La revancha de Luís Inácio Lula Da Silva

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

Brasil es el nombre de un árbol y de un gran país, pero esta vez me referiré al país más grande de América y que pasó por la esclavitud más cruel de América Latina, por una dictadura de más de 20 años y vivió en los últimos tiempos con una crisis democrática, teniendo un presidente preso y una presidenta destituida.

Me refiero al ex presidente de Brasil Luís Inácio Lula Da Silva (1 de enero 2003 al 31 de diciembre 2010 (dos veces presidente de Brasil), un sindicalista, político del partido de los trabajadores (PT). Fue acusado de corrupción en el año 2017, apresado y hecho prisionero con una condena de 20 años, pero después de cinco años en los tribunales fue absuelto y ahora puede llegar a ser presidente de Brasil frente a su contrincante Jair Bolsonaro.

Este artículo lo he escrito el viernes pasado, las elecciones de Brasil son el domingo 2 de octubre y para esa fecha Lula Da Silva ya ha ganado la presidencia de Brasil.

Por otro lado, Dilma Vana Rousseff ex presidente, economista y política brasileña del PT, que había continuado el liderazgo de Lula Da Silva y había sido elegida presidenta de Brasil en 1 de enero del 2011-2018, pero fue destituida en el 2016 por un impeachment por el congreso de la República, pues fue víctima de una conspiración, que la acusó de falsear las cifras del presupuesto o fraude.

Lula Da Silva

Hay que conocer la historia de los pueblos para poder predecir el futuro con certeza y está nación tan poderosa que se erigió entre la espada, la esclavitud y el fuego ha sido una de las naciones que parió un gobernante con las condiciones de Luís Inácio Lula Da Silva, líder de multitudes y que fue encarcelado a la velocidad de un rayo y convirtiendo en el arresto en el más rápido en la historia de un expresidente en América Latina, con falsas acusaciones y por el hecho de haber desarrollado el país a los niveles económicos más altos y lo había enclavado en esperanza de una América Latina unidad. Las grandes inversiones lo demuestran.

Hoy ha retornado al ruedo de las luchas políticas que lo catapultan el próximo domingo como seguro ganador de las elecciones presidenciales de Brasil y con ello encarnará nuevamente las esperanzas de los brasileños de vivir una mejor democracia y poder ser faro de luz para toda América Latina y el mundo. Se recuerda que cuando Lula salió del poder en el 2010 dejó la economía de Brasil creciendo en un 7.5% del PIB, el más alto en los últimos 24 años y colocó a Brasil como la séptima economía mundial.

Este hombre fue perseguido inmisericordemente y acusado de crímenes y delitos que no cometió y eso lo demostró en los tribunales de su país donde durante 5 años de prisión fue encontrado inocente. Al momento de su arresto había sido ovacionado por multitudes de sus seguidores, dos veces presidente y contaba con un 80% de aprobación de la gente de Brasil.

Era un representante importante de las masas obreras y campesinos; sus actos políticos congregaban las más grandes multitudes, quienes lo postularon en 1989, 1994 y 1998 perdiendo en ambos periodos. Luego participó en las elecciones del 2002 y las ganó abrumadoramente. Asumió la primera presidencia el 01 de enero de 2003. Fue elegido con el 61% de los votos. Dos mandatos que concluyeron exitosamente el 1 de enero del 2011.

Saco de la pobreza a más de 20 millones de personas, llevó la economía brasileña a niveles nunca vistos, promovió las empresas brasileñas y financió los principales proyectos de desarrollo en América Latina. Solo la crisis financiera del 2008 hizo que la economía cayera de la séptima posición a la novena, a nivel mundial.

Una manifestación en el 2013 arrasó con la bandera roja del PT por las medidas económicas impuestas por Dilma Rousseff, dentro de las cuales aprobaba una agenda de combate a la corrupción y se acusaba a los ejecutivos de Petrobras. El abogado Sergio Moro se encargó de las acusaciones y del manejo de la delación premiada en el caso Lava jato. Todo esto considerado una conspiración a lo interno y externo de la nación.

La democracia estaba en juego y la oposición tramó el descrédito de Lula y Dilma. Los movimientos de protestas se impusieron y Lula va a la cárcel y el fin de la historia todos las conocemos: Lula fue descargado por los jueces, puesto en libertad por la falta de pruebas, hoy tenemos a Lula como candidato a la presidencia y se ve como un seguro ganador porque las masas se han dado cuenta que todo fue una trama para evitar que el gobierno del Partido de los Trabajadores PT siga sacando la gente de la pobreza.

of-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
1 1 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Victor L.
Victor L.
1 mes hace

Tenía que esperar los resultados,Lula no ha ganado, está muy cerrado las elecciones. Bolsonaro esta adelante.

Luis De New York
Luis De New York
Responder a  Victor L.
1 mes hace

Victor. El Sr. ogando dijo cuando escribió el articulo. El articulo no esta fuera del contesto político brasileno. Victor, perdona, pero tu esta desfasado en cuanto a las elecciones de Brasil. Como informe. Lula logro el 47.88% y Bolsonaro 43.68. Victor, haz un calculo, de cuanto tiene que coger Bolsonaro para ganarle a Lula.