OPINION: Laudo arbitral de US$ 336 millones incierto para RD

imagen
EL AUTOR es contador público autorizado. Reside en Miami.
Un pasivo contingente colgará como espada, contra los dominicanos, si perdemos caso legal que costará 100 millones en honorarios, por el tiempo, pruebas, testimonios, reenvíos, apelaciones y negociaciones que conlleva esta demanda que no luce muy clara a favor de CDEEE y el Estado dominicano.
Miren esto: garantizar el dinero para terminación y puesta en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), independientemente del tiempo y resultados del reclamo de 708 millones adicionales que llevan a cabo los constructores, fue el acuerdo.  No parar obra, no despedir a nadie, terminar y luego peleamos legalmente, para evitar pagar sobrecostos, es el plan.
Si la sentencia da razón al consorcio, entonces los fondos se cargan al Estado, y si es favorable a la CDEEE, entonces el consorcio deberá reponer a Gob. en 45 días. Eso da risa. Firmar un papelito, sin tenerse una fianza sólida, no es una garantía económica por US$336 millones, que no tienen en cash, ninguna de las 3 empresas del consorcio, ni activos líquidos por ese valor.
Caso parecido sucedió en Guatemala, y produjo un arbitraje beneficiando a Jaguar Energy, perdiendo los chinos constructores de obra; por eso recibirán $129 millones, no los US$390 que esperan más daños y perjuicios.
Eso se quiere lograr contra Odebrecht y socios constructores, favoreciendo a Catalina y al Estado dominicano, pero aquí, hay cláusulas y situaciones que no son parecidas y quienes pagaremos el plato roto somos los dominicanos con impuestos para ver nacer a Catalina, sin saber si su producción será estable y barata como han prometido.
Falta hacer prueba de potencia, que debe hacerse antes de ponerla suplir en las redes y eso toma tiempo.
Pero el tema legal es lo que no se sabe cómo terminara y mientras tanto hay demanda de 790 millones por trabajo hecho cubicado y no pagado, subiendo el costo total de Catalina a US$2,687 millones y esto se pone bueno.
Jaguar Energy Guatemala, planteó un arbitraje contra la firma China Machine New Energy Corporation (CMNC). La compañía reclama $300 millones por incumplimientos en la construcción de una planta de 300 MW en Escuintla. “El arbitraje se presentó ante la Cámara de Comercio Internacional con sede en París y se efectuará con base en las leyes de Nueve York” y lo conocerán jueces en Singapur.  “…ese monto incluye sobrecostos en los que se incurrirá para finalizar el proyecto, penalidades, anticipos pagados a CMNC y pagos pendientes a proveedores”, confirmó José Sarmiento, gerente de JEG.
El Tribunal Superior de Singapur determinó el monto que recibirá la empresa.
El juez del Tribunal Superior de Singapur, Kannan Ramesj, confirmó un resarcimiento de 129 millones de dólares para la empresa Jaguar Energy Guatemala LLC como resultado de los daños y perjuicios ocasionados del arbitraje que mantenía con una empresa china, la cual la acusó de corrupción y tácticas ilegales en el contrato de construcción de su planta en Guatemala.
Además, China Machine New Energy Corp. (CMNC) acusó a la carbonera de impedir que sus empleados testificaran sobre un supuesto enfrentamiento violento entre los constructores y los guardias de seguridad.
Sin embargo, en 2015, los árbitros indicaron que las acusaciones no guardaban relación con los reclamos por incumplimiento de contrato de Jaguar.
El caso
CMNC firmó un contrato en 2008 para construir una planta de energía en Guatemala para Jaguar, por alrededor de 450 millones de dólares. Durante el contrato, las dos empresas intercambiaron reclamos hasta que, en 2013, Jaguar decidió terminar el acuerdo.
El 25 de noviembre de 2015, el tribunal emitió su laudo en el que aceptó en su totalidad la demanda planteada por Jaguar Energy y rechazó, por falta de mérito, la casi totalidad de las contrademandas por 800 millones de dólares presentadas por CMNC.
Algo similar tendrá Catalina, pero en base a trabajo hecho y no cubicado, nada de violencia, ni robos, pero sí de sobrecostos.
Solución fue sacar $336 millones que serán reembolsados para cualquiera de las dos partes, en pugna y fueron tomados del presupuesto 2018 y con avales de préstamos porque Catalina tiene que funcionar en 2019, o el PLD pierde de calle, tomando como base la sentencia que surja del tribunal de arbitraje. Contratistas no ponen cash, solo su trabajo que alegan no se les quiere reconocer.
Este fondo se divide en dos partes, una partida de US$136 millones, correspondiente a saldo pendiente de amortización, y otra de US$200 millones que serán transferidos a una cuenta en custodia o escrow cuyos desembolsos se harán a medida que se cumpla el cronograma de la planta.
Jiménez Bichara y Aristy Escuder dejaron claro que el acuerdo marco para la continuación del proyecto Punta Catalina no implica el reconocimiento del reclamo que por US$708 millones mantiene el consorcio como necesidad adicional a los US$1,945 millones de valor contractual de la obra.
of-am-sp
¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *