La loma de Rogelio

“El padre Rogelio llamó a la población a la desobediencia cívica… encabeza marcha sin rumbo en protesta por Loma Miranda…Rogelio con su proyecto en Nueva York…no hay forma como explotar Loma Miranda….Loma Miranda no se negocia…Hay más de tres mil hombres que están dispuestos a atrincherarse allí…el país no tendrá paz si no es creado por ley el Parque Nacional Loma Miranda…crea tapón…no tenemos presidente, sino un títere…”. Pidió a los dominicanos no mandar a sus hijos a las escuelas, no pagar los impuestos, conducir en sentido contrario y romper vidrios en las calles. ¿Pero en qué se fundamenta el padre Rogelio para oponerse de manera tan radical e intransigente a la explotación de Loma Miranda? En sus frecuentes declaraciones a la prensa solo hay amenazas, muy serias y peligrosas para la estabilidad del país; las poquísimas veces que se refiere a las razones medioambientales por las cuales se opone a la explotación, se limita a decir que es una zona generadora de lluvias, que contaminará las aguas y afectará la salud de la población, basándose al parecer en estudios superficiales, de instituciones no especializadas en el tema, incapaces de realizar un informe técnico, donde se ponderen los efectos medioambientales que se puedan producir en el presente y en el futuro en los terrenos del proyecto minero, con sus variantes alternativas que modifiquen o alteren los recursos naturales para lograr un equilibrio entre la explotación minera y el medio ambiente, de manera de obtener la maximización del bienestar para la comunidad. El país tiene muy buenas expectativas para la explotación minera, entre ellas se ha anunciado la existencia de una gran veta de oro en San Juan de la Maguana, pero lo más importante es la eventualidad de zonas de alto potencial de hidrocarburos en la provincia de Azua; también puede haber yacimientos en el lecho marino, área aun no explorada; si el petróleo que se encuentre es de buena calidad y en cantidad suficiente, la situación económica del país podría cambiar radicalmente. El destino de los recursos mineros es su extracción para realizar una actividad económica que nos permita satisfacer nuestras necesidades, debemos alegrarnos por tenerlos pero parece que fuera una maldición. El padre Rogelio “quemó las naves” con Loma Miranda, pues se ha tornado violento, soberbio, irrespetuoso, irreverente, agitador, un líder de barricada; cree que ésta es su oportunidad para afianzarse como líder ¿político? pues ha declarado haber dejado de lado sus oficios religiosos para ocuparse cien por ciento de este proyecto. Debe tener cuidado pues la sotana es la que lo ha empujado hasta donde está, si la dejase se convertiría en un pequeño líder de la dividida izquierda dominicana y pronto sería olvidado. Siguiendo con su política de promoción y para mantenerse vigente, el padre Rogelio realizará una actividad musical anti explotación de Loma Miranda, el próximo mes de noviembre, que se llamará Siete Días con Miranda, un plagio de Siete Días con el Pueblo, celebrado en la ciudad de Santo Domingo y otras ciudades del país en noviembre de 1974, el cual fue todo un éxito popular y político con artistas nacionales e internacionales reconocidos, dándole a esta actividad una calidad igual al actual Festival Presidente, la izquierda en su mejor momento, la época oscura de Balaguer; pero ahora estamos en otros tiempos, la izquierda colapsada, artistas desconocidos y una causa traída por los moños (creación del Parque Nacional Loma Miranda), tenemos que emular a Cervantes cuando dijo “nunca segundas partes fueron buenas”. ¿Quién es el “Fouché” de Rogelio? ¿Quién aporta los recursos para financiar tantas actividades y viajes? La única lucha conveniente para el pueblo dominicano sería para impedir la explotación de Loma Miranda o de cualquier otra mina, si no se demostrara, sin lugar a dudas, una explotación sostenible con la capacidad técnica adecuada para realizar la explotación sin que se produzcan efectos medioambientales negativos. Pero si los informes técnicos-científicos que realicen organismos internacionales competentes indicasen que las condiciones socio-económicas y ambientales y las tecnologías de explotación minera garantizan una explotación sostenible y segura para el medio ambiente, es un crimen de lesa humanidad oponerse a la misma por propósitos ajenos al bienestar del pueblo dominicano. tommymejiapou@hotmail.com

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios