Mayor atención a la niñez

imagen
El autor es profesor universitario. Reside en Santo Domingo.

Por JOSE DIAZ NIN

La niñez es cada vez más corta. La gente dice que estos muchachos de ahora nacen sabiendo, y es así, ya no se regalan muñecas ni pitos ni carritos en los días de reyes.

Hoy los niños quieren aprender a manejar un dispositivo electrónico. Ya los libros, el respeto, la dignidad humana se va esfumando con el tiempo. Quieren ganar dinero rápido y las niñas embarazarse antes de tiempo, quizás o sin quizás, buscando sustentar gastos que esta sociedad no le promete.

Los niños de ahora son insensibles y usted se pregunta por qué, pues es porque consumen materiales provenientes de las redes que con el tiempo consideran normal o permisivo.

Un ejemplo de ello son las novelas y películas cargadas de pornografía, la publicidad engañosa y los lujos que exhiben los artistas con flow, eso es lo que se vende hoy, y lo que acondiciona el comportamiento en el devenir de esa niñez que nadie protege.

La idea de que todo, hasta el dinero, se consigue sin estudiar, violentando leyes y costumbres de la sociedad.

Lamentablemente los niños de esta generación se están formando, o deformando, como digo yo, fuera del hogar. Sin libros, sin juguetes, sin amor a la familia, aunque esto es lo que quieren los empresarios dueños de los medios de producción y comunicación.

Esa juventud que hoy vive, está dispuesta a vender su fuerza de trabajo donde no ponen el valor a su preparación porque no la tienen. Y no se han preocupado por ella.

Decía el Dr. Balague, en uno de sus discursos, cito” Pobre es aquel que no sabe trabajar” y agrego, el que no sabe valorar o poner precio a su preparación para el trabajo.

Los niños de hoy, que son la juventud de mañana, aspiran a ser peloteros, artistas del género urbano, expertos en manejo de programas y páginas digitales, obviando, en su caso, conocimientos básicos como lo es la producción de alimentos y medicinas, asi como, las normas elementales de la convivencia social.

Es esa juventud la que se deja arrastrar por el consumo de estupefacientes y el más peligroso, por el consumo de materiales inductivos y nocivos que reciben de las redes.

Es esa misma juventud la que demanda cada vez más, dinero para sustentar sus gastos, la que quiere trabajar para comprarse un celular de última generación, es esa misma juventud la que extorsiona a sus padres, la que están dispuesto a todo para lograr sus propósitos.

Es esa misma juventud la que delinque y, lo peor en todo caso, la que hace infeliz a toda su familia porque llega convertir esos comportamientos en graves enfermedades o graves problemas sociales.

Y pregunto ¿Qué ha lograse en los avances de la juventud en una calle, de cualquier barrio, que con menos de un kilómetro operan unas 10 bancas de apuestas y hasta tres negocios de expendio de cigarros electrónicos?

Definitivamente hay que poner mayor atención a la niñez. Hay que hacer una revolución que cambie la forma de educar y de preparar a esa población del futuro.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios