OPINION: La RD ante la crisis de Haití

imagen
EL AUTOR es sociólogo. Reside en Santo Domingo Este.

Es vox populi de la peligrosa amenaza que representa para la R. Dominicana (RD) la grave crisis económica, política, social y humanitaria por la que, desde hace décadas, está padeciendo la vecina república de Haití que, sin lugar a dudas,  amerita tomar medidas preventivas a tiempo, declarando “alerta roja” en  la RD.

La gravedad de esa interminable crisis haitiana cada vez más se profundiza con las violentas y masivas manifestaciones que se están realizando para solicitar la renuncia del presidente Jovenel Moïse que, a la fecha,  han dejado como resultados saqueos y destrucción de propiedades públicas y privadas, con cientos de presos, heridos y muertos.

A ese sombrío panorama se le adiciona la también huida de empresarios y el cierre de diferentes empresas, lo que amplía el desempleo, la desesperación y la miseria de los haitianos que mantiene a ese país como el más empobrecido  de todo el hemisferio occidental.

La profundidad de esa compleja crisis  y la incapacidad de la sociedad política e ineptitud de sus élites económica e intelectual ratifican que Haití es un auténtico Estado fallido.

Esa situación de la vecina república de Haití se refleja en preocupantes  aspectos en la RD:

1.- “Provoca que hordas de haitianos se abalancen hacia RD en busca de comida y refugio”,  lo cual incrementará la inmigración irregular e indocumentada que la  acción militar dominicana no será suficiente para contenerla.

2.- Aumento del trasiego clandestino de armas y drogas que empeoran la  inseguridad ciudadana y las acciones delincuenciales.

3.- La RD tendrá que destinar cuantiosos recursos para enfrentar la reaparición de la malaria y para atender a cientos de mujeres haitianas en gestación.

Entonces, además de reforzar militarmente la porosa frontera, ¿qué otras medidas preventivas y  correctivas puede y debe poner en práctica nuestro  gobierno para proteger los intereses del pueblo dominicano y la soberanía nacional?

El gobierno dominicano tiene que realizar  una firme y sistemática campaña a nivel internacional para llamar la atención de la comunidad internacional, en especial de los organismos multinacionales (OEA, ONU, FAO, Banco Mundial, BID), EE.UU., Unión Europea y  Canadá.

También exigir a los EE. UU. y la ONU que acudan con acciones urgentes, a través de helicópteros, para llevar  comida  para mitigar la hambruna que está afectando a una amplia población de haitianos.

La gravedad de la crisis por la que atraviesa Haití obliga a la RD declarar una “alerta roja” desde ya, porque la indiferencia o falta de prevención sería una irresponsabilidad que afectaría la institucionalidad y gobernabilidad democrática de nuestro país, razón por la cual urge que el gobierno, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil procedan a definir una estrategia general,  objetiva y precisa ante la ingobernabilidad del fallido Estado haitiano. ¡No hay tiempo que perder!

jlopezb18@gmail.com

JPM/of-am

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

5 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *