Movimiento mesiánico en el Caribe y su impacto en el teatro y otras prácticas

imagen
El autor es ensayista cultural. Reside en Providence, Rhode Island, EEUU

Por ELVYS RUIZ

Jamaica es la isla de los Rastas, el país del legendario cantante Bob Marley y de otros músicos y activistas comunitarios que lucharon en contra de la injusticia social y la discriminación racial…la isla en donde los británicos subyugaron y oprimieron los negros esclavos.

Rastas o Rastariarismo es un movimiento religioso mesiánico del pueblo de Jah (Dios) que se originó en Jamaica por los años 1930 entre la clase trabajadora y campesinos negros. El nombre ‘Rastafari’ proviene de la expresión Ras Tafari, nombre atribuido a la pre-coronación de Haile Selassie I, quien fuera emperador de Etiopia desde el 1930 hasta 1974. Desde una perspectiva social el Rastarianismo surgió como respuesta al racismo institucional que permeaba en la sociedad jamaiquina durante los años ’30 donde los negros se encontraban en la base de la pirámide, mientras que los blancos opresores y su religión católica en la cima.

Marcus Garvey fue instrumental en la creación de la toma de conciencia entre los negros de Jamaica acerca del urgente retorno a sus respectivos países en África. El animaba a los negros de la diáspora a sentirse orgullosos de sí mismos, y a entender el beneficio del regreso permanente a las tierras que les robaron los europeos, pero más importante, el regreso para el disfrute de la naturaleza y la sabana.

Si los blancos tuvieron a Jesús Cristo, para muchos negros, el nacimiento de un nuevo Cristo negro ocurrió después de la coronación de Haile Selassie. Los Rastafarians finalmente encontraron su propio salvador. Los Rastafarians querían asegurarse de que todos los negros entendieran la importancia del movimiento mesiánico. En la región caribeña la presencia de Garvey se encuentra documentada en muchos aspectos de la vida de los negros.

Por ejemplo, a través de expresiones como la danza y el teatro él pudo influir en su propia gente, sabiendo que el teatro tiene más impacto que cualquier otra forma de discurso político.  En Jamaica escribió y escenificó una obra teatral sobre la coronación de Haile Selassie y en la República Dominicana fue clave en la formación del teatro Guloya, y de la escenificación de las obras “David y Goliath”, una versión suya, y “El Toro”, entre otras piezas teatrales.

Su influencia no solo la encontramos en el arte, la cultura y el movimiento laboral, pero de igual manera en algunas organizaciones religiosas. La iglesia de “Zión” por ejemplo es una de las primeras iglesias de origen africano en llegar a San Pedro de Macorís en la República Dominicana.

Debido al acelerado crecimiento de la industria azucarera, para finales de los 1800s y principios del 1900 llegaron a la República Dominicana más de 7,000 ‘Cocolos’ (término que en sus inicios fue considerado peyorativo y con el cual se designaron a todos los negros provenientes de las islas inglesas tales como St. Kitts, Antigua, Anguilla, Tortola, etc.) a trabajar en las plantaciones de caña de azúcar en su mayor parte desde Barlovento.

Aunque las condiciones en las cuales vivían en la República Dominicana y la compensación que recibían eran ridículas, optaron por quedarse en el país principalmente porque la crisis económica y el desempleo en muchas de las islas inglesas del Caribe era espantosa. Como consecuencia de la grave situación de desempleo y precariedad de vida muchas personas con habilidades técnicas emigraron a otros lares en búsqueda de mejorar sus vidas y las de sus familias.

Esa migración hacia nuestro país formó una nueva diáspora de negros en una nación donde la aberrante negrofobia se encuentra institucionalizada y la verdadera identidad etnoracial de origen africana negada entre los propios dominicanos.

cafeydomino@yahoo.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

2 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *