Monte Plata y su historia: Peralvillo

imagen

Pues, continuando con la historia de la provincia Monte Plata corresponde al ahora al municipio Peralvillo (Dionisio de Peralvillo localizado a unos 7 kilómetros del municipio de Yamasá, un territorio de rica y variada vegetación compuesta, principalmente, de árboles frutales y una abundante plantación de cacao cosechado mayoritariamente para la exportación generando el ingreso de divisas al país.
Con una población que sobrepasa los 21, 000 habitantes, limita al norte con Cotuí y Cevicos, al oeste y al sur con Yamasá y al este con Monte Plata, cabecera provincial. En sus fértiles terrenos es desarrollada una amplia gama de productos agrícolas de ciclos cortos, y en el ámbito comercial registra un ciclo importantes activos destacándose los negocios de almacenes, ferreterías y colmados, así como algunos centros de diversión y expendio de bebidas alcohólicas, y fue elevado a municipio el 16 de junio del año 2004.

Pero fue fundado en el año 1601 tras llegar al lugar un ciudadano español llamado Villo, quien se dedicó a la siembra de grandes plantaciones de peras, y de acuerdo con fuentes históricas, personajes que se dedicaban a acciones revolucionarias y guerreras civiles usaban el lugar como punto de referencia para darse citas denominándolo como
Peral de Villo.

Esta es , precisamente, la raíz del nombre Peralvillo, la unión de dos palabras, un nombre compuesto. Se señala, además, como otro motivo que el hombre fuera nativo de Peralvillo, una comunidad perteneciente a Ciudad Real en España, antigua capital de La Mancha.

Ubicado en una altitud de 148,98 kilómetros sobre el nivel del mar y con su población de mas de 21 mil habitantes, lo que resulta a razón de unos 1289,0 habitantes por kilómetro cuadrado, Peralvillo es un municipio acogedor y sus
laboriosos habitantes suelen ser hospitalarios con el visitante a lo largo y ancho de los 132 kilómetros cuadrados que tiene el municipio.

En buen remate, se puede decir que la provincia Monte Plata, ahora un grupo empeñado en llamarla provincia Esmeralda, por el verdor de sus campos, con sus 5 municipios y sus 7 distritos, su significativa producción agropecuaria y los ingresos generados por el turismo, es región dotada por la naturaleza y premiada por la Gracia
de Dios, razones por las que se comprende la importante cifra de su aporte al producto interno bruto.

Para una historia breve, aunque no a vuelo de pájaro, pero para ser publicado en los diarios, digitales e impresos, no existen muchos datos sobre la fundación y la evolución social y económica de Peralvillo, municipio de una de las más jóvenes provincias del país, surgida y formada como consecuencia del alto grado económico experimentado gracias al desarrollo de la industria azucarera en la zona, cuya economía fue atrayendo, como es natural, extranjeros estimados en unos 847 mil 979, equivalentes al 8.23 por ciento de la población total, de los cuales, según consta en el último censo nacional de inmigrantes, más de la mitad ( unos 497 mil, 825 son ciudadanos haitianos.

El dato, oficial pero no actualizado es bastante generoso, pues en los últimos años han llegado al país unos 40 mil ciudadanos venezolanos y la inmigración haitiana alcanza cifras astronómicas.

A finales del siglo pasado fueron publicadas varias obras de investigación en las que se da a conocer el amplísimo flujo de ciudadanos haitianos hacia el país, generando de esta manera preocupaciones serias entre nuestros connacionales y los estudiosos del género.

LA AUTORA tiene maestría en ciencias políticas, es dirigente del PRD y reside en Estados Unidos

Es señalada Monte Plata como la tercera provincia más pobre del país y esto, realmente, parte el alma parte el alma, pues con sus riquezas naturales y la riqueza humana (gente laboriosa) no ha tenido hasta el momento verdaderos representantes, auténticos, dispuestos a someter ante el Congreso Nacional proyectos tendentes a acelerar la economía de la provincia y estimular, con el desarrollo de eventos y lugares, sano esparcimiento e incentivos a los lugareños, así como la instalación de centros de educación superior, específicamente de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Creo que con una buena gestión congresual, con carácter de seriedad, responsabilidad y solidaridad se puede aportar mucho a esta provincia y a su gente, y, asimismo, pienso que los hijos ausentes de la provincia pueden enaltecerla y
colaborar, siempre en lo posible, para que Monte Plata, tierra hermosa y fértil, pueda al fin iniciar el despegue al futuro inmediato y al desarrollo social y económico que merece porque mi provincia necesita con urgencia representantes con sanas aptitudes y dispuestos a ser auténticos monteplateños.

of-am



UNETE A LA CONVERSACION

3 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *