La industria dominicana crece y se diversifica

imagen
EL AUTOR es economista, catedrático universitario e investigador. Reside en Santo Domingo.

Buenas políticas conducen a buenos resultados!

La diversificación de la industria manufacturera local y de las zonas francas sigue apoyando el crecimiento de la economía dominicana, como resultado de las políticas públicas implementadas por la actual administración con el objetivo de rescatar y relanzar la industria en todo territorio nacional.

El informe del Banco Central de la República Dominicana sobre el desempeño de la economía dominicana en el primer trimestre del año 2022 pone de manifiesto el relanzamiento industrial al indicar que el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo una expansión de 6.1% con relación al mismo período del año pasado. Durante el período evaluado, la manufactura local aporto 4.4%; las zonas francas, 7.6%; y el comercio, 8.0%.

En el primer trimestre del año, la manufactura local presentó un crecimiento de 4.4 % a partir del aumento en las ventas y en la producción de las actividades que la conforman, tales como: fabricación de productos de la refinación de petróleo y químicos (9.8%), elaboración de bebidas y productos de tabaco (6.2%), industrias de alimentos (0.6%) y otras manufacturas (9.9%).

La industria de alimentos registró un incremento de 0.6%, sustentado principalmente por el desempeño en el procesamiento de carne (4.5%) y aceites y grasas de origen vegetal y animal (3.5%), entre otros productos alimenticios como panadería, frutas, legumbres y hortalizas congeladas.

También, la elaboración de bebidas (refrescos, cerveza y ron) y productos de tabaco mostró un crecimiento interanual de 6.2%, que responde a la activa demanda interna de estos productos, así como la actividad de fabricación de sustancias y productos químicos que aumentó en 16.0%, debido al incremento en la producción de productos farmacéuticos, jabón y preparados de limpieza y pinturas.

Con relación a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), estas recibieron un espaldarazo a través del decreto 31-22, publicado a principios de año.

En la Encuesta Trimestral de Opinión Empresarial al Sector Manufacturero que elabora el Banco Central, correspondiente a enero-marzo 2022, un 33.8% de las empresas consultadas señaló que su condición mejoró y un 39.5% indicó que se mantuvo igual. La evolución del sector industrial se mantiene en condición estable y positiva.

Para el mes de mayo pasado, el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) registró un crecimiento interanual de 4.8%, con una variación de 5.6 % durante enero-mayo 2022 comparado con el mismo período de 2021. Los sectores con más peso en estos resultados, dejando fuera a hoteles, bares y restaurantes, fueron: manufactura local, zonas francas y comercio.

La manufactura local contaba con 137,921 empleos formales y ventas por RD$336,669 millones para un crecimiento interanual de 23%, según el Reporte de seguimiento de coyuntura de este subsector.

Cabe destacar que la manufactura local ha aportado al Estado dominicano más de RD$66,500 millones, encabezado por los subsectores de: elaboración de bebidas, refinamiento de productos derivados del petróleo, fabricación de cemento, cal y yeso, productos farmacéuticos, de plástico, de sustancias químicas, y de jabones y detergentes.

Las exportaciones industriales del país, desde mayo de 2021 al mismo mes de 2022, alcanzaron a US$780 millones. En la actualidad, las exportaciones de la industria manufacturera dominicana se destinan no solo a países con lazos comerciales tradicionales, como Haití, Estados Unidos y Puerto Rico, sino también a otros de más reciente vinculación tales como: Jamaica, Países Bajos, Costa Rica, Panamá, Taiwán y Guyana.

En los primeros cinco meses del año, la manufactura de zonas francas creció en 7.6% inducido por la demanda externa de los bienes producidos en el sector, alcanzando un monto de US$3,192.1 millones. Este resultado representa un crecimiento interanual de 12.7%.

Los productos de zona franca con resultados más favorables fueron: farmacéuticos, 48.1%; confecciones textiles, 21.9%; artículos de joyería, 21.0%; equipos médicos y quirúrgicos, 19.7%; y manufactura de calzados, 4.1%.

Este sector es el de mayor crecimiento en el empleo. De acuerdo con las informaciones suministradas por el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), al mes de marzo de 2022, el sector zonas francas alcanzó un total de 182,214 puestos de trabajos directos. Esto implica un crecimiento interanual de 7.9%.

Con relación a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), estas recibieron un espaldarazo a través del decreto 31-22, publicado a principios de año. El mismo instruye a todas las instituciones públicas a cargo de programas de alimentación, alivio de la pobreza o protección de personas menores y adultas en situación desfavorecida, a que realicen los procesos de compra de estos productos exclusivamente a MIPYMES industriales, debidamente calificadas.

La relevancia de esta medida se confirma en el hecho de que las MIPYMES representan cerca del 90% del tejido industrial dominicano y contribuyen al desarrollo económico del país por medio de la reducción de la pobreza, la inclusión económica y la generación de empleos. Estas variables sirven de abono a la paz social y la convivencia pacífica.

Los impresionantes resultados en materia industrial y comercial son fruto de políticas públicas atinadas, previamente informadas y consensuadas con los distintos actores, en el marco del rescate y relanzamiento del sector industrial dominicano.

Buenas políticas conducen a buenos resultados.

sp-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios