Juez impone cárcel a dueño de restaurante por robar a sus empleados

imagen
Richard Bivona

NUEVA YORK (EFEUSA).- El propietario de un restaurante fue condenado hoy a cumplir seis meses de prisión por trampas para defraudar y no pagar a sus trabajadores y a pagar más de 132.000 dólares de forma retroactiva en salarios a 23 empleados, informó la fiscalía general de Nueva York.

Richard Bivona, propietario del Southampton Princess Diner, y el exadministrador del establecimiento, John Kalogeras, fueron acusados de no pagar a los trabajadores y hacer trampas para defraudarles prometiéndoles que recibirían su salario, incluidas las propinas, indicó la fiscal general Barbara Underwood en un comunicado.

El juez Fernando Camacho, de la Corte Suprema del condado de Suffolk, en Long Island, sentenció a Bivona a cumplir cárcel y pagar 88.428 dólares a 15 trabajadores por salarios no pagados entre agosto y diciembre del 2016.

También tiene que pagar otros 43.583 dólares a otros ocho empleados a los que debía salarios, entre enero de 2017 y febrero del 2018.

La corporación RJT Food & Restaurant, LLC, también fue acusada en este esquema de robo de salario e igualmente se le impuso una multa.

El pasado 9 de marzo Bivona se declaró culpable de esquema para defraudar, un delito mayor, y del delito menor de falta de pago de salarios, mientras que Kalogeras, a quien se impuso también una multa, se declaró culpable de falta de pago de salarios.

De acuerdo con la fiscalía, Princess Diner ha operado durante décadas en Southhampton y en agosto del 2016 Bivona lo compró a Kalogeras y su familia y mantuvo a éste como su administrador.

Indicó además que Bivona mantuvo a los empleados -cocineros, lavaplatos, cajeros y meseros- que habían trabajado para el restaurante durante más de diez años.

Pero, entre agosto y diciembre de 2016, Bivona y Kalogeras no les pagaron su salario, que a menudo incluía horas extras, según lo exigido por la ley. Bivona retuvo la mayoría de las propinas de tarjetas de crédito o les pagó sólo una parte varias semanas después.

Tanto Bivona como Kalogeras prometieron repetidamente a los trabajadores que el pago era inminente, pero muchos trabajadores nunca recibieron su salario o sólo pagos esporádicos después de esperar semanas, agrega el comunicado de la fiscalía.

En los últimos ocho años, la Fiscalía general ha recuperado más de ocho millones de dólares en salarios para empleados de restaurantes en la ciudad y más de 31 millones de dólares en salarios para más de 21.000 trabajadores en todo el estado, destacó Underwood.

Comparte: