo ha sido aprovechado por los partidos tradicionales. Mientras que, la mayoría de los minoritarios se han quedado estancados a nivel local. Su liderazgo, solo está interesado en obtener una tajada del pastel. Las manejan como a empresas privadas en que no se admite cuestionamiento al predominio de los lazos familiares y la adulonería, que opaca y trata de imponerse sobre el trabajo realizado.

Y cuando el esfuerzo no es reconocido. Se pierde la motivación, que es el eje que impulsa al crecimiento. Por esta razón, los partidos minoritarios, se mantienen estancados, atrapados en las garras de un grupito, que no los abre para que entre aire fresco y renovador. Es por ello, que encontramos algunos partidos políticos con treinta y cuarenta años sin salir del sótano donde vegetan junto a otros minoritarios, muriendo lentamente obnubilado.

Organizaciones políticas como el partido Nacional de Veteranos Civiles (PNVC) fundado en 1973, la Fuerza de Nacional Progresista FNP) en 1980; el Partido Demócrata Cristiano (PQDC) en 1967 y otros, que ni siquiera alcanzaron el 1% del total de los votos, de las pasadas elecciones, están Enel camino de la desaparición. Dice un refrán popular, que “No hay mal, que por bien no venga” su extinción, redundará en beneficio de otros.

Mientras que unos mueren, otros crecen. Tal es el caso de Dominicanos por el Cambio, (DxC), un partido que, en once años de fundado, por el Ing. Eduardo Estrella, va escalando para alcanzar el nivel de los partidos mayoritarios. Bajo su guía, ha consolidado una poderosa estructura en el exterior. Comandada por un equipo, que sigue su ejemplo, de luchar con honestidad y transparencia por los mejores intereses de nuestro sufrido pueblo.

Entre ellos, el presidente Federal Siros Brenes, Elpidio Rondón y Griselda Alvares quienes, durante la campaña electoral, semana tras semana dirigían reuniones virtuales en que participábamos todos los presidentes y líderes de las distintas filiales del partido. Actualmente, DxC tiene representación en diferentes estados de los EEUU, en Europa, Canadá, Chile, Panamá, Puerto Rico y Aruba entre otros países, que están en proyecto.

JPM

00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
EL OBSERVADOR
EL OBSERVADOR
1 mes hace

Empezaste bien, pero terminastes horrible.
Partido bisagra.