Los acuerdos comerciales de la República Dominicana

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

En la actualidad la República Dominicana es signataria de 5 acuerdos o tratados comerciales que le ofrecen la oportunidad de comercializar los productos originarios (denominación de origen), con cero tasas arancelarias y que son una gran brecha para que la agricultura, la agroindustria y los fabricantes de productos textiles hagan sus esfuerzos para aprovechar dicha brecha. Los acuerdos son una asociación para crear intercambios comerciales entre regiones o países, facilitando la entrada y salida de bienes originarios de cada país, también pueden incluir acuerdos culturales, de migración y promoción de la paz.

Los 5 acuerdos comerciales internacionales que tiene la República Dominicana con el resto de los países son:1. Acuerdo de Libre Comercio con la Comunidad del Caribe (CARICOM) del 20 de agosto de 1998. Este Acuerdo sobre Comercio de Bienes y Servicios, Inversiones y Cooperación Económica está formado por 13 países. 2.Acuerdo de Libre Comercio de Bienes y Servicios con Centroamérica, firmado el 16 de abril de 1998, están Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras. Las partes acordaron la eliminación del arancel aduanero. 3.Tratado de Libre Comercio entre RD -Centroamérica y los Estados Unidos (DR-CAFTA), firmado el 5 de agosto del 2004. El CAFTA tiene como objetivo motivar el crecimiento y diversificación del comercio en la región. El tratado elimina el 80% de los aranceles. 4.Acuerdo de Asociación Económica (AAE), en inglés: Economic Partnership Agreement (EPA), es de cooperación económica y comercial entre África, El Caribe y Pacífico y la comunidad europea y sus Estados miembros. Firmado el 2008. El objetivo es promover y acelerar el desarrollo económico, cultural y social de los estados miembros. 5.Acuerdo de Alcance Parcial entre RD y Panamá firmado el 25 de julio de 1985. Manifiesta una lista de productos de una vía y de doble vía de los bienes que se originen en la República Dominicana y la República de Panamá, siempre que cumplan las reglas de origen.

Aparentemente, las oportunidades que se derivan de esos acuerdos, se vieron truncadas por varios factores que limitaron la producción nacional como fueron la aparición del COVID-19 que paralizó la industria, la producción agrícola, el transporte aéreo y marítimo; el turismo y movilidad de las personas por el encerramiento de casi un año; la falta de seguimiento y cumplimiento a los tratados comerciales, como también las asimetrías tecnológicas y de producción con los países desarrollados que se traducía en ventajas comparativas, donde los países menos desarrollados se convirtieron en importadores y dependientes.

El desarrollo de la globalización y el de la tecnología los acuerdos abundan por todo el mundo, sobre todo: los comerciales, culturales, de migración y de paz, para permitir mayor participación a los países cuya economía no se habían desarrollado lo suficiente para competir con los países desarrollados. El intercambio de productos de alta tecnología proviene de los países desarrollados y por el contrario, los productos como el Oro, la Plata, Nickel y productos agrícolas provienen de los países menos desarrollados. Eso explica el porqué las vacunas llegaron de último a estos países.

A la llegada de la pandemia Covid-19 los acuerdos no funcionaron, pues los países dueños y fabricantes de las vacunas contra el COVID-19 no tomaron en cuenta esos acuerdos y los países menos desarrollados no pudieron adquirir las vacunas a tiempo y en proporción a los acuerdos vigentes. Luego de producirse la escasez por la parálisis de la economía mundial, los tratados quedaron como si no existiesen. Para ser parte más activa en esos acuerdos los países menos desarrollados deberán cumplir con sus cuotas adaptándose a las necesidades de desarrollo que requiere el momento.

Es importante mantener los tratados comerciales porque aún existiendo esas falencias en tiempo de crisis económica, de crisis de la globalización y de crisis de la producción mundial, ellos garantizan dentro de la precariedad grandes oportunidades de negocios y permiten a los países más vulnerables obtener productos de alta calidad tecnológica que no producen y que deben apresurarse a producir productos  de alta necesidad para la industria o adquirir la tecnología su propia industria.

of-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios