Legión de Bailarines Jóvenes realiza exitosa función y se acerca a España

imagen
Agua Viva fue el número más aplaudido en la función especial de la Legión de Nuevos Talentos, de la versión XI de Edanco, Festival Internacional de Danza Contemporánea.

 

SANTO DOMINGO.- La función del pasado jueves del  XI Festival Internacional de la Danza Contemporánea evidenció la calidad danzaría criolla.

Decenas de personas se presentaron al Palacio de Bellas Artes dinero en mano  para colaborar con el viaje a  la Universidad Juan Carlos de España de la Legión de Bailarines Jóvenes, pero quedaron fuera porque la sala Máximo Avilés Blonda ya no admitía una persona más.  Todo lleno.

Los artistas jóvenes compensaron ese esfuerzo y apoyo con un espectáculo con el más alto nivel profesional, dirigidos por coreógrafos maestros que estuvieron con ellos por meses trabajando para que este espectáculo fuera inolvidable.

La función inició con un ballet clásico como lo es El Quijote,  con coreografía de Marius Petipa y música de Ludwinfg Minkjus, en paso a dos (pas de deux), a cargo de Johan Manceboy Perla Massiel Marmolejos (con variación masculina  de Engels Méndez y femenina  de Gabriela Checo, con la coda (final de movimiento, cadencia expandida) a cargo de Mancebo, Checo y Méndez, en una ejecución académica que satisfizo el público y provocó aplausos y gritos de loas al desempeño.

Luego  hicieron Inmigrado, referencia cuasi-teatral a la búsqueda de un espacio diferente al del origen propio, conociendo una patria desconocida y un lenguaje que no es el propio. La creación  coreográfica es de los interprételes: Malvin Montero, Alexis Abréu, Oscar Báez, Robert González, Carlos García, Jean Pierre Ozuna, Doraysa de Peña, Tommy Rosado, Yojanel Bruno y Samuel Ramírez.

La pieza mística del programa fue A-Men, con coreografía  y vestuario de Marcos Rodríguez, sobre música de Philip Glas y Charlotte Martín y  todo el elenco.

El número cumbre de la noche fue Agua Viva, montaje exitoso de exquisita expresión visual, enriquecida por un vestuario sugerente y efectos visuales de tierna acometida poética. Se robaron el corazón del público. Entrega corporal y espiritual de estos jóvenes danzantes en un espectáculo de altísima garra profesional, estética de altos vuelos.

Agua  Viva, de la  coreógrafa Annabelle López Ochoa trabajada por Stephanie Bauger, fue la pieza más impactante de la noche, aquí los bailarines se expresaron con mayor fluidez y mostraron el talento que esta legión puede ofrecer.

publico bailarines
El público abarrotó la sala Máximo Avilés Blonda del Palacio de Bellas Artes, pagando hasta 500 pesos y más, para apoyar el viaje a España de los 30 talentos que se presentaban.

jpm

 

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios