58 aniversario de la primera muerte de la soberanía nacional

imagen
EL AUTOR ES presidente del PCR.
Un día como hoy 18 de marzo del año 1861, el sátrapa Pedro Santana, presidente de nuestro país  a la sazón, anexa  la naciente República Dominicana al imperio Español , cuando la nación dominicana  apenas tenía diecisiete años de haber logrado la separación  del gobierno haitiano, el veinte y siete de febrero del mil ochocientos cuarenta y cuatro, los dominicanos recordamos con amargura ese fatídico  dieciocho de marzo cuando nuestro país se convirtió en una provincia de ultramar del imperio Español.
 
Esta fecha debe de estar en la conciencia de todo buen dominicano para que acciones  tan protervas y genuflexas no vuelvan a suceder jamás en nuestro suelo patrio.
 
Obviamente este lamentable acontecimiento trajo para la parte este de la isla que apenas tenía aproximadamente ciento treinta mil personas, de las cuales menos de cuatro mil firmaron el acta de anexión, pero es bueno destacar el triste y tétrico  episodio cuando en San Francisco de Macorís se bajaba la bandera nacional para izar la bandera de los españoles, además de resistencia hubo lágrimas y dolor en la zona nordeste y otros lugares de la malograda nación situación concursante que enfrentó de manera cruenta al anexionista Pedro Santana con los patriotas dominicanos, por lo que el sátrapa tuvo que solicitar refuerzos de españoles que estaban destacados en Cuba Puerto Rico que en  ese entonces estaban bajo el poder hegemónico del Imperio dominante, siendo complacido por las autoridades del españolas, situación que generó varios acontecimientos bélicos, resultante de la mala y antipatriótica decisión del sátrapa Pedro Santana y sus adláteres.
 
Recordemos que el dos de mayo del mil ochocientos sesenta y uno, el Coronel José Contreras y Cayetano Germosén se levantaron en armas en moca , donde el Marqués de la carrera y Juan Suero, resolvieron la  situación eliminando físicamente al Coronel Cayetano Germocén , a José  Contreras y a todos quienes les acompañaban, luego Francisco de Rosario Sánchez, quien había cometido un desliz, sirviéndole a Santana y Báez, además de ser el fiscal, donde en un juicio amañado en contra del General Antonio Duverge ,orquestado por la mano siniestra de  Santana, quien por celos políticos que siempre anidó por las destacadas participación del valiente militar ,temido por los haitianos, siendo el héroe indiscutible del Memiso, el Número y Cachimán, además con una destacadísima participación en la batalla de las Carreras, para la época de la anexión estaba en el exilio organizando el movimiento de la generación  nacional y entró por el sur siendo hecho prisionero en el Cercado y luego fusilado el cuatro de julio, la misma suerte corrieron veinte de sus compañeros.
 
Fueron muchas las personas que en dos años, cinco meses y veinte y ocho días que se vistieron de amargura por el golpe mortal encestada en la moral y al orgullo dominicano y a los ideales más excelsos de nuestro mentor  Juan Pablo Duarte y los inmortales Trinitarios.
 
   El oprobio al que fuimos sometidos trajo como consecuencia el inicio de la guerra formal en contra del imperio Español y finalmente el diez y seis de agosto del mil ochocientos sesenta y tres, lo que desde ese glorioso día  se conoce con el  Grito de Capotillo.
 
of-am
¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *