La última llamada de Guaroa Moreta 

imagen
El autor es escritor y periodista. Reside en Estados Unidos

Te fuiste sin decirme nada el último día de tu muerte después de llamarme el 21 de noviembre en horas de la tarde, tu voz se enmudecía y con ronquidos me decías “casi no puedo hablar, estoy perdiendo la vista y ya mis arterias me tienen el cuerpo desestabilizado, siento un dolor tan fuerte que me quita la fuerza y me desespera.

Pienso que me llamó para despedirse, al decirme “esta es la última llamada que te hago, Dios te bendiga”. Esa despedida me llenó de melancolía, por el sólo hecho de saber que ya no escucharía las teorías poéticas de mi querido Guaroa Moreta Batista, hombre de letras, hombre de musas lúcidas que obligaban a cualquier lector de su literatura a consultar el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Su grandilocuencia en la oratoria lo consagraron como el maestro de maestro que dependiendo con quien socializara manejaba el idioma español, a los fines de acomodar el léxico y tornarse entendible ante su interlocutor.

Oh mi querido maestro, ya no está conmigo, ni con los seguidores de tu lúcido verbo, sin embargo, no nos dejaste huérfanos, nos acompaña tu legado, plasmado en “La huerta de la libertad”.

In memoriam  

La madrugada del 6 de enero del 2022, partió a su cita ineludible con el Sumo Hacedor del Universo, el poeta y orador de Bonao, profesor Guaroa Moreta, atrofiado por los años (87 mandarriazos vivenciales), como acostumbraba a decirle a sus años cumplidos.

Moreta era el último de los escritores consagrados de la literatura de la provincia de Monseñor Nouel, uniéndose así en el parnaso celestial nouelense con el doctor Emilio Antonio Muñoz Marte (Milito), profesor Marino García, profesor Egidio Arsenio Velásquez Sosa, la maestra Carmen García y el doctor Caracciolo Vargas Genao, reconocidas plumas de la literatura barroca. 

El eximio vate nació el 6 de mayo de 1934, bajo la tutela de sus padres, el pundonoroso y aguerrido militar Don Florentino Moreta Féliz y doña Paulina Batista Bautista, era el cuarto vástago de la familia. Le sobreviven sus hijos, Guaroa Florentino, Mayda Myrloth, Sissy Scarleth y Rafael Guaroa.

La formación intelectual de Guaroa provenía más de la autodidáctica que de las academias. Su verbo retórico y su cultivo intelectual lo llevaron a ocupar posiciones de primer orden en la política nacional, llegando a convertirse en uno de los hombres de confianza del otrora líder político, doctor Joaquín Balaguer Ricardo.

En el quehacer educativo, fue honrado por la Universidad Adventista Dominicana con una licenciatura Honoris-Causa, la cual se le otorga en el campus de esa alta casa de estudios ubicada en el Distrito Municipal de Villa Sonador, Piedra Blanca, Monseñor Nouel, el 5 de abril del año 1992.   

Parte de su vida la dedicó a la literatura dejando como herencia a las presentes y futuras generaciones las obras tituladas: “Huerta de la Libertad”, “Girones Sapienciales”, “Luminares de la Historia”, “Las proles de mis dolores”, “Mixtura de Amor” y “Medicina Natural & Gratitud Eternal”; entre otros títulos de trascendencias geniales. 

El profesor Moreta fue el mejor orador que parió la provincia de Monseñor Nouel y el único orador natural que le quedaba a la República Dominicana; su vida fue quijotesca, conoció la cima (cumbre) del éxito y la sima (abismo) de las adversidades vitales.

En las postrimerías de su carrera como escritor, unificó esfuerzos con los escritores y periodistas Marino Báez y Juan Amadís, ejecutivos de la Editora Ideario Global, para publicar los textos Palpitares de Bonao, Memorias de Guaroa Moreta y Anécdotas y Relatos Nouelenses, Vivencias de Guaroa Moreta.

Amén de su fecunda obra literaria y sus aportes intelectuales de primer orden, a los fines de poner nombres y apellidos a la literatura de los escritores de la provincia Monseñor Nouel, Guaroa también fundó, el 5 de septiembre del 1997 la Unión de Escritores Monseñor Nouel, entidad que surge para agrupar a los cultivadores de las letras, poniendo en alto su empeño por el desarrollo de la literatura. 

Es justo darle a este emérito e intelectual pico de oro, como lo hemos denominado en Ideario Global, aunque sea después de su muerte, el lugar que los nouelenses no se atrevieron a darle en vida, al igual que a otros fervientemente y eminentes maestros y escritores que sin soslayar un instante lo dieron todo a cambio de nada.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Sandrita Esmeralda
Sandrita Esmeralda
4 meses hace

Como es la cosa? el ultimo dia de tu muerte o el ultimo dia de tu vida? que alguien me explique…

Tony Balbuena Peña
Tony Balbuena Peña
4 meses hace

El colega y hermano periodista, Marino Báez, sin lugar a dudas le hace un aporte sorprendente e importante, sobre la vida y los aportes de nuestro inmenso profesor Guaroa Moreta Batista. A mi me cabe el placer y orgullo de ser seleccionado en vida por él, para acompañarle en su primer programa de radio, «El Mundo en su Hogar», a través de las ondas hertzianas de la primerísima, RADIO BONAO.
MI DESEO, ES QUE BELLAS ARTES, lleve su nombre.