Mantengamos la calma: una gripe común no lo mismo que COVID-19

imagen
El autor es médico neurólogo. Reside en Santo Domingo

En nuestra condición de Cordinador de la Comisión de Salud de la Academia de Ciencias, junto al Dr. Luis Scheker Ortiz quien la preside y el Dr. Modesto Cruz, miembro de la comisión, emitimos juicios de apoyo a las primeras medidas tomadas por el Ministerio de Salud Pública y enfatizamos que era de importancia capital reforzar el 911 con unidades especializadas para trasladarse a donde se encuentren los posiblemente infectados.

En estos tiempos, si el amable lector rememora la película Titanic, pudiera recordar que, en el momento crítico de su hundimiento, la orquesta seguía tocando hasta el final. La profesión médica tiene este símil, fue la que elegimos y esa es nuestra responsabilidad ante la sociedad.

Una de las primeras pandemias de gripe que se conoce pudo ser la documentada por Hipócrates (Padre de la Medicina) en el año 412 a.C. El habló de episodios de “fiebre epidémica”. Hace unos 11 años, la última pandemia decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue la de la influenza AH1N!

En la oportunidad el virus se determinó que entraba al organismo a través delos ojos, la nariz y la boca (igual que este Covid 19). Una vez ahí, se adhiere a las células que residen en las fosas nasales y la garganta. Lhemaglutininas (H) sus proteínas de superficie, son como ganchos que se unen a los receptores de ácido siálico que se localizan en la parte externa de las células humanas.

El virus es entonces capaz de entrar a infectar la célula. Esto marca el inicio de la infección. Al igual que el Covid, se aloja unos 4 días en la garganta, de ahí que se aconseja hacer gárgaras con agua bien tibia, limón y sal ayudan pues, no resiste el ambiente caliente y ácido, viene a resultar que es una prevención muy económica para evitarlo.

Importante destacar que estas son medidas que no han pasado por un rigor científico, pero sí sabemos que ayudan y esto desde los tiempos de los abuelos.

VICTIMAS

Sabemos que las principales víctimas son los adultos mayores, los inmuno-suprimidos (Cáncer, HIV), los diabéticos descompensados, los obesos, las embarazadas, las personas enfermas de asma, tuberculosis y cardiopatías significativas.

Sin embargo, una observación muy importante para evitar el pánico: sólo el 20% de los casos confirmados ameritan obligada hospitalización (y solo en el caso de dificultad respiratoria, se hace obligatorio), el resto se pueden mantener aislados en sus casas, tomando las medidas adecuadas para no infectar.

Deseo enfatizar al pueblo dominicano que el 80% de los casos que puedan aparecer de pacientes confirmados en el país, pudieran tener un cuadro leve, sin mayores complicaciones.

El 15% de mortalidad que exhibe este virus es en el segmento poblacional de más de 80 años con co-morbilidades asociadas. La mortalidad en personas jóvenes es estadísticamente casi depreciable por los pocos casos de muerte, que se han presentado en este segmento poblacional más joven.

En cuanto a lo neurológico, en el exterior, se han presentado algunos casos de encefalitis (inflación del propio cerebro), pero con buen pronóstico de recuperación. Siguen siendo las medidas de higiene y reclusión las más efectivas en su prevención. Todos somos responsables por igual, por lo que todos debemos cooperar.

La Comisión de Salud de la Academia de Ciencias de República Dominicana apoya las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo para el control de la propagación del covid-19.

SUGERENCIAS

En particular saludamos el que haya un mejor equipamiento de los hospitales destinados al aislamiento de los posibles y los ya confirmados como infectados, así como la liberalización de los laboratorios clínicos para poder hacer la determinación de si se tiene o no la enfermedad.

Esta prueba se hace con una técnica que permite valorar partículas del ADN del ser humano a fin de identificar microorganismos que pasarían desapercibidos en un análisis cualquiera, en las infecciones esto se llama “carga viral”.

No debemos llevarnos de rumores, sabemos que condiciones como las actuales generan ansiedad, pánico, insomnio y desesperanzas. Mantengamos la calma, una gripe común no lo mismo que covid-19.

Si usted puede inhalar, inspirando aire profundamente y lo soporta por 5 o 6 segundos, es muy probable que usted no esté de cuidado, le recomendamos consumir muchos líquidos, especialmente agua.

Finalmente, no puedo dejar de pasar la oportunidad para saludar también la designación del doctor Jorge Marte como asesor médico del Poder Ejecutivo y como miembro de la Comisión de Alto Nivel para Prevención y Control del Coronavirus.

Me consta que este colega tiene una capacidad incuestionable y que aportará considerablemente en las gestiones para disminuir la propagación de este virus en territorio dominicano.

Mis últimas líneas, y espero les llame a la reflexión, amables lectores: sigamos disfrutando de este encierro preventivo. Pronto volveremos a la normalidad, esta es una enfermedad importante de las vías respiratorias, pero no del alma, que la sonrisa del pueblo dominicano no desparezca por un virus,
joseasilieruiz@hotmail.com

JPM/of-am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a