La telaraña del magnicidio….

imagen
El autor es político y profesor de historia. Reside en Santo Domingo

Cierto que el complejo de avestruz nuestro frente a Haití, con el paso del tiempo, ha ido evolucionando hacia una mirada más atenta; pero, aún hay frentes descubiertos y sutiles matices que no son atendidos con la debida atención, e incluso, por nuestra prensa y “Opinión Pública”. Un ejemplo de cómo defenderse sin caer en justificaciones -y muy a pesar del involucramiento de algunos de sus nacionales (independientemente de que actuaran en calidad de “mercenarios”, “contratados” o “sicarios”)- es el caso de Colombia que, ante el magnicidio del presidente de Haití, ha actuado con rapidez y eficacia en tres líneas: a) colaborando, b) poniendo en el contexto la trama y los pormenores; y c) cuidando su imagen-país y gobierno. Por supuesto, nuestro país “…no tienes velas…” ahí.

No obstante, creemos que ya es hora, y creo que estamos reaccionado, de que nuestro país asuma una política mas proactiva frente Haití, en todos los frentes, pues por mas que nos queramos curar en salud, siempre habrá insinuaciones o, cuando no, la intención aviesa de cargarnos con un problema histórico-estructural que nos es nuestro y cuyos beneficiarios históricos-fácticos se hacen de la vista gorda, aunque sus intereses -de toda índole-, inversiones y tutelaje los delate.

El asesinato del presidente Moïse, es un acto criminal y condenable que debe ser esclarecido y cuyos responsables -materiales e intelectuales- procesados; y, de paso, la comunidad internacional junto con los haitianos, están obligados a propiciar -como ha propuesto el país- un “….diálogo político…” o, salida política-electoral a los fines de superar la crisis sociopolítica, y mas que ello, de ingobernabilidad endémica en Haití que, como ya hemos escrito, no puede ser explicada a la luz de la manida teoría de “Estado fallido”.

Haití necesita múltiples reformas políticas-estructurales que son imposibles de concretizar sin la voluntad geopolítica y asistida de la comunidad internacional, pero de manera concurrente y sistemática de Francia, Estados Unidos, Canadá; y en menor medida -y ya es mucho (la carga migratoria y sanitaria)-, de nuestro país.

Igual, y emulando a Colombia, nuestro país debe seguir cuidando, por todos los medios, nuestra imagen-país ya de cables de prensa, informaciones no confirmadas o insinuaciones aviesas que pretendan, a si fuere, relacionar a nuestro país, nacionales u empresas con nada que tenga que ver con el magnicidio que dio al traste con la vida del presidente de Haití.

Por último, es mas que evidente -por todas las informaciones que han trascendido- que el magnicidio del presidente de Haití es de factura haitiana en el contexto de una lucha por el poder y perpetuación de un statu quo -de élites- ya insostenible.

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
7 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Blietskrieg
Blietskrieg
1 mes hace

Cuando era yo adolescente leí que en Venezuela,cuando la dictadura de Pérez Jiménez,a importantes presos políticos,les amarraban en sus espaldas un cadáver humano para que encima de dicho preso se pudriera.Esa era una fatalidad para dicho preso.
Nuestro país debe evitar la comunidad internacional nos haga lo mismo,si ésta no afronta su responsabilidad con nuestros hermanos haitianos.

Luis De New york
Luis De New york
1 mes hace

Sr. Cruz.No pida intervención para Haiti.A usted no le asiste el derecho de pedir intervención para un pais que no sea el suyo.Todo los pueblos tienen la capacidad de resolver sus problemas, siempre y cuando se dispongan

Dios, Patria y Libertad
Dios, Patria y Libertad
Responder a  Luis De New york
1 mes hace

Los haitianos son un injerto maldito en el continente.
Descendientes de tribus que mantienen sus diferencias étnicas y creencias intactas.
Haití no es ni ha sido República ni nación.
Es un inviable conglomerado tribal salvaje.
SE JODIO RD.
Haití es vecino pero NO amigo.

Ojo crítico
Ojo crítico
Responder a  Dios, Patria y Libertad
1 mes hace

Los haitianos deben ser llevados a donde pertenecen
África.

Luis De New york
Luis De New york
Responder a  Ojo crítico
1 mes hace

Dios Patria y Liberta. No hable muy duro, que los primero esclavos africano donde los llevaron fue a la parte de la isla, hoy RD. Y la isla entera era una colonia española. Los franceses no existían en la isla.

Luis De New york
Luis De New york
Responder a  Luis De New york
1 mes hace

Leer y Ojo Critico.

Hi Camilo
Hi Camilo
1 mes hace

El Articulista no maneja una serie de Variable que se dan a lo interno en Haití, este momento existen más de 200 grupos que se denominan partidos, cada uno dice tener la solución a la compleja situacion, además la gente del Norte entienden que los del sur son los culpable de lo que ocurre, la Oligarquía impone la forma que se debe gobernar manteniendo sus intereses, si no se ponen de acuerdo a lo interno, el esfuerzo internacional fracasa.